¿Cómo es llevar un coche en el invierno finlandés?

Publicado el Actualizado el

Placas de hielo en el asfalto, carreteras invadidas por la nieve tras una tormenta… Conducir un coche en Finlandia en invierno no puede ser fácil. Las condiciones climáticas hacen que esta acción cotidiana pueda convertirse en todo un calvario.

Aquí vamos a descubrir algunos de los trucos que utilizan los finlandeses para poder ir en carretera con la máxima seguridad y evitar los accidentes. Y, por supuesto, veremos qué hacen cuando se les congela el coche cuando está a la intemperie.

Camión de Koff en Finlandia
Camión de Koff en Finlandia – Wikipedia (Annelis; CC)
Lo primero, ¿qué hacen para que no se les quede el coche helado y no lo puedan ni abrir? Pues en esto hay dos tipos de finlandeses.

Los primeros son los que más suerte tienen y poseen un garaje que logra aislar el vehículo del frío. Los segundos son los que se joden y tienen que dejarlo fuera. Por suerte, pueden enchufarlo a la corriente (igual que si pusieras a cargar el móvil) y así se calienta. Eso sí, todavía tienes que rascar las ventanas.

También vimos en una ocasión que equipan sus automóviles con ruedas especiales. Son los neumáticos de invierno, y son obligatorios en los meses más fríos del año. Las cadenas son para otros países.

Precauciones en la carretera

El peligro más grande que te puedes encontrar cuando conduces es que te encuentres una placa de hielo (seguido de un alce o un ciervo). Para eso, hay que llevar unos neumáticos en condiciones y procurar conducir lo más fino posible.

También sería muy peligroso ir en coche cuando una capa de nieve ha cubierto el trazado. Pero para eso tienen un truco, y es que colocan palos de color naranja con un material reflectante. Así, las posibilidades de desviarte de la vía disminuyen. Evidentemente luego la nieve se va quitando del trazado.

LEER MÁS | ¿Necesitas reflectores para la larga noche finlandesa?

Esta medida va de lujo, ayuda muchísimo, pero hay que tener en cuenta que entre cada cada señal hay un cierto espacio. Por eso, y para evitar sustos, conviene moderar siempre la velocidad, y más en el caso de que no se vea el asfalto.

Ya os conté en una ocasión que iba con mi tío en el coche y tuvo un pequeño resbalón en una curva. Por suerte solo fue un susto, y por eso hay que ir con mucho cuidado, tener el coche con las condiciones adecuadas y no despistarse.

Si tú has tenido algún contratiempo en una carretera finlandesa o te acuerdas de uno, puedes comentarlo con nosotros aquí abajo ;).

Deja un comentario