Tom of Finland, el “héroe gay” que avergonzó a todo un país

Publicado el Actualizado el

Arte. Erotismo. Homosexualidad. Solo hay un finlandés que pueda responder a estos tres sustantivos, y este solo podía ser Touko Laaksonen. Un momento, ¿quién es ese? ¿No íbamos a hablar de Tom of Finland? Por si no lo sabías, ese es su nombre real.

La obra de Tom of Finland empezó a adquirir popularidad a partir de mediados del siglo XX. Sus dibujos de hombres fornidos cautivaron al público homosexual estadounidense, lo que le lanzó a la fama mundial. Se convirtió en todo un icono gay, no solo para el país que le vio crecer, sino también a nivel internacional. Conozcamos mejor su historia.

Tom of Finland sello
Uno de los emblemáticos sellos con la imagen de Tom of Finland. – Copyright Itella Posti Oy / Finland. Imagen original: Tom of Finland foundation / USA
Nadie podía imaginar en 1920 en un pueblo del sur de Finlandia que el bebé que acababa de nacer sería toda una celebridad. Touko Laaksonen nació el 8 de mayo y se crió en un ambiente ciertamente culto y rodeado por otros hombres, narra su biografía de la Fundación de Tom of Finland.

Estaba rodeado de hombres, pero a la vez sentía que no era uno de ellos. Ya con cinco años parecía que florecía su homosexualidad. Espiaba a su vecino, un granjero musculado que posteriormente le sirvió de inspiración para sus ilustraciones. A su vez, se mostraba como un niño prodigio del piano y un talentoso dibujante.

Cuando Laaksonen tenía 19 años, fue a estudiar Publicidad en una escuela de arte de Helsinki. Sin embargo, no se inició en las relaciones sexuales hasta que llegó la Guerra de Invierno y él fue enviado como un soldado más. Al término de los conflictos bélicos, se volvió a quedar a dos velas y regresó a su situación anterior: la de ocultar su homosexualidad. Se movía por fiestas y cafeterías en las que tocaba el piano, lo que le permitió conseguir cierto caché por la capital.

Mientras tanto, siguió con sus creaciones lápiz en mano y en 1956 se animó a mandar su trabajo a una revista de Estados Unidos. Intentó que lo publicaran bajo la firma de Tom, pero nunca llegaron a lanzar nada con ese nombre. Los encargados de dicha publicación prefirieron llamarle Tom of Finland. Era el inicio de una leyenda.

LEER MÁS | Helsinki Pride: la fiesta del orgullo que se celebra en Finlandia

Sus ilustraciones suelen tener algunos puntos en común. El bigote es uno de los rasgos más comunes junto a la gran musculatura (pezones sobresalientes incluidos) que presentan sus personajes. Sus dibujos más atrevidos siempre retratan penes de tamaño generoso y sus protagonistas participan en toda clase de prácticas sexuales. Si no quieres ver fotos, tira de imaginación. Era evidente que no podía exhibirse en Finlandia, entonces una sociedad bastante conservadora.

Los viajes a Estados Unidos de Touko Laaksonen

Touko Laaksonen
Imagen del Touko Laaksonen de la película de Tom of Finland. – Flickr (Amnesty Finland; CC)
A partir de entonces, dejó el piano de lado y su arte se siguió expandiendo por todo el globo. En 1973, Tom of Finland expuso por primera vez sus obras. La ciudad elegida fue Hamburgo (Alemania), pero tuvo la mala suerte de que algún loco robó todo el material que tenía salvo un dibujo.

Cinco años después, viajó a Estados Unidos, donde le recibieron como si se tratara de un héroe. Así, Laaksonen empezó a viajar de forma continuada al país americano hasta que en 1988 le diagnosticaron un enfisema, del que falleció el 7 de noviembre de 1991, casualmente dos días antes de la caída del muro de Berlín.

En los últimos años han surgido toda clase de productos con Tom of Finland como imagen. Algo tan simple como un paquete de café ha aparecido con sus obras impresas. También ha servido para ilustrar condones, aquellos que el mismo Touko Laaksonen empezó a promover tras estallar la crisis del sida en los años 80 y que afectaron de manera significativa a la población homosexual. La compañía de correos Posti incluso se ha animado a lanzar sellos con algunas de sus ilustraciones más famosas. Para acabar de descartar algunos de los artículos con su marca, debemos mencionar a Finlayson, la empresa que imprime de forma exclusiva telas con sus obras, según this is Finland.

