Mannerheim, el mariscal que salvó a Finlandia de la URSS

Publicado el Actualizado el

La historia que te traemos aquí al blog tiene tintes curiosos. Es la del mariscal Carl Gustaf Emil Mannerheim, militar y posteriormente presidente finlandés. Fue un personaje siempre fiel al régimen de su país... ya fuera el Imperio ruso o Finlandia.

Mannerheim fue una de las figuras que consiguió mantener a raya a los rusos durante los conflictos armados englobados en la Segunda Guerra Mundial. Precisamente se enfrentó a las tropas a las que había pertenecido dos décadas atrás.

estatua Mannerheim Lahti
La estatua de Mannerheim, al lado de la estación de tren de Lahti.

La posición social de Mannerheim desde el momento en el que creció le ayudó a progresar como militar. Nació el 4 de junio de 1867 en Askainen, en el suroeste de Finlandia, indica su biografía. Entre su familia figuraba gente de negocios o políticos, de manera que no es de extrañar que económicamente no tuvieran problemas. Ahora bien, su padre quebró y Mannerheim arrastró esos problemas económicos hasta que se casó con la hija de un general ruso. Como detalle curioso, él era suecoparlante y no llegó a dominar el finlandés hasta décadas más tarde.

Desde los 15 años, C.G.E. Mannerheim estuvo vinculado al mundo militar. En ese año empezó su formación en Hamina y luego entró en el ejército ruso. Tal y como explica el portal this is Finland, se mantuvo fiel al zar. Participó en la guerra ruso-japonesa (1904-05) e incluso inició una expedición de reconocimiento por Asia. Ni qué decir que con el paso de los años escaló varias posiciones en el ejército.

LEER MÁS | Urho Kekkonen, el presidente de Finlandia más recordado

Su fidelidad acabó en el momento en que Finlandia se independizó en 1917. De hecho, fue una pieza fundamental para que internacionalmente se reconociera la soberanía del país. Anteriormente había recibido un varapalo por parte del nuevo gobierno ruso formado en la Revolución de Febrero de ese mismo año: su perfil ya no era de agrado y fue relegado de sus cargos en septiembre. Además, fue nombrado regente hasta que se formara un gobierno.

Carl Gustaf Emil Mannerheim y Risto Ryti
El mariscal Carl Gustaf Emil Mannerheim y el expresidente Risto Ryti, en junio de 1944. - Wikipedia (Dominio público)

De Rusia a Finlandia

Su primera lucha contra los rusos fue en la guerra civil de 1918. El presidente del Senado, Pehr Evind Svinhufvud, le nombró comandante en jefe, explica la web Suomen presidentit. Su misión era luchar contra el bando de los Rojos, que con el apoyo de la URSS buscaba instaurar un régimen soviético. La parte gubernamental, la de los Blancos, ganó con la ayuda germana.

El 25 de julio de 1919 era el día en el que se debía elegir el presidente de la República de Finlandia. Mannerheim estaba entre los candidatos, pero perdió la votación contra Juho Ståhlberg, quien pasaría a la historia como el primer presidente del país. Ese fue el momento en el que el militar y político se retiró de la vida pública durante un largo periodo de tiempo.

Su vuelta a la política se produjo en 1931, cuando el presidente P. E. Svinhufvud le integró en el gobierno. De esta forma, Mannerheim fue nombrado presidente del Consejo de Defensa y se decidió que él fuera comandante en jefe en caso de guerra. Igualmente, en 1933 ascendió a mariscal.

Y llegó la guerra de Invierno. Mannerheim ya lo vio crudo y antes quería llegar a acuerdos con la URSS, pero las negociaciones no fueron a buen puerto. De todas formas, en este primer asalto se lucieron gracias a la estrategia que diseñó. De su mano salió la conocida como Línea Mannerheim, un sistema defensivo que pasaba por la utilización de la geografía para detener a los rusos.

Cementerio Hietaniemi Helsinki
El cementerio de Hietaniemi, donde reposan los restos de Mannerheim.

Los últimos años de Mannerheim

Con la guerra de Continuación todavía en pie, también contra la URSS, Mannerheim fue elegido como presidente de Finlandia. El caso es que él ya empezaba a estar delicado de salud. En marzo de 1946 renunció al cargo y recibió reconocimientos incluso por parte de los comunistas por la búsqueda de la paz que hizo en estos tiempos revueltos.

Antes de dejarnos, Mannerheim preparó un libro sobre su vida con la ayuda de sus colaboradores. La obra prácticamente fue completada y se publicó póstumamente. Murió el 27 de enero de 1951 al borde de la medianoche en Lausana (Suiza). Fue enterrado en el cementerio de Hietaniemi, donde aún en la actualidad posee la sepultura más grande de todo el recinto.

LEER MÁS | La Guerra de Laponia: la lucha entre Finlandia y las tropas de Hitler

No hay lugar a dudas. Carl Gustaf Emil Mannerheim fue un personaje clave para la configuración de la nación. No es casualidad que fuera elegido como el finlandés más grande. Ahora llega tu turno de hablar: ¿qué aspecto de la vida de Mannerheim te ha llamado más la atención?

Deja un comentario