9 consejos para disfrutar al máximo de la sauna

Publicado el Actualizado el

La sauna es, sin duda, uno de los símbolos finlandeses por excelencia. Todo el mundo la conoce, es buena para la salud y, sinceramente, he encontrado muy poca gente que la odie.

Pero lo cierto es que normalmente la gente que no está en Finlandia tampoco acaba de familiarizarse con esta parte más de la casa. Tal vez en otros países del norte de Europa sí, pero en España la sauna no va más allá de los hoteles. Por eso, te damos una serie de consejos para que disfrutes al máximo de este rato.

consejos sauna
Una sauna típica finlandesa: simple y sin adornos.
Ve acompañado a la sauna. Para la primera vez, vale, puedes ir solo si eso te ayuda a aclimatarte. Pero a la segunda ya tienes que ir con un amigo, o más. Al fin y al cabo, este es un lugar en el que entablar relaciones de igual a igual y pasarlo bien. De hecho, los finlandeses buscan cualquier excusa en el calendario: que si la Navidad, que si Nochevieja…

¿Bañador o desnudo integral? Puedes estar tranquilo, que no pasa nada por ir desnudo. Y más si vas solo, ahí hay poca discusión. Pero si estás con otros finlandeses, ellos no te juzgarán (ya sabes a qué me refiero). En fin, están más que acostumbrados. Otra cosa es el extranjero loco que vaya a una sauna pública, pero ni caso. Por otra parte, si tú lo prefieres, puedes utilizar bañador si no te sientes cómodo.

Azótate con las ramas. En cada sauna suele haber un manojo de ramas de abedul llamado vihta, también conocido como vasta. Esto, por mucho que te cueste asimilarlo, mejora tu circulación. Eso sí, concéntrate en mejorar tu circulación, no vayas haciendo ‘favores’ a tus compañeros, y menos si no les conoces.

LEER MÁS | ¿Cómo es la sensación de entrar en una sauna?

¿Eres muy mayor o tienes problemas de corazón? Entonces, mejor si te abstienes. Será muy bueno para la salud y todo lo que quieras, pero hay que recordar que te estás exponiendo a situaciones bastante extremas. Y qué decir que los bebés tampoco es recomendable que vayan.

Paliar las ‘bajas’ temperaturas de la sauna

Sauna calor
Unos 80 o 90 grados, la temperatura ideal para la sauna.
Echar agua a las piedras. Estas piedras también tienen nombre, y se llaman kiuas. Puedes tirar agua cada vez que quieras, pero procura no lanzar un montón del tirón. Dos cucharones puede ser un tope adecuado, claro que también depende de la situación y del calor que haga. Si estás a 60 grados, conviene darle caña, porque se considera una temperatura ‘fría’. A unos 80 o 90 grados es cuando se está bien. También es conveniente preguntar al resto de asistentes antes de hacer nada.

No tires todo el cubo de golpe. Una vez, cuando era pequeño, estaba solo en la sauna. Ya iba a salir y vi que en el cubo aún había bastante agua. Así que no se me ocurrió mejor idea que echarla toda a la estufa. En fin, ni qué decir que acabé saliendo corriendo de lo rápido que subió la temperatura.

Tómate una cerveza. O agua, o cola o lo que quieras. Ya sea dentro o fuera. Hay que recuperar los líquidos perdidos por la sudoración. Desde luego, una bebida fresquita sienta de lujo. Y ya ni te cuento en una tarde de verano, sentado en una terracita. Los placeres de la vida. Hay gente que incluso cocina salchichas –makkara– en la misma sauna.

LEER MÁS | Estas son las saunas más raras de Finlandia

Al lago o a la nieve. Después de un buen rato, no está de más el paso por el lago. En verano, por supuesto, pero también puedes experimentarlo en invierno. El contraste es bien fuerte. Si no tienes ninguno cerca, siempre puedes tirarte a la nieve.

Nada de hacerse el duro. Si no puedes estar más tiempo, sal. Esto no es una competición. Si te llevas tu cuerpo al límite, puedes pasarlo mal. Hay gente que ha muerto. Por ejemplo, en el Mundial de sauna en Finlandia, tal y como explicó en su momento el diario El Mundo.

Ahora ya estás listo para entrar en una sauna. ¿Has tenido alguna oportunidad para acudir a una? Cuéntanos, ¿qué se siente? 😀

4 comentarios en “9 consejos para disfrutar al máximo de la sauna

    Leticia dice:
    20 enero, 2018 at 12:00

    No sabía lo importante que es la sauna en la cultura finlandesa, pensaba que era como una especie de baño más. Voy a probar en cuanto pueda y la verdad que es reconfortante escuchar que no te juzgarán. Tu sabes que las mujeres somos muy sensibles con el físico y entre menos expuestas a las críticas, mejor. Gracias por compartir. Un abrazo.

      Michan responde:
      20 enero, 2018 at 12:10

      Hola Leticia. Pues ya lo ves, es mucho más que eso. De hecho, la gente se baña después de la sauna -también se pueden dar un repaso antes de entrar. Gracias a ti por comentar, ya nos dirás cuando pruebes tu primera sauna 😉
      Saludos!

    Ricardo dice:
    21 enero, 2018 at 07:46

    Michan, según entiendì la nota el sauna se calienta echàndole agua a unas piedras calientes ,lo que produce vapor.Me gustaría saber con qué se calientan esas piedras ,con algún combustible?

      Michan responde:
      21 enero, 2018 at 12:19

      Hola Ricardo. En la sauna hay unas estufas y encima de ellas, las piedras. Principalmente, la sala se calienta con el calor del fuego, por supuesto, pero cuando quieres notar más calor, se echa agua a las piedras y en seguida se evapora. Ten en cuenta que las piedras kiuas alcanzan temperaturas muy altas. El vapor que nos llega instantes después es lo que hace que notemos un incremento de la temperatura bastante alto.
      Espero haber resuelto tu duda 🙂
      Saludos!

Deja un comentario