El museo de Helsinki donde la historia y la diversión se unen

Publicado el Actualizado el

¿Quién dijo que los museos son aburridos? En estas atracciones no todo va a ser mirar cuadros que a duras penas entiendes. De hecho, el museo municipal de Helsinki (o Helsingin kaupunginmuseo) tiene más bien pocas pinturas enmarcadas. Es todo un ejemplo de cómo pasar un rato divertido en esta clase de recintos.

Si quieres saber qué te aportará este museo durante tu estancia en Helsinki, siéntate y relájate. Nosotros te contamos qué tiene de especial este lugar y por qué tienes que visitarlo.

Museo municipal de Helsinki
La casa de la abuela, también en el museo municipal de Helsinki.

Ubicado en pleno centro de Helsinki, se localiza en la casa Sederholm (Sederholm talo), la cual presume de ser la más antigua de la ciudad. El edificio se acabó de construir en 1757 y desde luego se sitúa en una posición privilegiada. Está al lado de la mismísima catedral luterana de Helsinki, en una esquina de la conocida plaza del Senado (Senaatintori). A pesar de la localización ideal para atraer turistas, lo cierto es que parece que muchos ignoran la presencia de este museo. Y no deberían.

A diferencia de otros museos, el municipal de Helsinki tiene varias temáticas y está claramente dividido en zonas.

LEER MÁS | Un viaje por la historia en el Museo Nacional de Finlandia

Helsingin valitut palat es la sección en la que se cuenta la historia de la ciudad. Uh, historia, qué mal suena. En realidad la forma de explicarte los cambios en la capital es muy amena.

Museo Helsinki bar
¿Entramos a ver cómo era el bar del siglo pasado?

Toda una serie de fotos te enseña cómo era la capital finlandesa hacia principios de siglo XX. Nada más llegar a esta exposición permanente verás una composición de imágenes en gran tamaño que podrás mover y acercar a tu antojo. Incluso hay una máquina del tiempo (una tablet) junto a una gran recreación de Helsinki de 1878. Se supone que solo con apuntar su cámara a la reproducción a escala de la capital puedes ver fotografías antiguas, aunque tengo que decir que no conseguí hacerla funcionar.

Más allá de las capturas en blanco y negro de la ciudad, Helsingin valitut palat te muestra aspectos de la vida cotidiana de sus habitantes. Desde la aparición de las cervecerías hasta la llegada de la cultura del monopatín, pasando por los crímenes que marcaron en su día a los ciudadanos.

La ciudad de los niños en Helsinki

Después de conocer el pasado de Helsinki, hay que dar una vuelta por Lasten kaupunki (la ciudad de los niños). Su nombre esconde ligeramente el significado de esta otra exposición: sí, tiene a los más pequeños de la casa como eje central, pero vuelve a contarnos su historia.

Más concretamente, en cada una de las salas se exhibe algún aspecto de la vida décadas atrás de los niños finlandeses. Puedes ver los programas infantiles que solían visualizar los infantes, visitar la casa de la abuelita (mucho ojo a sus normas) o regresar al colegio.

Museo Helsinki colegio
El colegio a la antigua usanza del museo municipal de Helsinki.

Aunque esta zona esté pensada para el disfrute de los críos (y, ya de paso, le pillen cariño a los museos), los adultos también podemos pasarlo pipa. ¿Nunca te ha pasado por la cabeza volver a esta época que tan buenos recuerdos nos trae? ¿Recuerdas cuando jugabas con trenes de madera o pintabas con tiza en una mano y borrabas con espuma húmeda en la otra? Yo no, soy demasiado joven, pero tal vez tú sí que hayas pasado por eso.

Otros atractivos del museo municipal de Helsinki

Aunque estos son los dos ejes vertebradores del museo municipal de Helsinki, aún tiene más que ofrecer a sus visitantes. En su aikakone (máquina de tiempo, distinta a la antes mencionada) podrás explorar la capital a principios de siglo XX gracias a unos dispositivos de realidad virtual. En la cuarta planta también hay otras exposiciones, ya de carácter temporal, de diversa temática. Y si quieres ojear fotografías vintage, puedes visitar su archivo (aunque también está disponible online).

LEER MÁS | Cómo pasar unas vacaciones en Helsinki con niños

Yo he tardado bastante tiempo en descubrir el museo de la ciudad de Helsinki y, desde luego, no recomendaría a nadie que se lo perdiera. Tanto niños como adultos lo pasarán en grande y para colmo aprenderán a conocer cómo se desarrolló la urbe que están pisando. Y tú, ¿ya has visitado el museo? Cuéntanos qué te parecieron sus instalaciones.

Deja un comentario