Kimi Räikkönen: los 10 mejores momentos de su carrera

Publicado el Actualizado el

Kimi Räikkönen es uno de esos pilotos que dejan huella. No pasa desapercibido, tanto por sus actuaciones en pista como su manera de ser. O eres fan o le odias, no hay un punto intermedio.

Desde que Kimi llegó a la Fórmula 1 en 2002 nos ha dejado grandes momentos. Victorias épicas o remontadas de las que hacen historia son solo parte de lo que te vamos a contar en este post.

Kimi Räikkönen Ferrari
Kimi Räikkönen con el Ferrari – Flickr (Takayuki Suzuki; CC)

10. Primera carrera, primer punto. Su debut fue en el GP de Australia en 2001, y el entonces joven piloto finlandés logró que todas las cámaras se fijaran en él: logró una merecida sexta posición. El novato empezaba fuerte con Sauber.

9. Primer podio. Primera carrera con McLaren en Australia y sorprende con una tercera posición. Un momento que siempre es muy especial, a pesar de que luego la temporada le fuera más difícil estar entre los tres primeros.

8. “Get that McLaren out of the way!”. La venganza a Alonso, le dobló en China 2015 tras ese primer año de la segunda etapa en Ferrari, en la que Kimi Räikkönen no estuvo fino. Ahora podía pasarle la mano por la cara tras ese 2014 en el que estuvo incómodo con el coche, hecho a la medida del español. Tenía que aprovechar la ocasión.

7. El heredero de Häkkinen. Su llegada a la Fórmula 1 coincidía con la retirada de una leyenda, el mejor piloto finlandés de la historia, Mika Häkkinen, ganador de dos títulos ante el todopoderoso Ferrari de Michael Schumacher. Desde McLaren eligieron a alguien con su misma nacionalidad, que además apuntaba ya muy alto. Era el año 2002, y le tocó pelear con un monoplaza que dejaba algo que desear. No obstante, finalizó la temporada sexto, por detrás de su compañero, Coulthard.

6. El regreso de 2012. El campeón estaba de vuelta con un coche con el que, en principio, no iba a disputar el título. Pero mira, se mantuvo en la lucha y consiguió una victoria mágica en Abu Dabi. Al final, tercero en la clasificación.

5. El segundo año con Lotus. Menuda forma de empezar 2013. Nada más empezar, y con un coche sensiblemente inferior al resto, gana en Australia ante el asombro de todos los aficionados. Su estrategia, impecable, hizo que acabara en lo más alto del podio tras salir séptimo. Eso sí, no acabó la temporada por supuestos problemas en su espalda, lo que hizo que quedara en quinta posición del campeonato.

4. El subcampeonato de 2003. Dos puntos. Esa fue la diferencia que le separó con Michael Schumacher, quien ese año se proclamó campeón del mundo. Fue la temporada que se consolidó con McLaren como el piloto de la escudería tras conseguir esa primera victoria de su carrera en Malasia.

3. El subcampeonato de 2005. Debió proclamarse campeón del mundo, pero durante toda la temporada sufrió problemas con el motor. Si no se rompía en los entrenamientos libres del viernes (lo que suponía una sanción de 10 posiciones en la parrilla de salida), lo hacía en carrera. O se veía obligado a remontar o perdía la opción de puntuar. Era una lucha contra el rápido y fiable Renault que conducían Fisichella y Alonso, casi imposible de ganar en estas condiciones.

Kimi Räikkönen McLaren Mercedes
Kimi Räikkönen en McLaren Mercedes – Flickr (TMWolf; CC)

2. La megaremontada de Suzuka 2005. Una tromba de agua sorprendió en la sesión de clasificación a quienes salían últimos, es decir, los mejores del pasado Gran Premio. Entre ellos, Alonso, Montoya y, por supuesto, Kimi. Eso ya auguraba una carrera con muchos adelantamientos, y así lo certificaron el domingo. Räikkönen partía 18º, pero consiguió escalar posiciones durante la hora y media de carrera hasta llegar a la última vuelta solo con el líder, Fisichella, por delante. Entonces fue cuando en esa primera curva le metió un hachazo -recuerdo, última vuelta- para conseguir una victoria mágica en un año en el que su motor le impidió ser campeón.

1. El Mundial de 2007. Sin duda, fue el momento cumbre de su carrera deportiva. Aprovechó la pelea interna en McLaren para lograr el título en la última carrera de la temporada, en Brasil. Ese domingo se impuso a todos, lo que unido al fiasco de Hamilton hizo que sonara el Maamme laulu como campeón del mundo por primera vez desde que lo consiguiera Häkkinen en 2001. Todo un hito para un piloto como él, de lo mejor que ha sacado Finlandia.

Por supuesto, también ha protagonizado momentos más negativos, pero eso ya irá para otro artículo. De estos 10, ¿cuál ha sido tu favorito? Y, bueno, esperemos que Kimi Räikkönen nos siga regalando victorias y, por qué no, algún campeonato.

Deja un comentario