Estas son tus opciones para transportarte por toda Finlandia

Publicado el Actualizado el

Hay tres tipos de personas, las que creen que viajar dentro de un país es una aventura, las que piensan que meterse en territorio desconocido hasta llegar a su destino es una tortura y quienes se han informado debidamente antes de emprender el camino y están como Pedro por su casa. Espero que seas de estos últimos.

Para que tengas todos los detalles sobre cómo desplazarte por Finlandia, aquí te damos algunas indicaciones para no perderte por el país. Cuidado, en el peor de los casos podrías acabar en Suecia, así que es conveniente que te quede todo claro.

transporte Finlandia
De camino en tren hacia un destino… desconocido. Pero dentro de Finlandia, seguro.
Como no podía ser de otra manera, empezaré por explicarte algunas opciones del transporte público para moverte por el país. El tren es una de esas opciones más rápidas. Tampoco es demasiado caro, pero claro, el problema es que no llega a todos los sitios. Igualmente, te recomendamos que viajes en VR -empresa estatal- para tus viajes a larga distancia. Ya te hemos contado algunas de claves del ferrocarril en el blog, así que deberías tener una idea más o menos clara de cómo funciona.

Por supuesto, el coste de un billete varía mucho según a la ciudad a la que vayas. A veces puedes encontrar algún ticket que no te supondrá un gran perjuicio a tu economía, por menos de 10 euros. Puedes mirar en la página principal de VR si hay buenos descuentos.

Después está el autobús. A menudo puedes encontrar alguna ganga que merezca la pena, a pesar de ser más lento que el tren. Hay un montón de empresas de buses en Finlandia, pero no sufras, puedes ver todos los trayectos aglutinados en la web Matkahuolto. También es más que aconsejable comparar precios con la ‘low cost’ Onnibus. Normalmente estos servicios son más caros que el tren, pero hay chollos por dos míseros euros en trayectos largos.

LEER MÁS | Consejos para antes de viajar en avión a Finlandia

Luego hay ciudades con un sistema de transporte público propio. Es el caso de Helsinki, donde puedes montar tanto en bus como en tren, metro, ferry, tranvía… En Tampere no tienes tanto, pero sí una serie de líneas que te servirán para moverte por la ciudad. Y también en Turku con Föli, que incluso llega a conectar este núcleo con algunos cercanos como Naantali.

Más opciones de transporte dentro de Finlandia

transporte bus Föli Turku
Föli, el transporte público en Turku.
Otra opción menos convencional para moverse dentro del país es el avión. Finnair ofrece una serie de conexiones -muchas operadas por Norra- entre los aeropuertos finlandeses desde unos 100 euros. El principal inconveniente, además del precio, es que casi siempre tienes que pasar por Helsinki-Vantaa. Si deseas ir, por ejemplo, de Tampere a Turku hay que hacer escala sí o sí. Y encima tienes que desembolsar 200 euros.

También es una opción Norwegian por el precio. Pero sus conexiones aéreas son muy reducidas y, a grandes rasgos, se limitan a Helsinki y Laponia. Por unos 70 euros -ida y vuelta- puedes disfrutar de un viaje en avión con Wi-Fi.

Hay otra opción para desplazarse a según qué zonas, y es el barco. Para ir a Åland tienes la posibilidad de ir desde Helsinki o Turku gracias a la flota de Tallink. Más lento que el avión, obviamente, pero más barato. Con sacar unos 15 euros de la billetera ya irá bien para pagarlo todo. Y seguro que algo de diversión hay durante el trayecto.

Viajes en coche por Finlandia

atasco Finlandia
En Finlandia también hay atascos bonitos.
Si a pesar de todo tienes que ir a algún sitio donde el transporte público no llega, siempre puedes tirar del taxi o del alquiler de un coche. La asociación del taxi de Finlandia proporciona en su web un listado de los diferentes servicios en todo el país. También recomiendan una aplicación para el móvil que puede serte de utilidad. Eso sí, si vas a hacer grandes viajes prepárate, porque vas a pagar muchísimo.

Si prefieres conducir tú mismo, el rent a car es tu otra opción. Los hay en los mismos aeropuertos, no tiene pérdida. Puede que no sea excesivamente caro ir en un vehículo alquilado, pero después también hay que ponerle gasolina. Todo suma.

Lo siguiente si deseas ponerte al volante será mirar el mapa. Hoy en día lo tenemos chupado con Google Maps. Lo que yo hago es marcarme la ruta que veo más sencilla para llegar a mi destino y luego sigo puntos clave del recorrido con Street View. Quizás suene muy lógico y ya conozcas este método, pero creo que conviene recordarlo.

LEER MÁS | Viajes en barco a Letonia, la nueva alternativa para comprar alcohol barato

Dadas las opciones caras, conozcamos la más barata, económica y, por desgracia, lenta. Hablo de la bicicleta. En Helsinki incluso puedes coger una alquilada con la misma tarjeta para el bus. Entre muchas poblaciones tienes algunos carriles que discurren junto a carreteras secundarias y permiten el tránsito tranquilo y seguro de los ciclistas. Obviamente no vas a recorrer grandes distancias así, pero si estás en forma y tienes ganas de pedalear, adelante.

Ahora es tu turno de hablar. ¿Cuál es tu opción favorita para aventurarte por Finlandia? Como siempre, esperamos tus comentarios aquí abajo.

Deja un comentario