Tradición finlandesa de Navidad: ir al cementerio

Publicado el Actualizado el

Si durante el día de Nochebuena te dicen de ir al cementerio, ¿lo asociarías con una tradición navideña? Si no estás acostumbrado te parecerá raro, pero en Finlandia es una costumbre. Es una forma de recordar a los que ya no están entre nosotros en unas fechas tan especiales y familiares como son estas.

La gente lo que hace es ir antes de comer, cuando todavía hay luz – si es que no vives muy al norte, como en Utsjoki, ahí ni se intuirá el Sol. Lo tienen que tener todo preparado: flores o plantas para dejar al lado de la tumba y unas velas. Por supuesto, tiene que quedar todo limpio como una patena.

Tumba en un cementerio de Finlandia
Tumba en un cementerio de Finlandia
Me atrevería a decir que el 24 de diciembre el cementerio es el sitio más concurrido en todo el país. Todos los finlandeses moviéndose entre lápida y lápida, sin olvidarse de ninguno de sus seres queridos que han fallecido que no podrán pasar con ellos estos días tan señalados. Al menos así se les mantiene en la memoria.

Las familias finlandesas, a la vez, aprovechan para limpiar un poco la tumba, si es que lo necesita. Hay que tener en cuenta que allí se entierra a la gente bajo tierra, la superficie es toda tierra y eso hace que luego las lápidas sean propensas a ensuciarse más. Y la nieve, las lluvias… tampoco ayudan.

Renovar la tumba

Normalmente para las velas se coge una pequeña lámpara. Así también se protege de las inclemencias meteorológicas, tales como el viento, las lluvias y las nevadas. Además, luego eso queda monísimo. Que luego a lo mejor dura solo unas horas encendido, depende de las velas, pero es la tradición.

LEER MÁS | Cine navideño finlandés: Joulutarina (La leyenda de Santa Claus)

Cada vez que paso unas Navidades por Finlandia esto no falla. Es algo que a mí me gusta, aunque parezca raro. Llegar, buscar nuestra lápida entre las cientos que hay, limpiar un poco la nieve (si es que hay). Recoger las velas que ya han acabado su vida, tirarlas a la basura y… Espera, que todavía no se ha acabado el ciclo. ¡Tenemos que ir a otro cementerio!

En fin, aunque pueda restar tiempo, en unos casos más, en otros menos, es una actividad bastante bonita. Y una de esas cosas que recuerdo siempre en Navidad. ¿Sueles por estas fechas a poner flores a quienes ya se han ido al otro mundo? ¿Cómo homenajeas a quienes no están en estas fechas? 😉

Deja un comentario