Ramón Crespí: "En Finlandia la cantidad de start-ups que tienen éxito es brutal"

Publicado el Actualizado el

¿Te has preguntado cómo puedes emprender tu propio proyecto en Finlandia? Seguro que a más de uno se le habrá pasado por la cabeza esta idea. Ramón Crespí Rosselló (1987; Lloseta, Mallorca, España) no solo lo pensó, sino que además logró empezar su empresa, Nordinen, que busca ofrecer experiencias finlandesas de un modo un tanto alejado a lo típico que ofertan las agencias turísticas. Además, en su currículum figura una amplia experiencia. Estuvo en BMW como jefe de corporaciones y ventas de vehículos eléctricos, ha sido su propio jefe en otros proyectos de emprendimiento, se ha implicado en la escuela de negocios ThePowerMBA en Finlandia...

Como muchas de las entrevistas hechas en la época del Covid-19, se tienen que hacer por videoconferencia. Nos recibe en su 'casa' en los Alpes suizos como foto fija de fondo donde se prometió con su mujer, finlandesa.

Empresas españolas en Finlandia
El fundador de Nordinen en uno de sus paseos por Finlandia. - Fotos cedidas por Ramón Crespí

Conociste a tu mujer, que es finlandesa, ¿pero cómo te animaste a dar el paso de mudarte y emprender un nuevo proyecto?

    En este tipo de decisiones se generan una serie de motivos por los cuales decides tomar una decisión. En mi caso, Finlandia me encanta, me vuelve loco. Soy de las personas que hacen las cosas en las que creen. Yo disfruto haciendo, vendiendo o emocionándome con algo en lo que realmente creo. Finlandia cumple ese requisito.

    La segunda razón es que fuimos padres hace nueve meses. Tener un hijo y un negocio en España conlleva prácticamente el mismo esfuerzo, pero la calidad de vida, poder disfrutar con tu familia o tener más tiempo es otro motivo. Durante algunas horas en Finlandia no te va a llamar nadie.

    El tercer motivo fue el ecosistema emprendedor de Finlandia. Es conocida como el mini Silicon Valley de Europa. La cantidad de start-ups que nacen y la cantidad de las que tienen éxito es brutal. La educación es muy buena, no solo la clásica, sino también la de negocios. La cultura de hacer lo que te gusta está a flor de piel.

¿Es fácil iniciar una empresa en Finlandia? ¿Encuentras que ponen muchas trabas?

    No, al contrario. Si entramos en una comparación con el ecosistema español, todo son facilidades. Ellos creen en las personas, en las ganas de emprender y te ayudan. Da igual que seas finlandés o te acabes de mudar. El Ayuntamiento de Helsinki tiene unas formaciones gratuitas espectaculares con gente muy importante que te explica y te dice cuál es el modelo que necesitas, cómo tienes que crear la empresa, qué no tienes que hacer y sobre todo qué pasos debes dar antes de abrirla y cuáles no.

    Es verdad que hay trabas que no conoces, pero burocracia, como en cualquier país. Hay un poco más de la que pensaba, pero mucho menor, eficiente y rápida que en España.

Ramón Crespí Nordinen
Ramón Crespí nos enseña su sauna con forma redonda.

Ramón Crespí: "Finlandia está cada vez más receptiva a tratar a todos por igual"

Me sorprende que digas que no te hayas encontrado con problemas por ser extranjero, porque mucha gente dice precisamente lo contrario

    Durante los últimos 5 años, he viajado a Finlandia una media de ocho veces al año y ahora vivo aquí. Entonces, llevo conociendo la psicología finlandesa un tiempo. Los finlandeses tienen una cosa y es que generalmente necesitan la aprobación de un tercero, también finlandés, para certificar tu valía. Sin embargo, últimamente Finlandia ha cogido este ritmo de la igualdad para todos. El país está cada vez más receptivo a tratar a todos por igual. Quizás también mi amor por Finlandia te ayuda a que te reciba mejor.

¿Te dan muchas ayudas económicamente?

