Receta de Korvapuusti al estilo de la abuela [Vídeo]

Publicado el Actualizado el

Mi abuela ha llegado de Finlandia hace unos días para pasar unas semanas en Mallorca. Y lo ha hecho con una receta de Korvapuusti, unos bollos con canela, bajo el brazo. Así, hace poco nos pusimos manos a la obra y nos salió un resultado bastante decente. De lujo, para qué engañarnos.

Aquí encontrarás los pasos para hacer Korvapuusti en tu casa. Para ayudarte, podrás verlo resumido en un vídeo que hice. Aprenderás de forma sencilla a hacerlos, y también que se puede utilizar la batidora y grabar a la vez.

Receta de Korvapuusti
Korvapuusti recién hechos
A la hora de hacer Korvapuusti, recuerda tener una serie de utensilios de cocina que te van a servir en el proceso. Necesitarás un bol, un cazo, un fogón, un horno, un rodillo, una batidora (será más cómodo si es eléctrica), un vaso, un pincel y un tenedor. Creo que no me dejo nada, es lo básico, básico.

Pasamos ahora a conocer los ingredientes. Toma nota de todo lo que vas a necesitar para esta receta de Korvapuusti. Salvo uno de estos, todos son bastante sencillos de encontrar.

– 0,5 litros de leche entera
– 2 huevos
– 300 gramos de azúcar
– 1 cucharada sopera de cardamomo
– 1 cucharadita de sal
– 11 gramos de levadura
– 1,3 kilos de harina de trigo
– 300 gramos de mantequilla
– canela (al gusto)
– azúcar perla

Ahora que ya lo tenemos todo, vayamos con los pasos.

1. Ponemos la leche a calentar. A la vez, fundimos 150 gramos de mantequilla. Cuando ya tengamos la leche calentita, la ponemos en un bol, echamos la mantequilla, la sal, el cardamomo, y una pizca de azúcar. Luego, batimos. Ponemos levadura y vuelta a la batidora.

Korvapuusti masa
La masa del Korvapuusti (controla tus impulsos, todavía no hay que comerlo)

2. Poco a poco, vamos poniendo harina, algo más de la mitad que tenemos. Igualmente, tendremos que ir batiendo a la vez. Cuando ya hayamos echado más o menos un kilo y lo tengamos bien mezclado, rematamos amasando con las manos. Recuerda lavarte las manos, por favor, que luego no hay que encontrarse con sorpresas desagradables (uñas, roña…).

3. Dejamos reposar la masa tapada en un lugar cálido (no, el horno no cuenta). Esperamos a que suba por sí sola como la mitad de su tamaño y luego… ¡seguimos con esta receta de Korvapuusti!

4. Nos aseguramos de que la encimera esté limpia y extendemos una capa de harina. Ahí ponemos la masa y pasamos el rodillo hasta que quede una capa de un dedo, un poco menos. Le ponemos primero la mantequilla por toda la superficie. Luego va la canela. Para mi gusto hay que ser generoso, dejarle una capa que no deje ver la masa. Y para acabar, echamos azúcar.

Korvapuusti moldeado
El bollo ya casi está listo para irse al horno.

5. Ponemos a calentar el horno, ya casi estamos. Conviene dejarlo media hora a 225 grados.

LEER MÁS | Laskiaispulla para celebrar el Carnaval

6. Volviendo al punto cuatro, cuando ya lo tengamos listo, lo enrollamos. A partir de ahí, hacemos cortes de forma que quede cada pieza en forma de triángulo y cuando lo tengamos, lo ponemos “de pie” y presionamos sobre el centro hacia fuera, como verás en el vídeo.

7. Dejamos unos minutos, como 10 o 15, que suba el Korvapuusti. En un vaso, ponemos un huevo, y unas tres o cuatro cucharadas soperas de azúcar. Mezclamos y luego con un pincel vamos esparciéndolo encima de cada bollo.

Pintando Korvapuusti
Le damos un toque con el pincel al Korvapuusti.

8. A partir de ahí, vas poniendo bandejas en el horno. Hay que dejarlas unos 10 minutos y luego repetimos hasta acabar las existencias. Por si acaso, ve echándole un vistazo. Y si hay que dejarlo unos minutos más, se deja.

9. Cuando saquemos el Korvapuusti del horno, lo cubrimos unos minutitos con un trapo. Luego, cuando aún esté calentito, coges un vaso de leche, el bollo y… ¡a comer!

LEER MÁS | Runebergintorttu: Un postre finlandés de febrero

Opcional: tras el punto seis, le puedes poner azúcar perla. Le da un toque muy bonito y característico. Si no tienes de ese, siempre le puedes poner del normal, lo único que no quedará igual de aspecto.

Duración: 3 horas
Dificultad: Fácil

Con las cantidades que hemos utilizado para esta receta de Korvapuusti, podemos hacer una cantidad bien generosa de bollos. Cuando los hice con mi abuela salieron casi 20, nada mal. Ahora te dejamos el vídeo a modo de resumen, para que también te sirva de ayuda a la hora de cocinar.

Espero que te salga muy bien en tu casa. En la mía, desde luego, quedaron muy bien. Me quedé algo corto de canela, y eso que pensé que había puesto mucho, pero salvo por eso, estupendos. ¿Has logrado también la perfección? 😉

Deja un comentario