Visita Korkeasaari, el zoo de Helsinki

Publicado el Actualizado el

Este verano volví al zoológico que hay en Helsinki. Ya fui de pequeño, aunque apenas me acordaba. Si algo recordaba eran los osos, que ahí seguían. Desde luego, el zoo de la capital finlandesa es bastante particular por su localización, y es que está situado en una isla. Ya os dejé ver en el Vlog de este verano cómo es, y ahora os lo explico.

Este es un zoo bastante antiguo. Korkeasaari se inauguró el 1889, lo que quiere decir que este año fue el 125 aniversario (vivir para ver…). Allí se pueden encontrar toda clase de animales y de muchas partes del mundo. Desde osos hasta camellos.

KorkeasaariLa isla en la que se encuentra está al este del centro de Helsinki, yendo en dirección a Kulosaari. Si vais en coche hay señales que indican dónde está, no tiene pérdida. No puedes ir directamente a Korkeasaari en coche, tienes que dejarlo en un aparcamiento (aunque no es muy grande). Si pilláis el bus, podéis coger el 16 en la estación central de ferrocarril o el ferry desde Kauppatori o Hakaniemi.

Yo tuve la suerte de que nos acompañaron hasta el aparcamiento, y ahí fuimos caminando hasta allí. El paseo es precioso, ya te empiezas a rodear de naturaleza. Es el preludio de lo que encontrarás. Hasta hay figuritas de madera de animales, como de zorros.

El tema de los precios en Korkeasaari… Como en todo sitio turísitico, es algo caro, 12 euros por adulto (la mitad los menores). Pero bueno, he visto cosas peores. El punto de venta está antes de entrar a la isla. Luego tienes que atravesar un puente, que tardas como un minuto o dos para pasarlo.

Al llegar ya vimos que lo que predominaba allí era la naturaleza. Incluso había algunas aves sueltas, que no parecían temer a los humanos. Eso sí, el resto de los animales, en su sitio. Imaginaos ver un oso en medio del camino… Cuando estás ahí, no piensas que estás en un zoo, como mucho en una reserva natural.

Oso en Korkeasaari (zoo de Helsinki)

A diferencia de en otros sitios, no te abruman con animales cada metro, excepto en la zona de Ásia y África, que está cerrada. Algunos de los bichejos que me llamaron la atención fueron los osos, por la postura en plan “hazme una foto” que muestro en la imagen, también los felinos en general (tigres y todo eso, eran majestuosos) o las serpientes, que las adoro -cuando hay un cristal de por medio.

Para volver ya cogimos el barco, y hay que decir que no está mal. Creo que costaba unos siete euros el ticket (¡uff!). Pero luego las vistas son estupendas, ya sea de otras islas o de Helsinki. Imperdible.

A la noche, cuando ya estábamos en casa, vimos un programa de televisión de Andy McCoy (tal vez lo conozcáis por la banda Hanoi Rocks). Justamente, ese preciso día, ¡¡lo daban en Korkeasaari!! Ahí confirmé algo que ya sospechaba, no había visto a los monos y sus culos rojos.

En fin, ¿alguien ha visitado este rincón? Estaría genial conocer vuestras experiencias, ahora que ya veis que me lo pasé genial 😃.

7 comentarios en “Visita Korkeasaari, el zoo de Helsinki

    Nuska dice:
    25 octubre, 2014 at 10:21

    No recuerdo haber ido nunca a un zoo, así que no sé cómo están los precios aquí. Lo que he podido ver por la tele, es que todo está abarrotado y los pobres animales viven en malas condiciones :/

    Saludos

      mifinlandia dice:
      25 octubre, 2014 at 19:51

      Pues este no está tan abarrotado, de hecho a mí me parece que tienen bastante espacio en comparación con otros. Ves la imagen de los camellos? Pues hacia atrás hay mucho más espacio, fíjate 😛
      Saludos!

    gsolanoasuncion dice:
    31 octubre, 2014 at 15:56

    ¡Quiero ir! No soy un gran fan de los zoos por algunas razones. Pero definitivamente quiero ir por si me impresiona positivamente 🙂

      mifinlandia dice:
      31 octubre, 2014 at 15:58

      Es una visita muy chula, aprovecha ahora que todavía hace más o menos buen tiempo (vamos, que no está el termómetro bajo cero). Yo tampoco no es que sea un loco de los zoos, pero ese está bastante bien 😛
      Saludos!

        gsolanoasuncion dice:
        31 octubre, 2014 at 16:06

        ¡También es verdad! Aunque ya estoy haciendo planeando cosas para alargar mi estancia. 😀

    Ángeles dice:
    1 noviembre, 2014 at 13:14

    Viven como DIos éstos bichos. Besitos!

      mifinlandia dice:
      1 noviembre, 2014 at 16:13

      Bueno, como Dios no sé, pero mal no vivirán, eso casi seguro 😛
      Saludos!

Deja un comentario