Consejos para esquiar en Finlandia y no caerte a las primeras de cambio

Publicado el Actualizado el

Si te estás planteando ir hasta Finlandia en invierno, es posible que hayas pensado en ir a esquiar un día por ahí. Pero… ¿alguna vez lo has hecho? ¿Tienes alguna idea de cómo deslizarte sobre la nieve?

En realidad, esquiar no es solo bajar una colina sin más. Hace falta tener un par de nociones básicas para poder empezar y ya luego es cuestión de practicar. Así, para que vayas adelantando lecciones, te damos un par de consejos para empezar a aprender.

consejos esquiar Finlandia
Un hombre esquiando en el campo de fútbol de Lahti. Sí, de fútbol.
Cuando tenía unos ocho años, fui por primera vez a una pista de esquí en Lahti. Desde entonces no he vuelto a bajar por las cuestas, pero tuve un profesor que me enseñó tan bien que aún más de 10 años después me acuerdo perfectamente de lo que me dijo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta las posiciones de los esquís. Cuando tienes ambos en paralelo aceleras. Lo malo es que no tienes maneta de freno, pero no sufras, que hay solución. Hay que poner los largos patines en posición de uve. Consiste básicamente en juntar las puntas delanteras.

Bien, ahora ya sabemos cómo coger velocidad y parar. Lo siguiente es hacer giros. Y eso no tiene mucho misterio, es como tomar una curva con la moto. Hay que inclinar el peso del cuerpo hacia el lado a donde nos queremos ir. También conviene acompañarlo con un movimiento de los esquís en la misma dirección, sin forzar demasiado.

LEER MÁS | Los almacenes de nieve o cómo adelantar la temporada de esquí

Realmente no hay mucho misterio más allá de eso. Después solo es cuestión de practicar, caerse alguna que otra vez y tragar nieve… Luego hay un tema que no he sacado, y es el esquí de fondo. Claro, eso implica que a lo mejor no hay cuestas que te impulsen. En ese caso, hay que hacer como si patinaras y te tienes que ayudar de los bastones, muchas veces ignorados por esquiadores profesionales en bajadas. También sucede que en algunas rutas tienes marcado claramente un carril por dónde pasar. Y eso ayuda, claro. No llegué a experimentar esta modalidad, así que tampoco me extenderé más.

Más consejos para evitar disgustos esquiando

Lahti esquí
Un esquiador entrenando en las instalaciones de Lahti.
Pero no creas que con estos consejos para esquiar en Finlandia se acaba todo. Porque hay que tener en cuenta otros aspectos para evitar disgustos. No voy a mencionar que hay que ir abrigados de los pies a la cabeza porque es de sentido común.

Puede parecer una tontería, pero hay que asegurarse de que tienes los esquís bien sujetos a tus botas. Aquella vez en Lahti recuerdo una vez que me caí y al levantarme reanudé la marcha sin que estuvieran fijados correctamente. A los pocos metros regresé al suelo ante la mirada de una mujer con sus hijos. Una bonita lección que aprendí.

Conviene también que te hayas puesto bien las botas y que te vayan justas. Lo contrario podría suponer una pérdida de la estabilidad y lo que viene después de eso ya lo sabes. En general, la vestimenta juega un papel clave. Debes ir abrigado, pero a la vez tiene que estar firme y que te permita una buena movilidad.

LEER MÁS | El espectáculo del salto de esquí, vivido desde Lahti

Esquí Himos
Centro de esquí de Himos, en el centro de Finlandia. – Flickr (Leo-setä; CC)
Por otra parte, te recuerdo que en los centros de esquí puedes alquilar tu equipo. Así, si no lo crees necesario, no hace falta que lo compres todo antes.

Después, ten en cuenta que hay diferentes tipos de pista según su dificultad. Las verdes y las azules son las más fáciles, así que puedes empezar por esas. Ni se te ocurra meterse en las rojas o negras si eres un principiante, y mucho menos esquiar fuera de pista en una zona que no conoces.

Si a pesar de todo no te ves seguro, consigue un profesor. En mi caso fue un amigo de la familia, pero si vas a una estación de esquí lo más seguro es que haya alguno disponible. Sobre el dinero que te dejarás, he estado mirando en la web del centro de esquí de Himos y una hora te sale a 55 euros. Puedes ahorrar un poco si vas en un grupo los sábados o vacaciones, en ese caso son 40 euros.

Dicho esto, ahora me han entrado ganas de ir a esquiar en Finlandia. Y tú, ¿alguna vez lo has probado? Explícanos tu experiencia aquí abajo, en los comentarios 😀 .

Deja un comentario