Lobos Finlandia

Los lobos finlandeses en extinción

Hay un gran dilema respecto a los lobos en Finlandia. Su situación es muy complicada, ya que su población es cada vez menor. Pero también hay un problema, y es que causan numerosos destrozos en el sector de la ganadería. Vamos por partes…

La población actual de estos animales en Finlandia es muy baja. En 2005, había solo 250. Y se cree que ahora hay la mitad, es decir, unos 125. La causa principal es la caza de lobos. Pero… ¿por qué los cazan?

Lobos Finlandia
Lobos Finlandia
Como dije al principio, provocan muchos destrozos en la ganadería. Sobre todo es por los renos, que los matan. Por eso, los granjeros muchas vecen optan por matarlos antes que les jodan más. Y no lo hacen de forma ilegal normalmente, ya que muchos de estos criadores de renos tienen sus permisos emitidos por el gobierno finlandés.

Por otra parte, existe también la caza furtiva, por desgracia. La gente, en especial en la zona de Karelia, donde hay más lobos, les tienen miedo. Por ese motivo, hay personas que, bueno, los matan. O sino, quien sabe, a lo mejor alguien aprovecha para comérselos, pero no es algo habitual… Más bien sería raro, pero bueno, tal vez esté rica 😉 .

Aún así, ¿no se debería intentar mantener a los lobos con vida? Seguramente sí, al fin y al cabo la variedad es lo que beneficia. Tal vez si mejorasen las medidas de seguridad en sus terrenos (poner vallar o hacerlas más altas…) podrían convivir todos más o menos en armonía.

LEER MÁS | La foca de Saimaa, una especie autóctona en peligro de extinción

En fin, iremos viendo cómo les va a los lobos en los próximos años, pero ojala no desaparezcan.

1 comentario en “Los lobos finlandeses en extinción”

  1. Piergiorgio Spinolo

    Al parecer, tras haber bajado considerablemente a lo largo de las últimas décadas, parece ser que ahora el número de lobos en nuestras montañas ha vuelto a subir, tanto en los Alpes como en los Apeninos. No sé de qué puedan vivir, puesto que- aún más que en razón de la caza – los lobos se morían por el hecho de no encontrar comida en consecuencia del despoblamiento de los montes. De todas formas es bueno que ahora vuelvan, el ecosistema se lo agradece.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: