Antonio Virto: “Compras comida en Finlandia y te quedas insatisfecho” [Entrevista]

Publicado el Actualizado el

Cuando era aún más joven, Antonio Virto se atrevió a irse a estudiar a Rovaniemi, la capital de Laponia. Tras pasar un frío del copón y ver renos que por poco no se metían en su casa, se decidió a fundar la tienda online de comida española Gastronomic Spain junto a su socia, Bettina Holzer.

Su objetivo no es otro que facilitarle la vida a otros españoles expatriados por Europa. Su experiencia por el norte fue clave. Quiere evitar que otros acaben perdidos por los supermercados buscando sus productos, como le pasó a él. Descubrimos su historia en una entrevista que Antonio nos ha concedido en el blog.

Antonio Virto Gastronomic Spain
Antonio Virto, cofundador de Gastronomic Spain, en Rovaniemi. – Imagen cedida por Antonio

Pregunta: ¿Cómo surgió la oportunidad de ir a Rovaniemi?

    Respuesta: Por Erasmus. Yo estuve de Erasmus en la promoción de 2006-07 en Laponia, en Rovaniemi. El motivo simplemente es que era el destino más lejos de Valencia, y de Teruel, de donde soy yo, y que era la universidad de habla inglesa. Lo que me interesaba era estar en el extranjero para aprender inglés, que era lo que quería perfeccionar. Había otras posibilidades, pero no eran de un año entero, sino de un cuatrimestre.

P: ¿Qué es lo que más te llamó la atención de la ciudad?

    R: Pues es que son muchas cosas. Yo llegué justo cuando estaba empezando a hacer frío, a principios de septiembre. El tiempo aún aguantó un mes más o menos, cuando empezó a hacer frío de verdad. Una de las cosas que me chocó muchísimo es que en el parking donde yo vivía había enchufes para los coches. Veías que por la noche, para que el motor no se quedara muerto, lo dejaban así algo caliente. A -36º, la mínima a la que estuve, si tienes que perder el tiempo arrancando el motor te quedas pajarito.

    LEER MÁS | Eric Lipchis: “No tomar una sauna es un pecado mortal”

    Luego también con la naturaleza. Rovaniemi, a nivel arquitectónico, está muy integrado con su naturaleza. Casi no hay edificios altos, a excepción de donde está Lordi Square. Vivía a las afueras, en una montaña, con los otros Erasmus, en una urbanización. Entraban renos en las instalaciones. Los supermercados son muy diferentes a España, tienes que adaptarte. Cosas tan básicas como un tomate frito o un arroz redondo no lo encontrabas tan fácilmente.

P: ¿Conocías Finlandia antes de hacer este Erasmus?

    R: No. Antes de ir al país pues tengo que curiosear un poco, miras la ciudad, ves que incluso habían hecho una película sobre Rovaniemi… No sabía nada, las típicas fotos que ves por Google y ya está.
Rovaniemi círculo polar
Sobre la línea del círculo polar de Rovaniemi. – Imagen cedida por Antonio

P: El tema de la comida es algo que muchos españoles añoran. ¿Fue tu caso también?

    R: Sí. Yo creo que al igual que toda la gente de la promoción de este año. Las familias les enviaban muchos paquetes. Llegaban provisiones, o cuando ibas en Navidad o venía algún amigo te trían los paquetes que encargabas o te traía la familia.

P: ¿Qué comida echabas más de menos?

    R: Pues yo creo que unos chorizos de chicha, para hacer macarrones con chorizo. O también unas chocolatinas que estaban en España y que no podía encontrar en ningún otro lado. No las echas de menos, pero cuando abres una caja es como si tuvieras un sentimiento de nostalgia. Y también el jamón o la morcilla. El jamón, aunque está muy extendido por todo Europa, a medios rurales no llega.

P: ¿Había algo de la comida finlandesa que te gustara?

    R: Había un plato que sí me gustaba bastante, aunque la comida finlandesa no brilla a lo mejor por su innovación. Era un puré de patata con arándanos y carne de reno, es muy típico. Está bastante rico con ese contraste dulce y salado.

P: ¿Esa añoranza te llevó a fundar Gastronomic Spain?

