Videoclubs en Finlandia: la historia no desaparece

Publicado el Actualizado el

¿Recuerdas esa época en la que tenías que ir al videoclub para alquilar la película que querías ver? A la vez, algunos ofrecían chucherías: ya se sabe, para zampar algo mientras ves la cinta. Pues en ese sentido, Finlandia sigue anclada en el pasado. O en el presente, depende de cómo se mire.

La historia de los videoclubs en Finlandia todavía no ha llegado a su fin. Ya sea en pueblos o ciudades, no es difícil encontrarse con un establecimiento. Un hecho que contrasta con la situación, por ejemplo, en España, donde ya es casi imposible hallar uno.

Videoclubs Finlandia
Filmtown, un videoclub en Korso
Pero, ¿cómo se explica? ¿Por qué en Finlandia no cierran y en España sí? Vamos a intentar averiguar algunas de las posibles causas.

El otro día surgió el asunto en una cena con unos amigos finlandeses, y comentamos eso. Es una cuestión que puede parecer rara, pero sí, todavía perviven en Finlandia. La conclusión a la que llegamos es la evidente, la dureza con la que se trata el tema de las descargas ilegales.

Recuerdo un caso de esos desproporcionados que ocurrió en Finlandia. La policía entró a una casa porque una niña de nueve años se metió en The Pirate Bay, como informa FayerWayer. El resultado fue la confiscación de un ordenador de Winnie the Pooh, de locos.

Multas de 600 euros

Se ve que en los meses anteriores recibieron una carta que les demandaba 600 euros en concepto de multa por infringir los derechos de autor. Curiosamente he leído muchas veces en el grupo de Facebook Españoles en Finlandia que hay gente que ha encontrado entre su correo esa misma carta. ¿Y quién las envía? Hedman Partners. También dicen que no hay que pagarles nada, porque no les sale a cuenta ir a juicio por cada caso. Pero, desde luego, acojona, y más tras ver estas noticias.

LEER MÁS | Oppipoika, la película finlandesa que intentó ganar el Oscar en 2014

¿Y a qué viene todo esto? Volvemos al principio, los videoclubs en Finlandia. Si alguien teme que por descargar una película le van a poner un multazo, posiblemente preferirá adquirir el filme de manera legal.

Esto nos lleva al siguiente punto: si los finlandeses prefirieran ver una película de forma legal, ¿por qué no optan por plataformas online? Netflix, HBO Nordics… Son más baratos. Pero, por lo que sea, no están llevándose todo el mercado y algunos clientes de los videoclubs en Finlandia se mantienen fieles. Desde luego, por Internet no pueden comprar golosinas de forma instantánea (de momento). También puede que influya que la población esté envejecida.

Desconozco cuántos han podido cerrar en los últimos años, porque no hay datos o, al menos, no los he encontrado. Pero desde luego es muy simbólico que no hayan pasado a formar parte de los libros de historia. Sí que puedo decir que la primera vez que lo leí fue en Finland Live!, el blog de Raquel, y tras verlo pude confirmarlo por mí mismo.

LEER MÁS | La película Night on Earth y Helsinki

Cada vez que voy a Finlandia veo el Filmtown de Korso, un videoclub en el que siempre hay gente. No mucha, porque es un sitio en el que estás cinco minutos, pero se ve que está vivo. Y tú, ¿cuál fue la última vez que fuiste a uno?