Remedy Entertainment, una exitosa empresa finlandesa de videojuegos

Publicado el Actualizado el

(Post de Ramón Oliver)

Aunque no sea una de las principales razones por las que Finlandia es conocida, lo cierto es que hay una desarrolladora de videojuegos relativamente famosa nacida en dicho país que todavía sigue en activo. Y es de las buenas. ¿Su nombre? Remedy Entertainment.

Aquellos que estén atentos a la actualidad relacionada con el mundo de los videojuegos conocerán Quantum Break, el último título de Remedy Entertainment, una desarrolladora fundada en 1995 por algunos exmiembros de la también finlandesa Future Crew y que cuenta 130 empleados en sus filas. Las oficinas de la compañía están afincadas en la ciudad de Espoo, una localidad situada en la costa sur de Finlandia. Quantum Break salió el 6 de abril de este mismo año y puede jugarse en Xbox One y PC. Dicho juego mezcla un estilo cinematográfico inspirado en las películas más taquilleras de Hollywood con intensas escenas de acción.

Alan Wake
Alan Wake – Flickr (Brandon Motz; CC)
Sin embargo, Remedy Entertainment es principalmente conocida por su segunda obra, Max Payne, quizá el mejor videojuego que ha salido de Finlandia. Este título de acción y disparos en tercera persona apareció en el mercado en 2001 y logró cautivar a millones de jugadores en su día. De hecho, fue un éxito tanto entre la crítica como el público: obtuvo una media de 89 puntos en el agregador Metacritic y consiguió vender más de 3,5 millones de copias en todo el mundo según los datos de VGChartz sumando las unidades lanzadas para PlayStation 2, PC y la Xbox original.

Otro de los títulos más famosos y celebrados de la desarrolladora es Alan Wake, un juego de acción con tintes de thriller psicológico que llegó en 2010 y que puede disfrutarse en Xbox 360 y PC.

El primer videojuego creado por Remedy fue Death Rally, lanzado en 1996 para PC. En él, el jugador debía conducir coches equipados con armas y explosivos para superar carreras mortales en las que todo valía para ganar.

Después del éxito de Max Payne, la desarrolladora finlandesa decidió producir su secuela, Max Payne 2: The Fall of Max Payne, que llegó a PC, Xbox y PlayStation 2 en 2003. Desde ese año, Remedy Entertainment no lanzó ningún juego hasta 2010, momento en el que salió Alan Wake.

Un año más tarde, la empresa sacó para dispositivos móviles (iOS, Android) y PC un remake de su clásico Death Rally. Desde ese año, 2011, la compañía ha sido especialmente activa, desarrollando Alan Wake’s American Nightmare (2012, Xbox 360 y PC), Agents of Storm (2014, iOS) el ya mencionado Quantum Break.

Actualmente, Remedy Entertainment está trabajando en el desarrollo del modo historia de CrossFire 2, juego de la empresa coreana Smilegate. Las razones de la colaboración, según Smilegate, son proyectar “la narrativa única de Remedy y sus personajes memorables a una audiencia global de CrossFire”.

Deja un comentario