La vuelta al cole, en pleno agosto

Publicado el Actualizado el

Cuando aún en el hemisferio norte muchos países aún están disfrutando de sus merecidas vacaciones, los finlandeses regresan a la rutina un poco antes. Concretamente, a mediados de agosto. Ahí es cuando profesores y niños emprenden la vuelta al cole.

¿Cómo es que vuelven a estas alturas al colegio? ¿Por qué no hacen como los españoles, por ejemplo, que regresan en septiembre? Te contamos algunas diferencias que pueden explicar esta decisión educativa.

vuelta al cole Finlandia
La vuelta al cole es… ¿en agosto? – Flickr (Tero Toivanen; CC)
Primero, ¿tienen menos semanas de vacaciones los peques en Finlandia? No tiene por qué. Hay que tener en cuenta que allí parten del colegio a principios de junio. Y, si luego inician el nuevo curso a mediados de agosto, los días son más o menos los mismos.

En España ocurre que los niños vuelven a la escuela en septiembre -varía bastante los días por comunidades. Pero han tenido que estar asándose en sus aulas prácticamente hasta finales de junio. Por tanto, nos quedamos con que son más o menos los mismos días libres en verano.

Si fueran menos, que pinta que puede ser así, se compensa luego con vacaciones de otoño y las de invierno. Estas últimas no deben confundirse con la Navidad, pues son otros días que nada tienen que ver. Generalmente, se las conoce como las vacaciones de esquí. Creo que no hace falta explicar por qué.

LEER MÁS | Finlandia apuesta por reforzar los idiomas jugando

Los anuncios de la vuelta al cole

clases Espoo
Una clase en un colegio de Espoo. – Flickr (Tero Toivanen; CC)
Lo que no cambia de un país a otro son los anuncios. Sí, esos que cuando eras pequeño acababan provocándote una depresión postvacacional antes de que acabaran. La televisión se llena de estos y las ofertas vuelan delante de la pantalla.

Pero eso no es lo peor. ¿Sabes una cosa que me está haciendo gracia del inicio del curso este 2017? Que en la tele anuncien como parte de la vuelta al cole el libro biográfico de un cantante. Himmee, así lo han titulado. Cuenta la historia de Mikael Gabriel. Pero, a ver, ¿es que ahora ponen libros de esta clase como lectura obligatoria? Yo espero que ningún colegio lo haga.

Y luego están los hipermercados. No hay uno solo en el que no se publicite a bombo y platillo las ofertas para la vuelta al cole. Que si libros, que si mochilas… El otro día fui al K-Citymarket de Koivukylä, y nada más entrar vi carteles a lo bestia anunciando rebajas. Que luego resulta que había más para otros productos, pero ya la imagen impacta.

LEER MÁS | Algunas notas sobre la educación finlandesa

Tengo la suerte de que mi etapa estudiantil, así que ya no me afectan tanto los anuncios de la vuelta al cole. Aunque aún noto un pequeño pinchazo en el corazón cuando los veo en la tele. ¿A ti también te pasaba? 😉

Deja un comentario