Inari, el centro neurálgico de los samis en Finlandia

Publicado el Actualizado el

Laponia es mucho más que parajes naturales espectaculares, renos o nieve. Es también el hogar de los sami, un pueblo indígena que habita en la región desde hace miles de años. No cabe duda de que la población que tienen de referencia en territorio finlandés es Inari, motivo por el cual nos dirigimos hacia allí en nuestro último viaje a Laponia.

¿Qué hay allí para visitar? Ya te adelanto que si te interesa aprender sobre esta clase de culturas, hasta cierto punto desconocidas, podrás sacar partido a los días que vayas a estar en Inari. Lee con atención nuestra guía.

Inari Finlandia
El museo Siida, ideal para conocer la cultura de los samis.

Información sobre Inari (Finlandia)

Los orígenes de esta población datan de hace unos 10.000 años, cuando llegaron los primeros habitantes al lago homónimo. La pesca o la cría de renos eran dos puntales del modo de vida de aquellos habitantes samis. Un poco más abajo te explicaré más detenidamente algunos detalles sobre este pueblo nómada.

Inari nació como municipio en 1876 y es el más grande de Finlandia, con 17.321 kilómetros cuadrados, de los cuales 2.000 corresponden a zonas de agua (y la mitad de estos, al lago Inari). Que la extensión sea tan grande no significa que viva mucha gente. Es más, su población es de 6.890 habitantes, según datos del centro de estadística de Finlandia referentes a abril de 2020. La mayoría de ellos viven en Ivalo. No exagero cuando digo que es estadísticamente más probable encontrarte con un reno que con un humano.

Ten en cuenta que, dada su ubicación, toda esta región es objeto de dos fenómenos opuestos: la noche polar en invierno, cuando el sol puede estar sin salir muchas semanas (ideal para cazar una aurora), o el sol de medianoche, cuando el astro rey no se pone durante otras tantas semanas.

Qué ver en Inari

De entrada te digo que no esperes encontrarte con gente vestida con los ropajes típicos. Los habitantes no salen de forma habitual con esos vestidos, pero eso no significa que no sean samis. Puede que haya pasado uno a tu lado y no lo sepas. Ahora no recuerdo quién me hizo la comparación con España: allí no sueñes con ver por la calle sevillanas o toreros, porque no los vas a ver. Pues algo parecido ocurre en esta área de Laponia.

Inari Laponia
Así es el museo Siida por dentro.

El museo Siida

Nuestra primera parada obligatoria es en el museo Siida. Creo que nos podemos abstener de hacer chistes con su nombre. Allí aprenderemos toda clase de cuestiones sobre los samis. Primero de todo, su historia. Llegaron a tierras del norte de Escandinavia, más concretamente por Noruega, hace unos 12.000 años.

LEER MÁS | Test: ¿cuánto sabes sobre Laponia? Averígualo aquí

Precisamente su modo de vida es uno de los aspectos que toca el museo Siida. ¿Sabías que los samis están muy conectados a la naturaleza? Además de tener muchas montañas sagradas, su unión con la fauna era (y aún es) poderosa. El reno era para ellos un animal multiusos. Se dedicaban a la ganadería y de ellos obtenían tanto carne como la gruesa piel que les servía de abrigo. Además, era su medio de transporte.

En cuanto a la comida, hay que decir que su gastronomía se basaba en lo que había en la tierra, por lo que era bastante pobre. Además de reno, tomaban pescado, bayas, setas... Lo que les proporcionaba el bosque y las aguas que les rodeaban.

Inari museo Siida
Esta es la exposición exterior de Siida.

A todo esto, no te olvides dar un paseo por su exposición exterior. Detrás del museo verás algunas de las construcciones, principalmente de madera, que los samis utilizaban para diferentes asuntos. Por ejemplo, para guardar comida. En este sentido, verás que algunas de estas edificaciones tienen la entrada en un punto ciertamente alto para evitar que los animales les robaran sus preciados alimentos.