    Lo primero que haces en Finlandia cuando llegas como inmigrante europeo es darte de alta como un desempleado. Te puedes acoger a una ayuda, el startup grant, unos 700 euros brutos durante seis meses para ir empezando tu proyecto. Después, desde Business Finland, la empresa nacional para fomentar los negocios, ofrecen una inversión a fondo perdido de hasta 50.000 euros con una serie de condiciones.

Hablemos un poco de temas burocráticos. Tipos de empresas, impuestos, documentos que tengas que presentar... ¿Has apreciado algún aspecto que destaque por diferente en cuanto a lo que has visto en España?

    Yo diría que la diferencia principal es la rapidez para hacer una consulta. En Finlandia no puedes llegar tarde, cosa que en España cuesta de hacer entender, pero yo siempre he sido una persona de llegar 10 minutos antes. En ese sentido, Finlandia y yo tenemos match.

    Lo que me sorprendió en las Sociedades Limitadas es que era mejor que no tuvieras más del 50%, porque si falla la empresa no puedes acogerte a un fondo de garantía para empresarios. Los pequeños emprendedores deben saberlo.

"Para los finlandeses es muy importante qué y dónde has estudiado"

¿Hay mucha diferencia entre la mentalidad empresarial española y la finlandesa? ¿Qué diferencias has apreciado?

    Mucha, pero mucha. Aquí me he encontrado que la gente está muy preparada. En el sur de Europa hay mucho empresario con cero estudios y con mucho éxito, como Amancio Ortega (Inditex). Pero los finlandeses preguntan siempre qué has estudiado y dónde. Para ellos es muy importante.

    La mentalidad es de ir directos al grano. No se habla tanto antes de la reunión ni dura una hora y media. Aquí no hay nada de eso. ¿Te interesa? Sí o no. ¿Lo compras? Sí o no. Adiós. Para mí, está muy bien este modelo. Además, las palabras de gratitud existen, pero solo duran un minuto. Al final hemos estado media hora y no hemos invertido más tiempo.

¿Qué debe tener en cuenta cualquier persona que desee emprender en Finlandia?

    Lo primero, debe tener experiencia en emprender un proyecto. Puede que no funcione en dos o seis meses. Estar curado de haber sufrido caídas es muy importante. Hoy en día se usa mucho el término resiliencia, la capacidad de sobrevivir tras caerse. Aquí es muy importante: vienes a un país nuevo y debes contar con el peor escenario posible. Y después, debes tener algo de dinero ahorrado. Aquí tienes el doble de gastos y debes tener como mínimo ahorros para un año.

También es muy importante entender la cultura finlandesa. Por ejemplo, no puedes ir a una reunión con un socio empresarial y dar dos besos. En este sentido, ¿qué crees que deben saber quienes decidan emprender en Finlandia?

    Si das dos besos a alguien, es una declaración de intenciones a lo bestia, así que mucho cuidado. A veces incluso dar la mano no es necesario. Habitualmente dan un gesto de aceptación con la cabeza. Tocar en el hombro: los españoles, cuando salimos de la reunión, enseguida le ponen la mano... No toquéis a nadie, mantened una distancia de respeto. En Finlandia el espacio vital es megaimportante y requiere al menos un metro. Después, cuanto más cortas sean las palabras de despedida, mejor. No hay que alargar por quedar bien.
Nordinen Ramón Crespí
El diseño en Finlandia se expresa en diversas formas, como esta silla en la que está sentado.

Emprender en Finlandia: "Considero que si vienes, debes conocer el idioma"

Mucha gente se pregunta por el tema del idioma. ¿Basta con el inglés?

    En el sur casi todo el mundo habla inglés. De allí hacia el norte, se habla básicamente en las ciudades. Igualmente, considero que si vienes a Finlandia, debes conocer el idioma. Si estás predispuesto a aprenderlo y disfrutas con esa experiencia, no tendrás problemas. En cinco años aprendí bastante y ahora en siete meses, muchísimo más. Lo uso todos los días y además no tengo miedo de hablarlo. Mucha gente tiene miedo y no lo practica y entonces tardas años o una eternidad en hablar finés. No hay otro estilo de aprender. Tienes que fallar y sentir esa minivergüenza para poder avanzar.

