Los clásicos de la Navidad finlandesa: la sauna de Nochebuena, sus curiosos adornos…

Publicado el Actualizado el

La Navidad finlandesa es de lo más especial. Supongo que por el hecho de que Papá Noel vive allí, en Laponia. Pero la forma en la que lo viven es muy distinta a cómo lo celebran en España o incluso en Latinoamérica. Es todo más auténtico.

Por eso, te vamos a contar algunos detalles sobre los clásicos de estas fiestas en Finlandia. Te explicaremos algunas de las costumbres y todo lo que no falta para celebrar la Navidad (Joulu en finlandés) en el país.

Dulces Navidad Finlandia
Joulupiparit y joulutortut, dos dulces clásicos de la Navidad en Finlandia.
La sauna es uno de las protagonistas indiscutibles de la Navidad. A pesar de que se acude durante todo el año, la Joulusauna se ha establecido como una tradición del día de Nochebuena.

Luego, el escaparate de Stockmann. La gente que vive en Helsinki suele esperar cada Navidad que el centro comercial ponga en sus vitrinas la habitual decoración para estas fechas. De hecho, durante los meses de diciembre y enero se convierte prácticamente en una atracción más de la capital.

Siguiendo con Helsinki, tampoco faltan las luces de Navidad en sus calles. Y una de las más conocidas es Aleksanterikatu. De hecho, en el blog Descubriendo Suomi apuntaba este dato de forma acertada. Lo cierto es que en general todo el centro de la ciudad se llena de la tradicional iluminación, por lo que estas fechas son ideales para pasear por allí.

LEER MÁS | Navidad finlandesa vs. española: ¿cuál es mejor?

Después está el himmeli. Se trata de una decoración muy típica en las casas finlandesas. Con la ayuda de una especie de palillos, se van creando formas geométricas, generalmente en forma de rombo. Cuando ya tienen el himmeli hecho, lo cuelgan del techo. Es bastante original, ciertamente.

Papá Noel finlandés
Un Papá Noel te felicita la Navidad en plena calle.
Lo de las tarjetas navideñas, algo que en España se ha perdido bastante, en Finlandia aún pega con bastante fuerza. De hecho, las colocan encima de una estantería y sirven de decoración. Son varias las que pueden recibir una familia, así que da para ayudar a crear ambiente.

Un poco al estilo estadounidense, no faltan los puestos de venta de abetos delante de los supermercados. Pero tampoco es raro ir al bosque a buscar el árbol por ti mismo. Muchas veces ya dejan varios talados, por lo que la gente solo tiene que ir y llevarse el suyo a casa.

Por la tele, es bastante común encontrarse por la mañana programas en los que los niños llaman para pedir sus deseos a Papá Noel o Joulupukki. Es el Joulupukin kuuma linja, la línea caliente (o erótica, si eres tan malpensado como yo) de Santa. Una manera más de lucrarse, pero no deja de ser curioso.

Árbol de Navidad
Mi árbol-rama de Navidad, sacada de un pequeño bosque.
También es destacable el entusiasmo que veo que le ponen los finlandeses en la cocina. Y no me refiero al día de Nochebuena, que eso es bien normal en todas partes. En España, de hecho, creo que solo se ponen de verdad el delantal durante los días grandes. Pero muchas veces he notado que los finlandeses ya están los días previos haciendo algunas de sus delicias. Como las joulutortut, unos pasteles con forma de estrella y mermelada en medio. Ya he visto a una amiga que a principios de diciembre las hacía. O, mejor aún, las galletas de jengibre.

Por supuesto, en una Nochebuena como toca no puede faltar la visita al cementerio. Es una tradición que siempre me ha gustado y una buena forma de recordar a quienes han fallecido.

No podía faltar el paseo de los Joulupukki por todas las poblaciones. Un montón de Papás Noel se pueden ver en Nochebuena yendo de un sitio a otro por las calles. Realmente es mágico observar esto desde la ventana.

Para acabar, un buen 24 de diciembre no es nada sin la declaración de la paz en Navidad, que se hace cada año en Turku. De esta forma, también se da el pistoletazo de salida a estas fiestas.

LEER MÁS | Entrevistamos a Papá Noel días antes de ir a repartir regalos

Como has visto, la Navidad finlandesa tiene numerosas peculiaridades. Algunas no son exclusivamente nuestras, pero eso no quita que estos detalles conviertan esta conmemoración en algo muy especial. En fin, es el país de la Navidad por excelencia. A ti, ¿qué es lo que más te llama la atención de todo esto? 🙂

Deja un comentario