Oriol Salvador: “La gente es muy reservada, pero a la vez te sientes muy bienvenido” [Entrevista]

Publicado el Actualizado el

Hoy llega al blog un periodista que recientemente ha estado en Finlandia como parte del Foreign Correspondents’ Programme (el programa de corresponsales extranjeros). Estamos hablando de Oriol Salvador (Barcelona, 1988), quien estuvo tres semanas en la zona sur del país con otros 20 compañeros de profesión.

Oriol nos mostrará cómo ha pasado estos 20 días en tierras finlandesas, desde su entrevista con el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, hasta la visita a la sauna, con baño posterior incluido. El vídeo de la entrevista completa, más abajo en el post.

Pregunta: ¿Por qué decidiste mandar tu solicitud para participar al programa de corresponsales extranjeros de Finlandia?

Oriol Salvador
Oriol con el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö – © Office of the President of the Republic of Finland
Respuesta: Esto me pilló terminando la carrera y con ganas de irme fuera. Fue curioso, porque yo pensaba ir a Finlandia. Me estaba planteando un máster en gestión cultural. Y me llamó la atención que el máster en Barcelona ofrecía Erasmus en la Universidad de Helsinki. Fue como, “wow, molaría mucho”. Al cabo de un tiempo salió el programa en un grupo de Facebook para periodistas. Lo leí y fue como “esta es la mía” (frotándose las manos).

P: ¿Qué es lo que más te atraía de este país cuando te estabas documentando?

R: Aquí nos llega que “Finlandia es el número 1 en educación” o “Finlandia está en el primer puesto en el ranking de libertad de prensa”. Pero quería conocer la sociedad que guarda todo esto, porque si un país está en esas posiciones es porque la sociedad que lo acompaña, lo promueve. Y luego comparar cosas a nivel de organización política, los medios de comunicación que tienen…

P: Estuviste con el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, en una entrevista conjunta entre los periodistas que se acogieron al programa. ¿Qué le preguntaste?

R: La verdad es que no le pude preguntar nada. Era uno de los puntos fuertes del programa. Resultó un poco decepcionante, pero no por el hecho de conocer al presidente, no me imagino al presidente de otro país aceptando un encuentro con 20 periodistas. Lo que pasó es que pidieron que cada uno hiciera una pregunta. Al final la entrevista fue en un sentido más que en otro y además fue muy corta. Si coges a 20 personas con muchas ganas de preguntar para entrevistar a un presidente de un país en media hora, no salen los números. Creo que al final le pudimos hacer cinco preguntas.

P: ¿Destacarías alguna?

R: Las dos primeras, un poco monotema, sobre Rusia. Había dos participantes rusos y, bueno, fueron sobre las relaciones internacionales con Rusia. Nunca me hubiese imaginado tanto que la política rusa despertaría tanto interés en los medios de allí, que hay todos estos intereses económicos y políticos. Luego también se le preguntó por el multiculturalismo y las declaraciones de Olli Immonen.

P: Precisamente sobre eso te iba a preguntar, porque también os recibió el ministro de asuntos exteriores, Timo Soini, poco después de que el diputado de su partido (Perussuomalaiset) Olli Immonen hiciera unas polémicas declaraciones en Facebook en las que decía que el multiculturalismo es una pesadilla. ¿No le preguntaste nada sobre el tema?

Polémica Olli Immonen

R: Soini es bastante polémico y da miedito de ver. Yo no le llegué a preguntar, pero mi grupo seguro que le preguntó. Ya te digo, yo estaba más como periodista cultural, experto en redes sociales. Entonces siempre dejaba las preguntas serias de política y economía. Pero sí, se le preguntó sobre ello. La respuesta de Timo fue “voy a responder lo que he contestado en todo momento”, que es que se hizo en su Facebook personal, que no representa la opinión del partido.

LEER MÁS | La tercera fuerza política de Finlandia es racista: Perussuomalaiset

P: Además, tuviste la ocasión de ver a Pekka Haavisto, diputado de los Verdes, al cineasta Mika Kaurismäki… Sin duda, tuvisteis mucha suerte de ver a gente tan importante.

R: Es una de las cosas que me han llamado la atención. En ese sentido eran muy abiertos. Pero llegaba un momento en el que nos abrumaba. Ahora con este, ahora con el otro… A mí también me ha llamado mucho la atención, quizás también porque ahora me toca un poco de cerca con el tema de Cataluña, cuando visitamos Åland. Es curioso, porque parece un sitio muy idílico, es como un sitio de vacaciones, todo verde, con casitas. Visitamos el Parlamento, vino una organización que muestra el ejemplo de Åland en diferentes territorios que también pasa un proceso de autonomía. Daban muchos ejemplos de países en América o Asia. Y yo decía: ¿y a España no ha venido nadie? (Se ríe)

Åland parece un sitio muy idílico, como de vacaciones.

P: Fuiste a las islas Åland, una región autónoma y donde se habla básicamente sueco. ¿Qué es lo que más te impresionó en relación a lo que ya habías visto en Finlandia?

