Terva: los finlandeses comen gominolas de alquitrán

Publicado el Actualizado el

Los finlandeses comen alquitrán. No es broma. Es más, lo consumen en forma de gominolas. Pero tranquilo, no hay motivo para alarmarse. No es tan nocivo como la palabra puede parecer. De momento, quédate con su nombre en el idioma nacional: terva.

Aunque lo más llamativo sea que coman terva como golosinas, este no es el único uso que le dan los finlandeses. Lo han trasladado también hasta la sauna. Te lo explicamos todo en esta entrada.

Terva gominolas Finlandia
Gominolas con terva (o alquitrán) típicas de Finlandia. – Wikipedia (Raimond Spekking; CC)
Uno de los usos que se le dio en su momento al alquitrán o terva fue como medicina, cuenta la radiotelevisión YLE. Hay un dicho finlandés bastante conocido al respecto y que recoge la web Terveyskirjasto: “Si la sauna, el alcohol y el alquitrán no ayudan, la enfermedad es mortal”. Entonces tampoco es de extrañar que acabara formando pareja con el salmiakki, ese regaliz de potente sabor que se vendía (y aún hoy se vende) en las farmacias.

Este dúo se mantiene aún hoy en día. Simplemente tienes que ir buscando el nombre de terva en alguna de las bolsas en las tremendas estanterías repletas de dulces que hay en los supermercados. No es tan vomitivo como pueda parecer en una primera impresión, así que anímate a probarlo si tienes la ocasión.

Pero… ¿por qué los finlandeses comen alquitrán? Pensarás que algo que también lo usan para construir carreteras o en el tabaco no puede ser bueno de ninguna manera. Sin embargo, este alquitrán se produce a partir de madera, por lo que seguramente ni siquiera sea del mismo tipo que el que utilizan para asfaltar calles. En todo caso, puedes estar tranquilo, porque si fuera altamente tóxico ya no estaría en el mercado.

LEER MÁS | Otras siete comidas rarísimas que encontrarás por Finlandia

Aparte del regaliz, también está presente en productos como los champús, los cosméticos o la carne para darle más sabor. Tampoco podía faltar en la sauna como aromatizante. En el digital The Culture Trip incluso se sorprendieron al ver que se vendía en los quioscos helado con terva.

Los orígenes del terva en Finlandia

Terva champú alquitrán
El champú más finlandés de todos: el de alquitrán. – Flickr (Quim Gil; CC)
Dicho todo esto, es hora de conocer cómo llegó este alquitrán a Finlandia. Según recuerda el diario Kaleva, llegó al país desde Rusia y Europa, aunque no se sabe exactamente cuándo. Eso sí, hacia el siglo XVI ya se exportaba en pequeñas cantidades al extranjero.

Su producción, a gran escala, fue variando de ubicación durante el transcurso de los años. La costa de Ostrobotnia y la región de los lagos fueron los grandes feudos del alquitrán en el siglo XVII, aunque cien años más tarde ya se concentró únicamente en esta primera zona.

Ya hacia 1850 aproximadamente, su industria se desvió hacia la zona de Oulujärvi, en la región de Kainuu. Para que te hagas a la idea de su exitazo: allí se elaboraba una tercera parte del terva de todo el país a principios del siglo XX.

A partir de entonces empezó su declive. Las empresas se independizaron del alquitrán hasta que en la década de los 80 alcanzó su mínimo de fabricación. Por suerte, en los 90 se inició un movimiento para mantenerlo como parte de las costumbres finlandesas. Hoy podemos decir que lo lograron. Gracias a esos proyectos ahora aún podemos disfrutar de las golosinas con terva.

LEER MÁS | El arenque como parte de la cultura gastronómica finlandesa

Desde luego, su sabor es un tanto peculiar, pero merece la pena probarlo al menos una vez. ¿Ya te has atrevido a comer alquitrán? Déjanos tus impresiones en los comentarios 🙂 .

Deja un comentario