El efecto de los rayos del sol en los finlandeses: estampida hacia la calle

Publicado el Actualizado el

Es un invierno blanco y gris a la vez. Los finlandeses apenas han salido de sus casas en los últimos meses. De puertas hacia fuera todavía se nota el frío. Pero, de repente, un día se aprecia un rayo de sol desde la ventana. La nieve se empieza a fundir, el gris da paso al azul y entonces es cuando la gente empieza a invadir las calles.

Por desgracia esto no es cuestión de un día, sino de semanas. Tal vez meses. Pero lo cierto de todo esto es que los finlandeses, en seguida que hace buen tiempo, salen en estampida para ocupar cualquier rincón del país en el que disfrutar del sol. Te contamos qué es lo que hacen ellos cuando la meteorología lo permite.

Tampere Tammerkoski
Las orillas de Tammerkoski (Tampere), repletas de finlandeses tomando el sol.
Los primeros en notar la llegada del tiempo veraniego son los dueños de los bares. Ven que sus locales se vacían por dentro… para llenarse por fuera. Las terrazas se abarrotan hasta tal punto que muchas veces resulta imposible encontrar una mesa libre.

En Korso mismo he visto que cuando hacía buen tiempo las terrazas estaban a tope y no cabía un alma más. Bien es cierto que las mesas no eran muchas, pero igualmente es de reseñar este aspecto. En ciudades como Helsinki puede que no ocurra, sobre todo porque hay más espacio en el exterior para sentarse. También ocurre que hay más gente -turistas- que se sienta a tomar algo y se marcha a los 10 minutos, mientras que en pueblos hay algunos que se pueden quedar un rato largo.

LEER MÁS | Las playas que hallarás en Helsinki

Otro de los puntos en los que tenemos que fijarnos es la playa. Por mucho que no sea el Mediterráneo, en Finlandia también podemos encontrar algunas, y no solo junto al mar. Los lagos también poseen zonas de baño que atraen a la población en verano. Además, sus aguas se calientan más deprisa que las del Báltico, cosa que se agradece durante los primeros días cálidos de la primavera.

En este sentido, llama la atención cómo los finlandeses aprovechan cualquier lugar con algo de agua para darse un chapuzón. Leppäkorven maauimala, que al fin y al cabo no es más que una mera charca, es uno de los puntos en Korso donde la gente va a refrescarse.

Los pícnics, la barbacoa…

Perro lago Finlandia
Un perrito (DEP) disfrutando del verano desde un lago.

Los parques son otro de los sitios típicos a donde va la gente en masa. Cualquier rincón donde haya gente acaba siendo objetivo de los pícnics. No importa si se trata de un espacio de cinco metros cuadrados y aislado. Todo esto conlleva ciertas actividades, como los juegos con un balón o los bolos finlandeses o mölkky.

Para quienes no quieren salir de casa también hay planes típicos para el patio, a parte de cortar el césped. Me refiero a la clásica barbacoa. Qué mejor que empezar a cocinar fuera para celebrar la llegada del buen tiempo. Y, por supuesto, esto implica también comer en la terraza.

LEER MÁS | Makkara: un ‘must’ para los finlandeses en verano

Finalmente quiero destacar la casa de campo o mökki. Si eres finlandés y prefieres seguir escondido, pero también disfrutar del verano, lo mejor es irte a tu cabaña, que obligatoriamente tiene que estar al lado de un lago. Todo lo que acabo de escribir lo puedes hacer allí sin problemas y lejos de la civilización.

¿Se te ocurre alguna cosa más reseñable que hagan los finlandeses cuando empieza a hacer calor? Nos puedes dejar tus impresiones en la sección de comentarios, justo aquí abajo.

Deja un comentario