El río Aura, un recorrido por los atractivos que alberga Turku

Publicado el Actualizado el

El río Aura (o Aurajoki), en Turku, es uno de esos sitios en los que a cada paso que das te llevas una sorpresa. En sus orillas yacen obras artísticas, barcos históricos y, por supuesto, varias casitas con esas encandiladoras fachadas antiguas de estilos muy diversos.

El paseo junto a este río es una de las actividades que puedes hacer en Turku más allá del centro, así que te vamos a contar los encantos que tiene. Resulta ideal para hacer un día de verano y con un cono de helado en la mano.

Río Aura Turku
El río Aura, en Turku, plagado de barcos.
Sin duda, el elemento arquitectónico que domina las vistas de este río es la Catedral de Turku. Su torre es visible prácticamente desde cualquier parte de este recorrido.

Nada más emprender el camino, veremos multitud de barcos junto al río. Uno de ellos es Suomen Joutsen, que ahora reposa en Turku tras una vida recorriendo miles y miles de kilómetros por mar. La fragata, según recuerda la radiotelevisión YLE, se construyó en 1902 en Francia, su primer gran viaje fue en 1931 y duró seis meses. Pasó por sitios como Inglaterra, Las Palmas (España) o Azores (Portugal). Ahora, esta bestia blanca de grandes dimensiones, imposible de pasar por alto, está atracada en la antigua capital y funciona como museo.

LEER MÁS | ¿Sabías que Turku fue antiguamente la capital de Finlandia?

Más allá de embarcaciones para usos bélicos, que verás varios, también las encontrarás más tradicionales. Es el caso del Storbåt Aura, un barco de madera que desde el siglo XVIII hasta 1930 salía a las aguas que rodean las islas de la zona de Turku. Pescadores zarpaban en busca de alimento, pero también se utilizaban para transportar diversas mercancías. Como ves, esta caminata sirve incluso para aprender dosis de historia.

Bien, hasta ahora nos hemos topado con barcos históricos, en los que hay museos… Eso sí, los hay que también tienen una función mucho más comercial. Resumiendo, que han montado restaurantes en algunos de ellos. Es sorprendente que sean rentables, pues se reproducen como esporas en Aurajoki.

Suomen Joutsen Turku
Así luce la fragata Suomen Joutsen.

El arte que envuelve al río Aura

Pero tampoco te creas que la parte cultural y más llamativa de este paseo está solo en las naves. Por todo el camino podemos hallar obras artísticas de lo más peculiares. Una especie cola de pescado a modo de fuente en medio del río de Turku o un pájaro compuesto por placas de metal con el nombre de diversa gente son solo algunos de estos curiosos ejemplos.

También merecen una especial atención las obras escultóricas de Kari-Petteri Kakko. Las estatuas de bronce representan a cuatro personas en diferentes etapas de la vida. Su deformidad, según recoge el Ayuntamiento de Turku, representa el memento mori, la limitación de la vida. Más allá de mensajes que el artista quiera transmitir, las estatuas son… Bueno, creo que en un pasaje del terror darían el pego. Cada uno que las valore por sí mismo.

Por otra parte, los amantes del motociclismo tienen un punto de peregrinaje junto al río Aura. Me refiero a la estatua del piloto finlandés Jarno Saarinen, un talento sobre ruedas que murió en un trágico accidente en el circuito de Monza. También hay otra dedicada al atleta Paavo Nurmi.

fuente Aurajoki Turku
Esa extraña fuente similar a la cola de un pez.

Durante todo el camino, además de todos estos elementos, también podemos contemplar la variedad arquitectónica de la ciudad. Que si edificios con fachada de ladrillos rojos, que si casitas clásicas de cuento… Luego, entre todo esto, de repente te encuentras con un bar de estilo hawaiano-surfero que han plantado allí. No pega para nada, pero no deja de ser un detalle curioso.

El culmen de este paseo por el río Aura lo localizamos en el Castillo de Turku, una joya medieval reconvertida en un museo. Eso sí, mantiene muchas zonas con encanto, como las habitaciones con los ladrillos al descubierto o esas estrechas escaleras que sumergen a los visitantes en la Edad Media.

LEER MÁS | Vlog: un paseo a las órdenes de Aurajoki

En definitiva, el río Aura ofrece muchísimo a sus visitantes, pero si no tienes suficiente, siempre puedes entrar a los otros museos que hay: Aboa Vetus & Ars Nova, sobre historia y arte contemporáneo; el Sibelius, dedicado a la música; el museo de arte Wäinö Aaltonen o el que hay sobre el mar en el Forum Marinum. Justo delante de este último también verás la gigantesca margarita, objeto siempre de fotografías.

Si has estado por esta zona de Turku, ¿recomendarías alguna cosa más que ver junto a Aurajoki? Tus apreciaciones siempre serán bienvenidas 😉 .

Deja un comentario