Tom of Finland: la película

Tom of Finland gala película
Uno de los momentos de la gala de la película de Dome Karukoski. – Flickr (Amnesty Finland; CC)
En 2017, el director finlandés Dome Karukoski vio lanzada por los cines de medio mundo su preciada obra biográfica sobre Tom of Finland. De hecho, fue la apuesta nacional para ganar un Óscar, tal y como contó el diario Ilta-Sanomat, aunque como bien imaginarás no llegó muy lejos.

La película describe la vida de Touko Laaksonen desde su paso por el ejército hasta que alcanza la cumbre en el continente americano. Eso incluye su prolongada relación con Nipa, es decir, Veli Mäkinen, quien murió por cáncer. De igual forma, narra las dificultades que pasa por Finlandia o en sus viajes por Alemania para ocultar su faceta gay.

Lo destacable de este filme es el tratamiento que se hace de la condición de homosexual en Finlandia (y también Europa). La represión que refleja es brutal. Laaksonen no podía decir que era gay, y mucho menos mostrar sus dibujos eróticos. Era gay en la clandestinidad, como si estuviera cometiendo un delito. Como la policía finlandesa se enterara, apaga y vámonos. Un contraste tremendo con lo que vivió en Estados Unidos, donde prácticamente le vitoreaban.

LEER MÁS | El año en el que se aprobó el matrimonio gay en Finlandia

Esta película no es lo único que se ha hecho sobre el artista. También han organizado exposiciones, musicales y se han escrito biografías suyas como Tom of Finland – Life and Work of a Gay Hero, de la editorial Bruno Gmünder, que me inspiró para el título del país.

Desde luego, en Finlandia no habría sobrevivido de no esconder todo lo que hizo. Se avergonzaba de todo lo que no era heterosexual. Ahora la sociedad es algo más moderna y ha aceptado a Tom of Finland como imagen del país. Dicho esto, ¿qué es lo que más te gusta de sus ilustraciones?

7 comentarios en “Tom of Finland, el “héroe gay” que avergonzó a todo un país

    laetusrubio dice:
    12 junio, 2018 at 11:37

    Como soy mujer, voy a descararme por completo y diré que lo que más me gusta de sus ilustraciones, es lo mucho que resalta los genitales masculinos. No es que sea yo homosexual, no es que alabe a los homosexuales, pero siendo honesta, es muy difícil encontrar ilustraciones donde una pueda ver tal exaltación del cuerpo masculino.

      Michan responde:
      13 junio, 2018 at 16:35

      Muy de acuerdo contigo. Una vuelta de tuerca más: resulta llamativo que toda clase de artistas (desde directores de cine hasta los mismos ilustradores) no tengan tantos tapujos a la hora de mostrar el pecho femenino, con todas las connotaciones sexuales que esto implica. En cambio, con el pene… En fin, qué puedo decir que no sepamos. Raro es de verlo en el arte.
      Saludos!

    Alejandro dice:
    13 junio, 2018 at 15:59

    Muy buen post, y me encanta el hecho de que existan estampillas y telas con sus obras. En Finlandia puede ser normal, pero en el resto del mundo es algo imposible. Muy buen post Michan. Cambiando de tema, contando los días para regresar a Helsinki 🙂

      Michan responde:
      13 junio, 2018 at 16:57

      Muchas gracias, Alejandro! Aunque solo pueda ser posible que creen sellos de Tom of Finland en Finlandia, estos viajan por todo el mundo, así que al final los disfrutamos todos y el mensaje se propaga por el planeta entero 🙂
      Ya me contarás cuando vuelvas a Helsinki! Tienes ya el viaje reservado?
      Saludos!

        Alejandro dice:
        13 junio, 2018 at 17:04

        Ya está reservado. Voy a fines de Octubre por Helsinki, Rovaniemi, Kiruna, Tromso, Lofoten y Trondheim 😍 Travesía por la Laponia 😍

          Michan responde:
          13 junio, 2018 at 17:27

          Vaya!! Tiene buena pinta el trayecto. Pásalo bien! Ya compartirás alguna foto por Twitter 😉

            Alejandro dice:
            13 junio, 2018 at 17:28

            Seguro lo haré. Muchos posts al respecto haré 😬

Deja un comentario