    R: Sí, así es. A parte de estar viviendo en Finlandia, también estuve un par de años en Austria. Aunque son países distintos, sí que había esas necesidades. Eso es lo que nos lanzó. A día de hoy, por diversos motivos, España se queda pequeña, cada vez hay más que viven fuera, en cualquier parte. Recuerdo que en Rovaniemi había 16 de Erasmus y una comunidad de 40. Te sorprende encontrarlos. Al ver que hay tanta gente fuera y tanta demanda, decidimos crear Gastronomic Spain.
fundadores Gastronomic Spain
Los fundadores de Gastronomic Spain. – Imagen de su web

P: ¿Cuánto tiempo lleváis con la tienda?

    R: Tiene un añito y medio. Al principio eran pocos productos, unos 80-90, un poco más gourmet. Pero las experiencias con los clientes, nos guiamos por las recomendaciones de lo que buscan y no encuentran. Hemos llegado a 300 productos en stock.

P: ¿Cómo influyó tu estancia en Rovaniemi a la hora de fundarla?

    R: Cuando llegas a un sitio tan diferente como es España de Finlandia, lo que haces al principio es dar vueltas por los pasillos del supermercado porque te encuentras totalmente desubicado. Aunque haya marcas de multinacionales que yo no consumo, pasas mucho tiempo para ver qué compras, sobre todo al principio. Te quedas con una sensación de insatisfacción porque hay algo que no has encontrado. Te apañas con algún sustitutivo. Por ejemplo, el arroz a la cubana, el hecho de hacer la salsa con unos tomates que casi no tienen sabor. O compras arroz, pero tiene que ser el Tío Bean, que son muy alargados o no es lo que estamos acostumbrados. Lo estoy haciendo, pero no sabe igual.

    Al ver que hay más de un millón de españoles en Europa, te das cuenta de que habrá muchísima gente que se encuentra en la misma situación.

Bacalao Gastronomic Spain
El bacalao que venden en Gastronomic Spain. – Imagen de su web

P: ¿Y cómo están yendo los pedidos?

    R: Cada vez tenemos muchos más clientes fieles, estamos enviando muchos pedidos cada día. Lo cierto es que Escandinavia, a pesar de estar tan lejos, son de los países a los que más enviamos. El hecho de que tenemos gastos de envío gratis a Finlandia por pedidos superiores a 89,99 euros, está siendo un tirón superfuerte. Porque ya solo enviar un paquete de 10 kilos te cuesta unos 60 euros. Que nosotros ofrezcamos un gran variedad de productos, de carácter más casero… Mucha gente nos llama, nos pregunta, porque al principio no se lo cree, no dan crédito de que podamos trabajar en esas condiciones. Lo cierto es que sí,

P: ¿El producto que os piden más en Finlandia?

    R: El bacalao se está vendiendo bastante, tanto en migas como los trozos. El jamón, aunque sea muy tópico, se está vendiendo muy bien. Y bebidas alcohólicas, como sangrías o vinos en promoción. Para verlas, hay que estar registrado antes. Conseguir un vino con una puntuación de 89 por cuatro o cinco euros, en Finlandia te está costando 15 o 20.

LEER MÁS | Alcoholismo en Finlandia, una cuestión de gran preocupación

P: A ver si los finlandeses se van a animar a compraros también…

    R: No es un gran porcentaje, pero una parte importante son locales, de Finlandia.

P: ¿Qué más tenéis en vuestra tienda online?

    R: Manitas de cerdo, oreja, callos, el típico arreglo para hacer un fabada… Son cosicas que tienen una gran utilidad cuando las ves. Entonces, es cuando te lo ponen delante y dices ‘ostras, ¿me estás diciendo en serio que puedo conseguir mojama o sobrasada de Mallorca. Está saliendo muchísima sobrasada, porque no se concibe en Finlandia.

Cómo no, tenemos que agradecer a Antonio que nos atendiera durante unos minutos. Esperamos conocer futuras novedades sobre su negocio 😉 . Y tú, ¿ya tienes ganas de comprarle alguna cosilla?

2 comentarios en “Antonio Virto: “Compras comida en Finlandia y te quedas insatisfecho” [Entrevista]

    Elvira Hernández Ramírez dice:
    24 Mayo, 2017 at 23:02

    I am Mexican, I am 52 years old, I am looking for a job in Finland from Mexico, I do not have a university degree, but I am a responsible, hardworking and honest person.
    If you can help me please contact me at this email elvira.hernandezramirez [arroba] gmail.com

      Michan responde:
      26 Mayo, 2017 at 09:27

      Mucha suerte, Elvira! Permíteme que haga un pequeño cambio en tu email, simplemente quitar el símbolo arroba (hay que protegerse de los robots que circulan por Internet 😉 )
      Saludos!

Deja un comentario