R: Vi que es una sociedad mucho más cercana a nivel de medios que consumen, cultura, etc. a Suecia que Finlandia por una cuestión básicamente de lengua. Pero en el carácter y en la forma hospitalaria en que nos recibieron la verdad es que tampoco he visto muchas diferencias.

P: Acudiste al festival de ‘youtubers’ de Finlandia TubeCon. Cuéntanos un poco, ¿cómo era el ambiente?

R: Para mí YouTube ha sido bastante básico. Cuando fui seleccionado para el programa, ¿qué hice? “Finlandia en YouTube”. A ver qué encuentro. Estuve viendo vídeos de varios ‘youtubers’, y a uno de ellos, Timo Wilderness, que vi que era el encargado de hacer el trailer de este evento.
Había gente de todas las edades. Había un margen de 12 a 16 años, y yo me imagino esa edad en España, conociendo a los que son sus ídolos y bueno, la Cruz Roja se tiene que poner las botas y los famosos necesitan guardaespaldas, como mínimo. Algunos ‘youtubers’ me comentaban que en parte es por la actitud finlandesa, más tranquila, y en parte también por el hecho de YouTube, que no son como el ídolo pop americano que tienes endiosado, es gente que la vas viendo cada día. Te encontrabas círculos de adolescentes rodeando a uno que iba firmando, pero no había gritos.
Hablando con responsables de YouTube, me contaron que Finlandia es un fenómeno bastante único porque se trata de una comunidad lingüística muy pequeña que luego tiene una de las comunidades en YouTube más grandes, para la poca gente que lo habla.

P: ¿Con qué ‘youtubers’ pudiste hablar en el evento?

R: Una que me llamó la atención se llamaba Suzanne, una chica que iba como muy gótica, pálida. Le pregunté si podía vivir de YouTube, porque me parece interesante saber si puede ser una forma de trabajo en Finlandia. Y ella me decía que no, que era panadera. Los únicos que encontré yo que viviesen de YouTube era un canal que se llamaba StuntFreaksTeam, y se dedican a hacer vídeos de deportes extremos, que no tienen idioma y se consumen en todo el mundo. Me decían que se ha convertido en una productora que emplea a 20 personas y que genera dinero de vídeos, merchandising y espectáculos.

Foto en MTV3
De izquierda a derecha: Tomi Einonen (de MTV), Oriol Salvador, Erwan Morice (el participante francés), Ilkka Ahtiainen (de MTV) y Yohannie Linggasari (participante de Indonesia) – © Yohannie Linggasari

P; Durante estos días has visitado algunos medios de comunicación, como MTV3. Como periodista, ¿qué has aprendido de estos?

R: Que se puede hacer un programa informativo sin gritar (pausa). Porque yo hice mis prácticas en la televisión de Barcelona, en un magacín, y había momentos en la sala de realización con gente gritando. Y claro, para mí era diferente. Estuve todo el día en MTV y luego me dijeron que si quería quedarme a ver el informativo de las siete. Era un programa bastante especial, porque venía el ministro Alexander Stubb. Me puse en la sala de realización y había contadas cuatro personas, y era todo supercalmado. Ni un grito. Luego me contaron que se ve que durante el programa hubo problemas porque las cámaras están robotizadas y una no se acabó de mover bien, el plasma de detrás se fue a negro y tuvieron que jugar con las cámaras para que no se notara. Y yo fue en plan: pues yo no he notado nada, oye.

Otra cosa que me llamó la atención era que las ruedas de prensa coincidían con la hora de comer. Entonces las empresas daban de comer a los periodistas. El día que seguí al periodista de economía fuimos a un banco, donde nos dieron el desayuno, y después fuimos a la oficina de otro banco donde nos dieron de comer. Y era como: ¿y este es tu trabajo de cada día? Hablando con los periodistas del informativo me dijeron que esto era antes, ahora menos. Se ve que en Finlandia también se nota la crisis. Entonces puse un tuit que decía: “¿Cómo conocer el éxito de una empresa finlandesa? Si ofrecen comida en las ruedas de prensa es que van bien”.

P: El periodismo en Finlandia puede presumir por ser el mejor en cuanto a libertad de prensa. ¿Qué diferencias has encontrado con España?

R: (Acaba de tomarse su bebida en una taza) En ese aspecto la verdad es que el periodismo en Finlandia me ha sorprendido negativamente. Sí que he notado que nunca había limitación, excepto el tiempo, pero teníamos a ministros y presidentes abiertos a hacerles preguntas de cualquier tipo. En ese sentido sí que vi que había mucha libertad. Pero cuando digo que el periodismo, no tanto la libertad de prensa, me ha sorprendido negativamente es porque lamentablemente también están en crisis por ahí. En MTV me comentaron que el año anterior habían despedido a 40 personas. Ahora van solos con la cámara, se dedican a editar, tuitear… Lo hacen todo. El segundo día de prácticas, en uno de los principales periódicos del país, Helsingin Sanomat, coincidía que echaban a 280 personas. Imagina cómo estaría el ambiente ese día en la redacción.

