7 comidas raras que te encontrarás por Finlandia

Publicado el Actualizado el

No hace falta irse a Asia para toparte con comidas raras. Si vas a Finlandia ya podrás comer algunos manjares de lo más extraños. Esto incluye los miembros viriles de ciertos animales que suelen habitar por el país. ¿Ya te imaginas de qué hablo?

Pero no todo van a ser órganos sexuales. También tenemos platos con más sangre que algunas series televisivas o curiosas adaptaciones de comidas del extranjero. Hay otros que incluso, según cómo se presenten, pueden parecer excrementos, pero ya te digo que saben mucho mejor. Descubrámoslos.

Verilätty tortitas sangre
No son tortitas quemadas: son de sangre. – Wikipedia (Lapplänning; Dominio público)

Kalakukko. Un montón de pescado metido en pan de centeno. En plan empanada. Pero más grande. En plan bestia. Si vas a comer uno con las medidas tradicionales, échale tiempo. O guarda lo que sobre en un tupper. O compártelo con tus amigos.

Verilätty. Resumiendo, pastel o tortitas de sangre. Suena rico, ¿verdad? Cuando Irene nos contó su experiencia como Au pair en Ylitornio, nos explicó que fue lo que más le costó comer en Finlandia. Aunque en España también hay productos hechos con sangre, como la morcilla. También se conoce a este plato como Veriohukainen o Verilettu.

LEER MÁS | Los deliciosos pasteles de Carelia o Karjalanpiirakka

Leipäjuusto. Aunque leipä signifique pan, no tiene nada de eso. Podríamos definirlo como un tipo más de queso. Y bastante curioso, sí. Lo puedes comer acompañado de alguna mermelada, si así te entra mejor. Sino, siempre puedes tragártelo a pelo.

Pene de reno. Aquella vez que vimos al chef Gordon Ramsay en Laponia, pudimos comprobar que, además de probar comida tradicional, le llevaron algo no tan habitual. Pene de reno. Seco, por supuesto. Lo acabó escupiendo, como viene siendo tradición en él.

Más comidas raras de Finlandia

Mämmi Pascua
Chocolate, caca de perro concentrada… ¿Qué será?

Patatillas de reno. Con lo a gusto que yo estaba con mis patatillas normales, las de toda la vida. Lo más raro que teníamos eran esas con forma de balón. Si bien la forma de estas no es nada del otro mundo, sí que lo es su sabor: reno. Ya hacen cualquier cosa para vender. Pero, eh, creo que se merecen una oportunidad.

Ruisnacho. Seguimos con nuestras comidas raras de Finlandia. Ahora han mezclado algo tan mexicano como son los nachos con el centeno. Ya sabrás que el pan de centeno o Ruisleipä ya es como un dogma en los desayunos. Este ingrediente en general es parte de la cultura gastronómica finlandesa. Así que lo trasladaron a los nachos y les han salido… Ruisnachos. Y aún le dieron una vuelta de tuerca más a la idea y le pusieron chocolate.

Mämmi. No falta nunca en Pascua, aunque, eso sí, tiene sus detractores. El mämmi es un postre tradicional. Depende de cómo lo sirvas, puede tener aspecto de truño. De caca. Y, para algunos, sabe igual. Pero en semana santa es un clásico en Finlandia, y es una masa hecha de harina de centeno. Con algo de leche o nata, se puede comer bien. Por cierto, Ramsay también lo probó y… En fin, el resultado es el mismo que el del pene de reno. Pensaba que era para asfaltar la calle.

Bonus track: Salmiakki

Vale, puede ser que estas golosinas en general estén muy extendidas. Pero como el que tenemos aquí… Lo llaman regaliz salado, aunque siempre he dicho que es mejor llamarlo regaliz fuerte. Aquí podemos meter todas sus variantes. Salmiakki con alcohol –salmiakkikossu-, salmiakki en helado, yogur, chocolate, sirope, tarta… He visto hasta una receta de cerdo con este regaliz. Está pasando, lo estás viendo.

No sé si te habrás quedado con hambre al leer esto. O si has tenido que ir a vomitar por algunas de estas locas ideas. Lo que sé es que ahora es tu turno de opinar. Coméntanos si has probado algunas de estas comidas raras de Finlandia y qué te han parecido 😛 .

Deja un comentario