Nieve en el tejado: un peligro mortal

Publicado el Actualizado el

Ya llegan las primeras nevadas a Finlandia, y con estas se acerca uno de los peligros que trae consigo: la acumulación de nieve en los tejados de los edificios. Lo mortal, ya aviso, no es solo que se pueda hundir.

Así, descubriremos algunos de los peligros que trae la nieve encima de las casas. De esta forma, conociendo los riesgos que puede conllevar, nos curaremos en salud y actuaremos con más responsabilidad. Nuestra vida nos lo agradecerá.

Nieve en el tejado
Estos tejados necesitan ya pronto una buena limpieza
En primer lugar, efectivamente, si a lo largo del invierno se va acumulando más y más centímetros en el tejado, puede provocar un derrumbe. Por eso, es importante que vayas retirándola cada cierto tiempo para evitar desgracias.

Muchos edificios ya tienen de por sí la parte superior en forma triangular, lo habrás visto en varios de los vídeos que subo. Esto permite que la nieve se pueda ir deslizando hacia abajo. Ahora, igualmente siempre se queda algo y se debe ir retirando. Y si vas a hacerlo, por dios, procura ir bien sujeto con el arnés de seguridad, no te vayas a romper la cabeza con esto.

A menudo ocurre también que la nieve se cae de tu casa por sí sola hacia el jardín… o, peor, a la calle. Imagínate, va alguien (o, mejor, un grupo de personas, para dramatizar más) y se les viene un montón encima. Olvídate del cine ahora, que te puede dar una visión equivocada.

La nieve que se cae ya puede estar compacta y dura, por lo que su caída desde varios metros de altura puede provocar lesiones graves. Y, dependiendo de dónde te dé, mortal. No hay más que ver la foto de la entrada, que se ve que la capa blanca ya empieza a sobresalir un poco.

Por eso, lo que hacen muchas veces -lo he visto en Helsinki– es cortar una parte de la acera y tirar hacia abajo todo lo que se ha acumulado en los edificios. Así se evitan riesgos. He presenciado esto de lejos, como tiene que ser, y es que es una pasada la de nieve que puede llegar a haber en un solo tejado.

Carámbanos de hielo

Hay otro problema derivad de esto, y son los carámbanos. La nieve que hay depositada en la parte superior se funde si sube la temperatura, pero cuando vuelve a bajar se originan estos pedazos de hielos. Claro, pueden ser muy bonitos, pero como se caigan encima de la gente verás que deja de serlo. Sobre todo si se tiñen de rojo.

Es por eso que también conviene ir quitándolos. Si vives en una casa baja, lo podrás hacer incluso con la mano. Sino, pues tendrás que volver a ponerte el arnés. Con lo que cojas, hasta podrías hacer luego un sorbete o algo por el estilo.

Por supuesto, si ves que en alguna vivienda hay mucha nieve y carámbanos muy grandes, lo mejor es alejarse. El sentido común tiene que primar.

¿Has tenido que limpiar el tejado de nieve? Si es así, coméntanoslo aquí abajo.

Deja un comentario