¿Cómo es de segura Finlandia frente al terrorismo?

Publicado el Actualizado el

Es de los temas que más preocupa en Europa. El terrorismo. Ya son varios los países que han sufrido atentados. Sin duda, los casos más destacables son los del Reino Unido o Francia. Finlandia, por suerte, no ha tenido que lamentar ninguno en los últimos años. Pero… ¿estamos a salvo?

Desde luego, la policía tiene bajo control la situación, de momento. El país no parece estar entre los principales objetivos del Dáesh. Pero como este grupo terrorista anima hasta a individuos a sembrar el pánico, pues nunca se sabe. Te contamos algunas actuaciones que han impedido que atacaran en Finlandia.

terrorismo Finlandia
Un coche de la policía finlandesa en Pori. – Wikipedia (kallerna; CC)
Hasta la fecha, se han parado los intentos de atacar. Bueno, el intento. Porque, hasta donde yo sé, solo ha habido peligro de atentado inminente. Y fue en junio de 2017, cuando el objetivo era… la iglesia de Temppeliaukio. Así lo comentaban medios como Ilta-Sanomat. El recinto, evacuado. La entrada fue rodeada con barreras de hormigón. Los policías inundaron el barrio. Una macrooperación que, aunque no se saldó con ningún detenido, evitó la tragedia.

Esta actuación policial coincidía con que, unos días antes, el servicio de inteligencia finlandés subió el nivel de peligro por ataques terroristas de bajo a elevado. Esto suponía, en una escala de cuatro niveles, subirlo del primero al segundo. Los otros dos restantes son alto y severo.

En Finlandia también se han producido detenciones. En la radiotelevisión pública YLE informaba de que habían detenido a dos individuos que formaban parte del Dáesh y que habían matado a gente en Irak.

Finlandeses en el Dáesh

Policía finlandesa
Una furgoneta de la policía tras un desfile militar. – Wikipedia (MKFI; dominio público)
Por desgracia, también hay finlandeses que se han metido en las filas de los terroristas del Dáesh. El caso más llamativo, que publicaba el Helsinki Times, era el de una mujer que contó cómo llegó a meterse en el grupo radical islámico. Lo que decía la inteligencia finlandesa era que la salida de gente del país hasta territorios como Irak o Síria suponían un peligro, ya que los terroristas pueden conocer cada vez más Finlandia.

El pánico ante cualquier peligro -sea lo que sea- es otra de las reacciones al terrorismo. En un partido de fútbol de segunda división en Oulu, la policía evacuó el estadio ante una amenaza de bomba. No había explosivos ni pasó nada, por suerte. Al final, según la YLE, no había nada de terrorismo, sino que los primeros indicios apuntaban a un amaño del encuentro. Una llamada desde el extranjero, en inglés… cosa rara.

Ahora, si yo fuera a Finlandia, me preocuparía más por otras cosas. Como que se te meta un alce en medio de la carretera. Eso ha causado muchísimas más muertes que una bomba. ¿A que cuando conduces o te llevan en coche no piensas en eso? Pues haz lo mismo con los lobos solitarios del Dáesh. Además, la policía está controlando la situación a la perfección, incluso con la alarma de la iglesia de Temppeliaukio.

Tampoco hay que volverse locos. Ni caer en el racismo, como hace el diario online Mitä Vittua (Qué coño). Los inmigrantes no tienen por qué ser malos según su lugar de procedencia. En cualquier caso, calma. Dudo muchísimo que vayan a atentar mientras nadas en un lago paradisíaco 😉 .

Deja un comentario