Información útil:

  • Horario: 10-17 horas (invierno; de martes a domingo); 9-18 horas (verano; cada día)
  • Precio: 10 euros (adulto), 5 euros (niños entre 7 y 17 años), 8 euros (estudiantes y jubilados)
  • Visita su página web
Sajos
Algunos de los objetos que verás en la exposición de Sajos.

El parlamento sami: Sajos

Después de esto, no podemos pasar por alto una nueva parada. Esta vez nuestro destino será el parlamento sami. Para ser precisos, está ubicado en Sajos, un centro cultural. La entrada es gratuita, así que pensé que no perderíamos nada por ver qué hay dentro.

No deja de ser una interesante obra arquitectónica moderna, con la madera como elemento predominante. Tal y como indica la web de Sajos, se abrió al público en enero de 2012. En cuanto a material didáctico, podrás ver una exposición con algunos de los objetos típicos de los samis.

Allí también tendrás la oportunidad de comprar algunos recuerdos típicos del pueblo indígena o de tomar algo en su restaurante. Para colmo, se ve que allí hay un colegio, pues cuando fui había niños entrando, saliendo y correteando por los pasillos. Con un poco de suerte, tu visita coincidirá con alguno de los eventos que se organizan en Sajos.

Juutuanjoki
El río Juutuanjoki atraviesa el pueblo y desemboca en Inarijärvi.

La iglesia sami

No puede faltar una visita a la iglesia sami de Inari para culminar el día conociendo el pueblo. Realmente no destaca mucho, es la típica iglesia luterana finlandesa, al menos visto desde fuera. Por desgracia no pude pasar cuando pasé por allí, pero quién sabe si tú tendrás la oportunidad de contarnos cómo valoras su interior.

Puede que te interese que a su lado han enterrado a los soldados locales que perecieron durante las distintas guerras enmarcadas en la Segunda Guerra Mundial. Han erigido un pequeño monumento con un símbolo con forma de esvástica(en Finlandia no significan lo mismo que las de los nazis).

Lago Inari Laponia
Vistas desde la zona de Ukonjärvi, al sur de Inari.

Lago Inari

No puedo dejar de mencionar en este artículo al lago Inari, la inmensa superficie acuática que ocupa alrededor del 5% del territorio municipal. Sus más de 1.000 kilómetros cuadrados lo convierten en uno de los más grandes de Finlandia. Además, también es de los más hondos con casi 100 metros de profundidad. Entenderás que, vistas las dimensiones, este sitio dé para varios viajes.

Las tierras que rodean el lago Inari por lo general están rodeadas de naturaleza en estado puro y salpicadas por alguna población, en general de carácter pequeño. El mismo Papá Noel que encontrarás en su pueblo de Rovaniemi me recomendó encarecidamente dar una vuelta a su alrededor y de verdad que hay parajes espectaculares. Recuerdo especialmente una curva en la que la carretera parecía estar construida directamente sobre el agua. ¡No había margen ni para un arcén! Solo un guardarraíl nos separaba de acabar mojados. Estos detalles de tus viajes no los olvidas.

invierno Inari
Así se ven las pistas de esquí de Saariselkä.

Actividades de invierno

Toda la región de Inari está preparadísima para acoger a viajeros en busca de la nieve y el frío. Ese deseado manto blanco puede aparecer ya en octubre y no fundirse hasta mayo, aunque la temporada turística suele empezar hacia diciembre.

En el pueblo en sí ya se pueden hacer cosas, como lo típico de ir en moto de nieve (la gente se aventura por encima del hielo del lago sin peligro alguno). Sin embargo, posiblemente también te interesaría esquiar. Para eso ya hay que irse hacia el sur, concretamente hasta Saariselkä. Se trata de uno de los destinos más conocidos de Laponia y de los favoritos para la práctica del deporte de invierno.

