Mäkiauto, la loca carrera de coches cuesta abajo

Publicado el Actualizado el

Habrás visto alguna vez en la tele las carreras de coches bajando por una colina a toda máquina. Y no son unos vehículos normales: están hechos a mano y están decorados con motivos auténticamente locos. Y sí, también se celebra el Helsinki. ¿Su nombre? Mäkiauto.

La edición de este 2017 se celebró el 19 de agosto y, a pesar de la lluvia, el espectáculo fue máximo. Que si Papá Noel, que si Haisuli (de los Muumis) montado encima de Muumipeikko… Y que no falte Mario Kart. Pero bueno, te explicamos cómo fue para que te animes para las próximas ediciones.

Mäkiauto
El tranvía que abrió la lata en la carrera del Mäkiauto de Helsinki.

El evento empezó hacia las 12 de la mañana, con la amenaza de la lluvia presente en todo momento y que luego se materializó. Igualmente, la carrera empezó en Tähtitorninmäki, al lado del puerto de Helsinki. Y de qué manera. (Que sea gratis y te regalen un Red Bull ayuda a sobrellevarlo)

Lo primero, el desfile inaugural. Los carteles con los nombres de los equipos, llegados desde todas partes de Finlandia, los disfraces… Ya daban una pista de lo que íbamos a ver en unos minutos. Los nombres, sin ir más lejos, rozaban lo ridículo. Lo cual los hace más graciosos. Formaggio 1, Lentävä salami (el salami volador) o Me <3 anoppia (Nosotros <3 las suegras) son ejemplos que lo dicen todo.

Después de esto, parece que nada puede mejorar. Pues en realidad no fue así. La carrera cuesta abajo con estos coches sin motor fue bestial. Y en una de estas características no pueden fallar los accidentes.

Tanja Poutiainen
El teleférico de Tanja Poutiainen llegó hasta la línea de meta.

El primero que vi lo protagonizaron dos gorilas que iban al mando de unos de estos bólidos. Un trompo. ¿De verdad se pueden hacer a tales velocidades y muy al inicio del recorrido? Se ve que sí. Y una curva que hicieron ovalada no creo que ayudara mucho. Pero mejor así, más espectáculo. A los dos segundos de arrancar de nuevo se quedaron encajados en las protecciones de paja. No hace falta ni decir que no ganaron.

No había hecho nada más que arrancar. A estos les siguieron otros participantes que protagonizaron algún que otro percance. Algunos de los pilotos lamieron el suelo, y es que sus aparatos… Bueno, no eran profesionales, ¿qué te esperabas? Incluso la gran promesa de la carrera, el finlandés volador, acabó por los suelos. Al menos cumplió con el recorrido, lo que le valió para obtener buenos puntos del jurado. Lo mejor de todo son los competidores que acaban siendo abandonados en pleno recorrido. Tal vez el caso más ‘alarmante’ fuera el de una ambulancia… ¡que se dejó al paciente atrás!

Pero no todo van a ser piñazos en el Mäkiauto. También hubo momentos históricos, como el primer contacto con vida extraterrestre. Con la banda sonora de Expediente X, saltaron al trazado con un OVNI muy clásico, el inolvidable platillo volante. Y, como no podía ser de otra forma, un cohete de la NASA fue el siguiente en salir para intentar dar caza a los aliens.

Lentävä suomalainen
Así se ve el bólido de Lentävä suomalainen, El finlandés volador que no voló tanto.

La locura del Mäkiauto siguió con la participación de Angry Birds, un plátano, un caballo gigante y de aspecto horroroso o un teleférico con la mítica esquiadora Tanja Poutiainen. Mucha variedad que dieron para más de dos horas de diversión.

LEER MÁS | Helsinki: qué hacer sin gastar ni un euro

Al final, fueron más de 200 metros los que tuvieron que afrontar. Los más rápidos lograron bajar de sobra los 30 segundos. Aun así, más lentos que Usain Bolt en su mejor momento. O, por encontrar un referente finlandés, Paavo Nurmi, aunque él corriera distancias mayores. Eso sí, no solo la velocidad contaba. Los jueces valoraban también cómo habían adornado el bólido. Aunque si abandonaban, ya poco importaba todo eso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como no podía ser de otra manera, había que elegir un ganador. Y este honor recayó en el Team Loop con una bestia tremendamente rápida. Su coche, aunque con un diseño naranja y una estructura que recuerda a un turismo ordinario, se llevó a casa la copa más grande. De cartón, sí, pero copa.

LEER MÁS | Campeonatos locos: Mundial de cargar con tu esposa

La carrera del Mäkiauto se ha celebrado con el patrocinio de Red Bull en cuatro ocasiones: 2002, 2005, 2012 y 2017, explica la marca de bebidas. ¡Y esperemos que a partir de ahora se hagan más a menudo! Y tú, ¿has visto alguna carrera así? ¿Piensas ir para la próxima edición? 😉

Deja un comentario