Urho Kekkonen es muy hipster.

P: A todo lo que has hecho le tienes que sumar el fin de semana con una familia finlandesa. Explícanos un poco cómo fue estar 48 horas con ellos.

R: Fue muy interesante. La familia que me tocó era muy curiosa, era muy buena gente, superabiertos. Mi madre adoptiva dijésemos trabaja en marketing y redes sociales, un tema que me interesa, y mi padre adoptivo es arquitecto. Visitamos el primer día la casa del arquitecto Alvar Aalto y Tamminiemi, la casa del expresidente de Finlandia Urho Kekkonen, el hipster. Es muy hipster, no me digas que no.

P: Pues por lo que he visto yo tampoco es que…

R: Es que también la casa era presidencial y la decoración, estándar o incluso baja. Tenía mucho diseño finlandés, la sillas “huevo” que son muy chulas. Se había mantenido la decoración original y era muy básica, nada ostentosa para lo que sería un presidente de un país.

Por la tarde-noche fuimos a ver a unos amigos suyos, un hombre venezolano casado con una finlandesa. Estuvo bien conocer el país desde la perspectiva de un inmigrante. Allí hicimos la sauna, no podía faltar.

Uno de los grandes reclamos es que tenían un faro. Me monté unas películas cuando me dijeron que lo tenían, era como “guala”. Fuimos con el barco a la isla en la que estaba el faro, Söderskär. Se ve que tuvo cierto uso durante la guerra mundial.

Foto grupal, con Oriol Salvador
Todos los participantes del programa reunidos – © Petra Theman

P: ¿Con qué te quedas después de visitar Finlandia?

R: Los paisajes me han gustado mucho y luego la gente. Es muy reservada, que eso va bien para los españoles, pero a la vez te sientes muy bienvenido. Quería confirmar qué tipo de sociedad es la que ha generado la mejor educación del mundo, y veo que la educación es un pilar importante, mientras que en España se cambia el modelo educativo cada vez que cambia el partido del gobierno. En Helsinki, Timo, el ‘youtuber’ del que te hablé, me llevó a Sompasauna. Es una sauna que construyeron unos estudiantes y que se quedó allí. Hubo un momento en que la iban a quitar, porque no tiene permisos, pero al final se ha quedado. Ahora peligra porque es una zona en la que se está construyendo mucho. Fue como la sensación de ir a un sitio que no está en las guías y al que el ministerio no nos va a llevar. Fuimos de noche, y pensaba que no nos iba a llevar a la sauna a estas horas. Pero al final fuimos. Me dije que no nos bañaríamos porque el agua estaría congelada. Pero me acabé bañando.

P: ¿Te volveremos a ver algún día en Finlandia?

R: (Con seguridad) Yo creo que sí. Ya hemos planteado incluso con el resto de mis compañeros que tenemos que reunirnos de nuevo y hasta hemos decidido donde. Porque una de las carencias del programa es que deja de lado bastantes zonas del norte, Laponia, Tampere… Entonces queremos coger los coches e irnos al norte. Quizá no en invierno, porque hará un poco de frío, pero en otoño o en primavera sería interesante. Yo creo que sí, que volveré.

Hemos planteado con el resto de mis compañeros que tenemos que reunirnos de nuevo.

P: Tengo como costumbre dejar la última pregunta para que la persona a la que entrevisto, en este caso tú, diga lo que le plazca a los lectores. Así que, ya sabes, todo tuyo.

R: Bueno, pues gracias por leer la entrevista. Ah, una de las cosas que me he olvidado es el tema de la ropa. Para gente que vaya en verano, quizás no haga falta llevar abrigos de invierno. Me dijeron: “Prepárate para todo”. Y yo me llevé desde el pantalón corto y el bañador hasta la bufanda y el anorak para esquiar. A parte de eso, espero que les haya parecido interesante. Gracias.

P: Gracias a ti, esperemos volverte a ver pronto.

R: Gracias a ti por el blog, que cuando me preparaba para venir iba bien para documentarse un poco.

Un crack Oriol, sin duda. Él es el mismo que nos propuso hacer la lista de Spotify de grupos finlandeses. Para acabar, Oriol nos manda el vídeo que el participante de Arabia Saudí hizo sobre el programa. Espero que le vaya bien y que le volvamos a ver pronto por aquí :).

Ha habido muchísimos titulares en esta entrevista. ¿Con cuál te quedas?

4 comentarios en “Oriol Salvador: “La gente es muy reservada, pero a la vez te sientes muy bienvenido” [Entrevista]

    Angie dice:
    13 Septiembre, 2015 at 02:30

    No ha hablado de alcohol….raro! Besotes!

      mifinlandia dice:
      13 Septiembre, 2015 at 10:16

      Sí, no hemos llegado a mencionarlo en ningún momento… Bueno, tampoco no era necesario 😛
      Saludos!

Deja un comentario