Tarja Halonen, la primera presidenta que tuvo Finlandia

Publicado el Actualizado el

Tarja Halonen ya forma parte de los libros de historia. Todo por ser la primera mujer en subir a lo más alto en el Gobierno de Finlandia. Fue la primera presidenta del país. Estuvo 12 años en el poder desde el año 2000, lo que le ha permitido ganarse el cariño de muchísimos finlandeses.

Aunque desde 2012 ya no es presidenta, Halonen todavía mantiene activa su agenda y está presente en varios actos que organiza su partido, SDP (Suomen Sosialidemokraattinen Puolue), de ideología de izquierdas. Repasemos cómo ha sido su trayectoria.

Tarja Halonen presidenta Finlandia
La expresidenta Halonen durante un acto en 2007, cuando aún estaba en el cargo. – Wikipedia (megapolis; CC)
Halonen nació en el seno de una familia de clase obrera el 24 de diciembre de 1943 en Helsinki, según su biografía en Biografiakeskus. Sí, no me he equivocado de fecha. Desde luego, cada Nochebuena la debe de pasar con regalos a tutiplén. Desde pequeña creció en el barrio de Kallio con sus padres, aunque estos acabaron por separarse.

De profesión, Halonen es abogada. Se graduó en la Universidad de Helsinki y se especializó en derecho penal, aunque antes había estado un año haciendo la carrera de Historia de Arte. Desde el primer momento consiguió trabajar en su campo para varias entidades, aunque sin duda la más destacada es la Organización central de sindicatos de Finlandia (Suomen Ammattiliittojen Keskusjärjestö).

Poco a poco fue cogiéndole el gusto a la política hasta que decide afiliarse al Partido Socialdemócrata (SDP) en 1971. En tres años ya pasó a tener un puesto al lado de los grandes: el primer ministro Kalevi Sorsa la había elegido para ser secretaria parlamentaria por sus conocimientos en Derecho.

LEER MÁS | Conan O’Brien, el ‘doble’ de Halonen

Tarja Halonen carrito golf
Tarja Halonen, única presidenta que ha tenido Finlandia, llevando en un carrito de golf al político ruso Dmitry Medvedev. – Kremlin
No fue hasta 1977 cuando se animó a presentarse a unas elecciones. Tarja Halonen quiso probar suerte postulándose para el Ayuntamiento de Helsinki. Con decir que estuvo allí como concejala casi 20 años ya te harás a la idea del éxito que obtuvo.

Sin embargo, las aspiraciones de Halonen iban mucho más allá de un municipio. Así, en 1979 consiguió un escaño en el Parlamento después de que el pueblo votara por ella en las urnas.

Su importancia en el partido no bajó y a los cinco años de lograr el preciado escaño ya era presidenta del comité de Asuntos Sociales. Pero el primer gran cargo llegó en 1989 con la dirección del Ministerio de Cooperación Nórdica. Y aún vendrían otros ministerios más jugosos como el de Justicia y Asuntos Exteriores.

La llegada a la presidencia de Tarja Halonen

Selfie con Tarja Halonen
¡La foto con la expresidenta!
Cuando realmente se encumbró en su trayectoria política fue con las elecciones presidenciales de 2000. Se impuso en la segunda vuelta con un mínimo margen con su contrincante, el centrista Esko Aho. 51,6% por 48,4%. Ya era historia: Tarja Halonen, primera presidenta de Finlandia y la cuarta del mundo.

En 2006 quiso repetir en el cargo y los finlandeses revalidaron su confianza en ella, con lo que se quedó liderando el país hasta 2012. Una tercera vez ya no iba a ser posible, pues la ley no lo permite. Aun así, ha seguido manteniendo sus actividades junto a su partido, como aquella vez que me la encontré en la fiesta de mi abuela (y me hice la foto con ella, claro).

Durante los 12 años como presidenta de Finlandia, Halonen prestó especial atención a asuntos como los derechos humanos, la sociedad civil y la democracia, según su perfil en la web de la presidencia.

La estima que le tenían los finlandeses a Halonen lo demuestran los resultados de una encuesta que publicó YLE. Es el cuarto presidente mejor valorado en la historia, solo por detrás del mítico Urho Kekkonen, el carismático Sauli Niinistö y el ya fallecido Mauno Koivisto.

LEER MÁS | Los otros partidos políticos a los que puedes votar en Finlandia

¿Qué opinión te merece esta política? Como siempre, tus comentarios serán bienvenidos.

Deja un comentario