¿Cómo es la fiesta del día de la independencia en el Palacio Presidencial de Helsinki?

Publicado el Actualizado el

El próximo 6 de diciembre Finlandia celebra el día de la independencia, una fiesta marcada en rojo en el calendario. No cabe ninguna duda de que el principal evento organizado en esta jornada es la recepción del día de la independencia en el palacio del presidente del país.

Esta recepción es todo un clásico que hace que medio país se quede pegado al televisor durante toda la noche. ¿Qué tiene esta fiesta en "casa del presi" para enganchar a tanta gente? Aquí te contamos los detalles.

Recepción presidencial Finlandia
La recepción presidencial es el acto central del día de la independencia de Finlandia. - Flicrk (Tuomo Lindfors; CC)

La gran fiesta, conocida popularmente como Linnan juhlat, empieza hacia las siete de la tarde (hora local). El Palacio Presidencial es el lugar elegido cada año para esta celebración. Hasta allí se desplazan cerca de 2.000 invitados de distintos ámbitos.

A la entrada les espera el presidente de Finlandia y su esposa para dar la bienvenida a cada uno de ellos. Esas dos horas dando las manos se convierte en un programa de televisión, prácticamente el más visto del año. El récord de audiencia lo marcó en el año 2017, según la radiotelevisión YLE, con 2,66 millones de espectadores. Cualquiera que esté metido en el tema se dará cuenta de que estas cifras son astronómicas en un país con 5,5 millones de habitantes.

LEER MÁS | 12 curiosidades para entender mejor el día de la independencia de Finlandia

Volviendo al tema de los invitados, ¿a quiénes veremos entrar por la puerta? Primero de todo, veteranos de guerra y lottas (las mujeres que daban auxilio médico en conflictos armados). Después, van pasando políticos de toda clase, famosos, embajadores, etc. Todos ellos van vestidos de gala, pues la ocasión así lo requiere.

Palacio Presidencial Helsinki
Este es el lugar en el que se celebra la gran fiesta del día de la independencia.

El protocolo de la recepción presidencial en Helsinki

Después de que al presidente le salgan callos en las manos de tanto saludar, es hora de los actos protocolarios. Esto incluye la foto de familia (con más de la mitad de los asistentes ya fuera de plano y tomando champán) o el café con los veteranos. Tanto el presidente como su esposa se sientan junto a ellos en un momento de respeto total. Es habitual que les cuenten anécdotas de la guerra mientras ambos simplemente escuchan.

Mientras tanto, la fiesta continúa en el Palacio Presidencial. Se trata de un edificio de estilo muy sencillo, a la vez que elegante. A nadie le habrá pasado por alto sus lámparas de araña o sus blancas columnas estriadas. Haz el siguiente ejercicio: cuando vayas a ver la recepción (lo puedes hacer desde la web de YLE Areena) y fíjate en todos los detalles del lugar, ¿vale?

Una vez llega el presidente a la pista central, empieza el tradicional baile. Como acompañamiento, suelen invitar a algún grupo o cantante popular para amenizar la noche. Además, los asistentes tienen al alcance de su mano comida que realmente da pena tomar, pues tiene un aspecto tremendamente delicioso.

Aunque este acontecimiento esté limitado a la crème de la crème, de alguna manera forma parte de la tradición de cualquier finlandés. Puede que suene aburrido eso de ver a gente dos horas dándose la mano y después pasándoselo pipa, pero desde luego que tiene sus alicientes. ¿Quién va a presentar el mejor vestido? Ese es un tema recurrente después de Linnan Juhlat. Siempre hay alguien que da el cante y se debate sobre si es un conjunto de 10 o de lanzar directamente al vertedero. Además, siempre es de agradecer poder escuchar la música en directo al final de la fiesta.

LEER MÁS | Este fue el arduo camino hacia la independencia de Finlandia

Y tú, ¿ya has vivido desde el sofá la típica recepción presidencial del día de la independencia? Si la respuesta es no, recuerda que día 6 la podrás ver en directo por Internet (sin pirateos ni nada, todo legal). Lo recuerdo una vez más: solo hay que entrar a YLE Areena y darle al play.

Deja un comentario