Además, está a las puertas del Parque Nacional Urho Kekkonen. Con eso, tienes garantizado que podrás acceder a sus rutas de senderismo y hacer excursiones sin tener que desplazarte muy lejos. Puede que sea buen momento para probar también eso de caminar con raquetas de nieve, ¿no crees? Seguramente las puedas conseguir de alquiler en cualquier sitio.

Dormir en Inari
¿Te gustaría dormir en una cabaña como esta?

Dónde dormir

En Inari también podrás quedarte a dormir si lo deseas, ya que hay varios lugares donde los turistas pueden alojarse. El pueblo está perfectamente preparado para acoger a viajeros que deseen quedarse en algunos de sus hoteles.

Sin embargo, ya sabes que mi opción favorita para dormir durante mis viajes por Laponia ha sido, es y será siempre una cabaña de madera típica. ¡Todos deberían probarla al menos una vez en la vida! En cualquier población de la región podrás encontrarlas y te puedo asegurar que son igual o más bellas que las que puedas ver en fotos. Eso sí, no te metas en esas casitas tan juntas unas de las otras en un solar del pueblo. Parecían cualquier cosa menos un lugar tranquilo, que es precisamente lo que buscamos con esta clase de alojamiento.

Otra opción sería no dormir en Inari e ir solo un día. Para ver todo lo que he citado arriba, no hace falta quedarse en un hotel. Otra cosa es que quieras explorar más la zona o hacer actividades que puedan ofrecer empresas locales, como las típicas de ir en un trineo con huskies o renos o ver las auroras boreales. En mi caso, me quedé en Saariselkä, que está a una hora en coche. En cualquier caso, debes asegurarte de que tu hotel, cabaña o lo que sea tenga sauna: obligatorio probarla.

Inari lago Finlandia
Tener un coche es vital para moverse por Laponia.

Cómo llegar a Inari desde Rovaniemi

Ahora estarás pensando en cómo puedes alcanzar este destino en el norte de Laponia. Realmente es sencillo, solo tendrás que saber escoger una opción.

La opción más cómoda siempre es coger el avión. Desde Rovaniemi no es posible, pero sí desde Helsinki. Finnair suele ofrecer vuelos diarios desde la capital hasta el aeropuerto de Ivalo, así que por esa parte tienes la comodidad asegurada. Un viaje de aproximadamente una hora y al aterrizar, un bus te llevará a tu destino.

Si prefieres ir por carretera, es tan fácil como tomar la carretera E75. Hay aproximadamente tres horas de camino en coche desde la capital de Laponia. En este recorrido, podrás disfrutar de la naturaleza y hacer un alto en algún pueblo como Sodankylä o Saariselkä para hacer un café o lo que sea. Eso sí, ten mucho cuidado con los renos, porque pueden aparecer en cualquier momento. También deberías tener cuidado con el hielo en invierno. De todas formas, ya te digo que esta clase de viajes molan mucho. Mientras lleves algún tipo de guía para no perderte, ya va bien.

La última opción es el bus, ya que en tren no se puede llegar. Eso sí, no es barato, pero si no tienes vehículo propio y no quieres viajar por aire, es lo que hay. A no ser, claro, que quieras coger un taxi y pagar aún más. Consulta la web de Matkahuolto y con un poco de suerte encontrarás alguna oferta interesante.

Lago Inari Finlandia
El ruska es el fenómeno que se da en los bosques en otoño. Las hojas de los árboles se tiñen de colores muy distintos.

Como puedes apreciar, esta localidad tiene muchísimas opciones que podemos explorar. Es un referente claro en la cultura sami, pero también un sitio rodeado de naturaleza que da mucho de sí. Y si además nos da por explorar el municipio, ya ni te cuento. Para colmo, aquí puedes venir en cualquier estación del año, incluso en verano u otoño y siempre tendrás algo que hacer.

LEER MÁS | Las minas de oro en Tankavaara

Ahora cuéntanos tu experiencia viajera. ¿Has podido conocer ya Inari o tienes pensado ir pronto?

Deja un comentario