Marimekko o el diseño llevado hasta unas simples servilletas

Publicado el Actualizado el

¿Qué es eso de limpiarte la salsa de los espaguetis con unas simplonas servilletas blancas? Pues más de uno en Finlandia probablemente diría que eso es no tener sentido del gusto. Porque sí, el diseño ha llegado a tal extremo que incluso impregna este aspecto de la vida cotidiana. Todo esto de la mano, entre otras compañías, de Marimekko.

Por supuesto, Marimekko no se dedica únicamente al negocio de las servilletas cuquis. También abarca la moda, los complementos y, por supuesto, la decoración del hogar.

tienda Marimekko Oulu
Una tienda de Marimekko, en Oulu. – Wikipedia (Estormiz; dominio público)
La historia de Marimekko, compañía reconocidísima en Finlandia, empieza en 1949 en una fábrica téxtil en Helsinki. Armi Ratia tenía un sueño, y era el de diseñar ropa. Tan solo dos años después lo cumplió. Y lo hizo, bajo la marca Printex, con su primer desfile en un hotel de Helsinki, explican en la web oficial de Marimekko.

La palabra éxito creo que define de forma bastante precisa su puesta en escena. A la gente parecía que le gustaba mucho esa ropa de colores tan vivos que Ratia creó, así que lo siguiente fue el estrellato. De hecho, Jaqueline Kennedy -la esposa del presidente estadounidense JFK y entonces futura primera dama- adquirió nada más ni nada menos que siete vestidos de Marimekko.

LEER MÁS | Así es Iittala, uno de los referentes del diseño finlandés

El año 1964 fue uno de los más importantes en cuanto a diseño. Después de que Ratia dijera que ella no iba a hacer nada con flores, la diseñadora Maija Isola se reveló, cuenta el diario británico Independent. En opinión de la fundadora de la compañía, no se podían utilizar esta clase de motivos, porque estas eran ya de por sí muy bonitas en la naturaleza. Al ver Unikko, estos estampados con flores, cambió de opinión. Ahora es uno de los diseños más destacados.

El declive y la recuperación de Marimekko

servilletas Marimekko
Las servilletas cuquis de Marimekko.
La tragedia llegó el 3 de octubre de 1979 con la muerte de Armi Ratia, el corazón de Marimekko. Poco después, la empresa empezó a tambalearse coincidiendo con su compra por parte de Amer Group. En 1988, el diario The New York Times publicaba un artículo en el que decía que la compañía finlandesa estaba pasando su peor crisis en sus años de existencia. De hecho, llegaron a trasladar parte de su producción a Italia, Portugal y Hong Kong. Finalmente, a pesar de sus esfuerzos por revitalizarse y buscar nuevos diseños, Kirsti Paakkanen adquirió Marimekko. Con este movimiento, parece que regresaron a buen puerto.

Ahora en los últimos años, la marca de diseño finlandés se ha expandido por todo el mundo. Japón, China, Estados Unidos o Australia han sido algunos de los destinos donde se ha asentado la compañía.

El diseño de Marimekko ha llegado incluso a Finnair. Tal vez el sentido común te diga que sencillamente revistieron los asientos, pero me temo que no es exactamente así. En 2011 iniciaron una colaboración por la que alguno de sus aviones llevarían el estampado de flores Unikko por fuera. No adjunto fotos de esto, porque a mí el resultado me horroriza. Con lo bonitas y sencillas que son las aeronaves solo con el logo de la aerolínea…

LEER MÁS | Entrevista a The Hug: “Finlandia es muy potente en el arte visual”

Sin dudas, Marimekko es una de las marcas que más ha calado en Finlandia. Personalmente, algunos de sus diseños me recuerdan a Agatha Ruiz de la Prada en cuanto a que en apariencia son algo infantiles. Es decir, no es que estén dirigidos a niños, sino que es lo típico que parece que lo podría haber hecho un crío por su sencillez. Y después también está el tema de los colores vivos.

En la web de Marimekko podrás ver algunos de sus diseños, Unikko incluido. Dicho esto, ¿qué te parecen los productos que hacen?

4 comentarios en “Marimekko o el diseño llevado hasta unas simples servilletas

    laetusrubio dice:
    29 marzo, 2018 at 21:59

    Ya que estás hablando de servilletas, ¿podrías hablar un poco de comida? Concretamente del Mämi, que yo lo veo en el súper y a mí que soy mexicana, me da la impresión de que es mole.

    Ah y el enlace de registro a la página para votar por tu blog nunca me llegó, algo anda mal por ahí.

    Saludos.

      Michan responde:
      29 marzo, 2018 at 22:08

      Hola!
      Del mämmi hablé hace ya mil años… Aunque no te diré que no estaría bien ampliar la entrada 😛
      http://michanenfinlandia.com/2012/08/16/postres-finlandeses-mammi/

      Sobre la votación, es raro que no te haya llegado. Si no se te ha colado en la carpeta de correo no deseado, mira de identificarte utilizando Google o alguna red social, puede que así te sea más rápido.

      Saludos!

    Isolophilia (@SilentWriter19) dice:
    31 marzo, 2018 at 14:45

    Me encantan muchos de los diseños de Marimekko, aunque los precios duelen un poquito. Para mí, sus diseños les dan mil vueltas a los de Agatha; aunque tengan motivos infantiles, es un concepto mucho más elegante y minimalista.
    Lo que más gracia me hace es ver siempre las tiendas llenas de japonesas porque en su país gusta un montón. 🙂

      Michan responde:
      31 marzo, 2018 at 15:12

      Sí, lo de los japoneses en general es curiosísimo. A ellos en particular les gusta mucho lo finlandés en general. Fíjate que, por ejemplo, los Muumis también son bastantes conocidos en el país nipón 🙂
      Saludos!

Deja un comentario