La cortacésped, una señal que suena a verano en Finlandia

Publicado el Actualizado el

El ritual de cortar el césped es aparentemente algo rutinario que no guarda mucho misterio, pero lo cierto es que en realidad esconde su significado detrás. En un país como Finlandia tan habituado a esta actividad de mantenimiento, prácticamente todo el mundo que vive en una zona residencial tiene que sacar la máquina y mantener el jardín en condiciones.

Lo cierto es que además el simple hecho de cortar el césped marca también la llegada del periodo estival y la llegada del invierno. Te contamos los detalles de este ritual veraniego.

Cortar césped Finlandia
Vamos, que tiene que quedar el césped niquelado.

Realmente en España o en zonas de Latinoamérica es relativamente desconocida esta práctica. El césped requiere mucha agua, algo que se consigue en climas húmedos como el de Finlandia. Por eso lo más probable es que cerca de tu lugar de residencia solo hayas visto estas plantas en campos deportivos, a no ser que vivas en un sitio muy lluvioso. O en Finlandia, claro.

Tener césped en tu jardín es muy bonito, pero también requiere trabajo para mantenerlo. Más o menos cada semana hay que pasar la cortacésped para que no parezca que eres un descuidado. La medida óptima para cortarlo, aseguran desde el diario Iltalehti, es de unos cinco centímetros. Yo mismo, que le he hecho este trabajito a mi abuela finlandesa, francamente no me pongo con el regla a ver si está muy alto o muy bajo. Simplemente confío en la máquina. Eso sí, cuando hace calor (por encima de 25 grados), hay que procurar que no queden muy cortas las hojas para evitar que se quemen. Los finlandeses tienen ya la vista experimentada y saben si la altura es más o menos la correcta.

LEER MÁS | Una bacteria podría arruinar tu día de playa en Finlandia

Esta práctica también ayuda a alejar las garrapatas de tu terreno, indica el diario finlandés Ilta-Sanomat. No tus mascotas lo agradecerán, sino también tú mismo y tus seres queridos. El peligro que tiene este bichejo es que puede transmitir la enfermedad de Lyme. Fiebre alta, dolor de cabeza e incluso parálisis pueden ser algunos de sus síntomas. Si se detecta a tiempo se puede curar en unas semanas, pero mucho cuidado, porque se puede cronificar y postrarte en cama durante meses.

manzana césped
Recoge las manzanas antes de cortar el césped.

La llegada y el final del verano para la cortacésped

La cuestión es que el césped empieza a crecer cuando la temperatura es superior a los cinco grados, apuntan desde el artículo de Iltalehti antes citado. Eso significa que por mucho que la nieve se haya derretido, hasta que el sol no empieza a dar un mínimo de calor. Entonces, hasta que no llega mayo aún no hay que sacar la máquina cortacésped, al menos en el sur de Finlandia. Que el jardín tenga un aspecto descuidado es una señal clara de que el verano se acerca.

El mismo efecto encontramos en otoño, cuando las temperaturas bajen hasta los cinco grados. En el sur del país este escenario se produce durante el mes de octubre. Las hojas de los árboles caen sobre un césped que está viendo cómo se acerca la última pasada de la cortacésped de la temporada. Winter is coming.

LEER MÁS | Cinco razones para visitar Helsinki en verano

¿Y qué pasa cuando llega el invierno y la nieve cubre totalmente el suelo? ¿Se muere el césped y hay que replantarlo? Pues va a ser que no. De hecho, si ya hay una capa blanca bien gruesa y cavas un poco, verás que las hojas aún están algo verdes. Se ve que en la recta final del otoño, cuando ya no crecen estas plantas, empiezan a acumular nutrientes para afrontar esta época. Vendría a ser parecido a lo que hacen los osos para su hibernación.

Si te ha tocado vivir en Finlandia, seguro que la imagen de la cortacésped te sonará a verano. También puede que te haya recordado a pequeños conflictos vecinales por lo bien o mal que se haga, pero eso ya es otra historia. Cuéntanos ahora, ¿qué tal se te da manejar esta máquina?

Deja un comentario