De viaje en Rovaniemi, por Kashit0

Publicado el

Nuestra “corresponsal” en Finlandia, @Kashit0, visitó Rovaniemi y hoy nos trae su crónica de viaje. En su travesía por la zona visitó la ciudad y, como no, Santa Village.

Recordamos unos datos sobre la ciudad… Rovaniemi es la capital de Laponia y el lugar donde vive Papá Noel. Se sitúa justo en el Círculo Polar Ártico. Es de las ciudades más grandes en cuanto al territorio, si bien es verdad que gran parte está desocupado. Es la ciudad ideal para disfrutar del sol de medianoche.

Veamos lo que nos dice ella sobre el viaje…

Renos

Salí desde Helsinki. Estuvimos comparando precios de viajes, la mayoría de la gente va en tren o en autobús, pero el viaje de ida nos salía baratísimo y al final decidimos ir en avión con Norwegian. Salimos sobre la una y desde el avión ya empecé a enamorarme: ¡¡¡TOOOOOODO nevadísimo!!! ¡¡¡Precioso!!! No lo esperaba tan nevado, así que imagina mis gritos.

Una vez en el aeropuerto, salimos a la puerta buscando autobuses. Esto es importante saberlo antes de viajar allí: No hay un servicio de autobuses, solo hay unos microbuses que te dejan en los hoteles. Al principio entendí que teníamos que haberlo reservado con antelación, así que cuando me fui a enterar, el microbús ya estaba lleno, y me dijo que “luego venía a buscarnos”. Pero “luego” significaba “dentro de tres horas, cuando venga el próximo avión”. Es decir, estos microbuses solo hacen un viaje por avión y no hay que reservarlo con antelación. Cada billete cuesta unos 7 euros, no recuerdo bien, pero más o menos era eso. Cuesta un poquito menos si vas de pie. Al final no nos quedó otra que ir en taxi, pero como éramos cuatro (conocimos a un brasileño que se unió a nosotros por Rovaniemi) el precio fue el mismo.

Renos

Nosotros fuimos al Hotel Rudolf, 25 €/noche. Está muy bien. La única pega que le pongo es que la llave hay que recogerla en el Hotel Santa Claus (en el mismo centro de Rovaniemi) y hay que andar un ratito, que con las maletas y la nieve se hace pesado. Mis acompañantes también dijeron que el Wi-Fi llegaba mal, pero bueno. Es como un “apartahotel”, no hay ningún control, ni recepción, entras y sales cuando quieres con tus llaves.

Nada más llegar, dejamos las maletas y corrimos a conocer la ciudad. Eran las cuatro, ¡¡pero parecían las 23:00!! y hacía -4ºC, pero un frío muy soportable. Recorrimos el centro, las calles comerciales, el río y llegamos a la iglesia, que está un poquito más a las “afueras” (es una ciudad muy pequeñita). Es muy curiosa porque su cruz, iluminada, es roja… imagino para que se vea con la nieve. Luego hicimos un minimuñeco de nieve y sobre las 12 nos fuimos a dormir.

Rovaniemi

A la mañana siguiente madrugamos. ¡Íbamos a conocer a Papá Noel! Santa Claus Village abre a las 10, y está a las afueras de Rovaniemi, como a media hora en un trayecto precioso. Fuimos en autobús urbano, nos costó unos 4 euros. Podías comprar ida y vuelta juntos, pero preferimos no hacerlo por si lo perdíamos. La frecuencia es como cada hora o así, no recuerdo bien, pero nos lo explicaron perfectamente en la oficina de turismo el primer día. El trayecto, como te digo, una maravilla. Todos los bosques nevados, las carreteras, las casitas (suelen ser pequeñitas). Pensé que me podía quedar a vivir allí siempre… hasta que vi a los niños ir y salir del cole (era el mismo bus… y pensé que debía ser demasiado duro).

Llegamos sobre las 9:30 así que dimos un paseíto por los alrededores. Entrar a Santa Claus Village no cuesta nada, es gratis. Nos paseamos por las cabañas del hotel, en los árboles vimos ardillas, y muy cerquita estaba el parque por el que los renos te dan un paseo en trineo. Cuesta unos 15 euros por persona y 100 m. A mí me hacía mucha ilusión, pero al verlos me dio penilla… Son muy pequeñillos, pero preciosos.

Rovaniemi

A las 10 entramos a la casa de Papá Noel. ¡¡Estábamos ansiosos!! La entrada también es gratuita y nos recibe una elfa simpatiquísima que nos dice que Papá Noel nos está esperando. A su lado hay un cartel que dice que está prohibido hacer fotos, pero yo me porto un poco mal… me hago la despistada… y hago unas pocas… aunque al ser sin flash y haber cosas en movimiento salen fatal. La luz es cálida, ves las casas nevadas desde dentro, regalos, y solo suena un tictac tictac: es el reloj que marca la cuenta atrás para que Papá Noel nos visite el 24 de diciembre. 😀

Y por fin, nos recibe Papá Noel. Es un salón muy navideño, con su árbol decorado, su chimenea. Papá Noel nos dice que nos sentemos junto a él, que está muy contento de que hayamos venido, que desde dónde venimos. Al decirle que de España, nos pregunta si de Madrid, y le explicamos que un poco más al sur. Nos pregunta que si queremos hacernos una foto con él. Un elfo nos dice que nos acerquemos, que no tengamos miedo. Nos despedimos de Papá Noel y nos agradece la visita, y nos dice que nos ve en muy poquito, en Nochebuena, que nos portemos bien. 🙂

Renos

A la salida una elfa nos explica que podemos comprar la foto: Hay distintos formatos, 3 copias y una grande… nosotros compramos la más barata: 25 euros tamaño folio más o menos, en un cartoncito con ventanita y con una fundita navideña plastificada para protegerla de la nieve que me vino genial. También estaba la opción de comprar un pen con un vídeo de toda la visita a la casa, en el que salía yo sin parar de hacer fotos…

Junto a la casa de Papá Noel se encuentra su Oficina de Correos. Es un saloncito navideño, con su mecedora junto a la chimenea, un árbol de Navidad y montones de cajas y sacos llenos de las cartas a Papá Noel de niños de todo el mundo. Además, tiene una tienda donde puedes comprar tus postales y escribirlas en una mesa que hay al fondo, junto a buzones llenos de cartas clasificadas por países (¡España estaba a tope!). Hay dos tipos de buzones. En el buzón naranja se ponen las cartas serán repartidas en los próximos días, ¡las del rojo serán entregadas por el mismísimo Papá Noel el 24 de diciembre! Además, estas postales tendrán el matasellos especial del Círculo Polar y más específicamente ¡el de la Oficina de Correos oficial de Papá Noel! 🙂

En próximas entradas nos seguirá explicando cómo fue su visita por Rovaniemi. ¿No os dan ganas ahora de ir allí? ¡Hasta la próxima! 🙂

2 comentarios en “De viaje en Rovaniemi, por Kashit0

    Kashit0 dice:
    14 Diciembre, 2013 at 13:10

    Qué bonito ha quedado.

    Las palabras se quedan cortas para describir un viaje así. Totalmente recomendable 🙂

    alvarezgalloso dice:
    14 Diciembre, 2013 at 22:08

Deja un comentario