La mina de amatista de Lampivaara, el mayor atractivo de Luosto

Publicado el Actualizado el

¿Buscas alguna actividad distinta a los típicos trineos y demás excursiones de invierno en Laponia? Pues aquí tienes una propuesta atractiva y fuera de los cauces habituales del norte de Finlandia: una visita a la mina de amatista de Lampivaara, en Luosto.

La experiencia que te descubriremos ahora no es ni mucho menos para pijos que no quieran romperse las uñas. Con tus propias manos, deberás cavar para encontrar una amatista, este raro mineral derivado del cuarzo que hallaron en Lampivaara. Suena apetecible, ¿verdad? Pues espera, aún no has visto lo mejor.

La mina de amatista de Lampivaara
La entrada a la mina de amatista de Luosto, teñida con los colores del ruska.

Nuestra visita a la mina de amatista de Lampivaara empezó durante una mañana de septiembre con niebla que no logró espantarnos. Al tener nuestra cabaña a unos tres kilómetros del lugar, decidimos emprender todo el camino a pie. Podríamos haber acercado el coche hasta el aparcamiento que hay habilitado (no es posible llegar con ningún vehículo hasta arriba), pero vimos que era una tontería.

Entre un ambiente un tanto místico y animado a la vez, llegamos al Lampivaara Café. Según la web sobre Luosto, fue de los primeros edificios erigidos en la zona. La ruta que recorrimos ya merecía la pena al estar andando en pleno Parque Nacional de Pyhä-Luosto disfrutando del ruska, pero queríamos más. Así, compramos el ticket que nos condujo hasta la mina.

LEER MÁS | Alquilar una cabaña en Laponia: consejos para adquirir la más barata

Al lado de una hoguera muy agradecida por las bajas temperaturas de la época, esperamos a que todo el grupo se reuniera y pusiéramos rumbo hacia una caseta, donde nos explicaron el origen geológico de la zona y qué íbamos a encontrar. Nos atendieron con todas las comodidades posibles: un zumo de bayas servido en un kuksa, esa taza tradicional hecha de madera, unos asientos cubiertos por la suave piel de reno

Subida Lampivaara
Una escalera nos llevará a la mina. Las vistas, impresionantes.

¿Sabías que Laponia antes era tan alta como los Alpes? Estas y otras tantas curiosidades son las que te cuentan antes de entrar a la mina de amatista de Luosto. Los glaciares, sin embargo, procedieron a limar las montañas hasta quedar tal cual podemos observar hoy en día.

La formación de la amatista

Según nos explicó nuestra guía, la presión que se ejercía sobre los minerales que había bajo las montañas propiciaron la formación de la amatista. Para que te hagas a la idea de su valor, para obtener un solo centímetro de este material había que esperar un millón de años.

Después de una interesante explicación, es el turno de “bajar a la mina”. Lo pongo así, entre comillas, porque en realidad eso parece más un paripé. Te hacen descender por dentro de una caseta viendo el lugar en el que se supone que los obreros trabajan para acabar otra vez en la superficie. Es un detalle cuanto menos curioso.

Entrada mina amatista Laponia
Baja por aquí a la mina de amatista. O por la ladera que hay al lado, es lo mismo.

Ahí es cuando llega el momento de la diversión, de ponerse manos a la obra. Tenía el reto de buscar una amatista parecida a otra que nos enseñaron con un valor de 3.000 eurazos. Con el material que nos facilitaron, nos pusimos a cavar. Con la arena era un poco complicado distinguir qué era una piedra normal y qué un mineral preciado. Así, metí todo lo que vi en un colador y luego ya el agua se encargaría de dictarme qué es qué. Se ve que encontré cuarzo lechoso (lumikvartsi), ahumado (savukvartsi) y sí, también amatista. Solo podíamos coger una pieza que cupiera en nuestro puño, así que me quedé con la mejor (que no valdrá ni un euro, pero bueno).

Tras esto, solo quedaba admirar el asombroso paisaje que emerge de entre la niebla. Una gran extensión de árboles y montañas que únicamente se puede ver desde un punto privilegiado como este, a unos 300 metros de altura. Asegúrate de tener aún mucho espacio en la cámara, pues estas vistas son un caramelo para el objetivo.

El precio para entrar a la mina de amatista de Lampivaara

Dicho todo esto, toca explicar alguna información de interés. Tal y como verás en su web oficial, el ticket en verano cuesta 18,50 euros, 10 si eres un niño. En invierno ya todo cambia, pues hay un tren sobre nieve que eleva los precios. Si lo coges desde la tienda de amatista del centro de Luosto, deberás pagar 75 euros (la mitad de precio para menores de 12 años). En cambio, si adquieres el billete en el Lampivaara Café, te saldrá por 30 euros, con el 50% de descuento para los críos.

Mina amatista Lampivaara búsqueda
A la búsqueda de nuestro preciado mineral.

Y ahora la parte divertida: ¿cómo llegar a la mina de amatista de Lampivaara? En realidad es facilísimo. Siguiendo la carretera principal desde Luosto hasta Pyhä, giras en la señal de Ukkoluosto y sigues hacia arriba hasta una zona de estacionamiento. No tiene pérdida, todo está señalizado. Desde allí solo tendrás que continuar a pie media horita a la vez que vas respondiendo las 10 preguntas que hallarás en el camino.

Sin duda, este es un destino ideal para hacer un niños. Anda que no se divertirán poniéndose las botas con las amatistas. Y además la guía que nos tocó era supermaja e iba mirando qué preguntando qué tal lo llevaba cada persona. Quizás el precio era un tanto excesivo, pero siendo una actividad que solo haces una vez se puede pagar. Por cierto, ¿he dicho que que hay tanto visitas guiadas en finlandés como en inglés? Ese día me sentí valiente y elegí por el primer idioma.

LEER MÁS | ¿Sabes dónde está la residencia real de Papá Noel en Laponia?

¿Ya conoces la mina de amatista de Lampivaara en persona? ¿Qué impresión te llevaste? Déjanos tus comentarios aquí abajo 😉 .

Deja un comentario