    En finés después hay muchas palabras que con una u más larga o más corta significan cosas distintas. Siempre me equivoco con tuuli (viento) o tuli (fuego). A veces quiero decir "enciende el fuego" y acabo diciendo "enciende el viento".

Tu start-up se llama Nordinen y busca ofrecer experiencias 100% auténticas en Finlandia, más allá de lo turístico. ¿Cómo se te ocurrió esta idea?

    Mi mujer vivió en Helsinki muchos años y es de un pueblo pequeño al norte de Tampere. La verdad es que la Finlandia de ciudad a la de en medio del campo no tiene nada que ver. He tenido la suerte de poder experimentar la caza, la pesca, comer fresas y arándanos directamente desde el suelo, coger los rebozuelos (kantarelli) listos para comer... Esas son experiencias de naturaleza que me hacían que pensar. Esto no me lo había imaginado de Finlandia. En el lago sobre el que patinábamos sobre el hielo en invierno, en el mismo lugar en verano estábamos nadando. La naturaleza es capaz de darte dos escenarios distintos a causa de la temperatura.

    Yo decía: "No hay nadie que lo ofrezca, que realmente lo pueda hacer bien" y decidí hacer una prueba. Empecé a tirar de contactos y encontré cuatro o cinco clientes que dijeron que querían venir. Todos vinieron, todos disfrutaron y todos nos recomendaron. Nos dimos cuenta de que tenía sentido. Es cierto que tenemos una serie de perfiles de cliente que encaja con nuestro producto, no es para todo el mundo. Es un producto para una persona con unos ingresos y que puede permitirse traer a su familia. Les alojamos en hoteles de cinco estrellas en Helsinki y luego vamos a cabañas de madera muy bien equipadas y con unos servicios que son una pasada.

Ramón Crespí Rosselló
Ramón Crespí disfruta de placeres finlandeses como cortar la leña para el invierno.

"En Nordinen nos gustan mucho las actividades normales de todos los días"

¿Qué clase de experiencias ofreceréis?

    Tanto en la parte de ciudad como la rural, nosotros hemos decidido contar Finlandia desde la arquitectura, la gastronomía, la eficiencia y la sostenibilidad. Por qué en Finlandia no hay adoquines en la acera y sí asfalto. Este tipo de cosas tienen una explicación. Cuando empiezas a ver la psicología de los finlandeses, a explicársela y a ponerle ejemplos de la ciudad o los lugares, todo cobra sentido.

    Después, hay una parte muy casera. A mí me encanta cocinar. Le dedico demasiadas horas. Estos últimos años me he interesado por la cocina auténtica. Al final, los productos que se usan en la alta cocina son muy humildes. No son caros, es cara la forma de prepararlos, llegar a la técnica. Nosotros vamos a hacer algo parecido. Vamos a comprar con nuestros clientes los alimentos, vamos a pescadores y cazadores locales. Si han cazado alces o renos, vamos a los cazadores a comprarles un trozo de carne y lo hacemos. También hay muchas granjas en las que puedes ir, coger lo que quieras, pesarlo y depositar el dinero en una cajita sin que haya trabajadores. Así ven hasta qué punto llega la confianza de los finlandeses.

    También nos gustan mucho las actividades normales de todos los días. En verano hay que cortar los suficientes árboles para tener leña en invierno. Enseñamos cómo talarlos, qué tipo de árboles hay, cómo colocar la madera de forma perfecta en esos armarios que tienen. Les explicamos cómo funcionan las saunas, qué tipos hay. Está la sauna ahumada, la redonda (el vapor da una vuelta y casi te afeita el cuello de lo caliente que está)... Es todo una experiencia muy natural, muy de casa, y sobre todo lo estás haciendo en zonas privadas. No es ni un hotel, ni un pueblo de vacaciones, sino mi casa.

¿Y qué hay sobre la sostenibilidad que antes mencionabas?

    A cada cliente, aparte de enseñarles cómo se recicla en Finlandia, les plantamos una serie de árboles para compensar la huella de carbono. Por ejemplo, si vienen de Mallorca, son 16 árboles por persona. Cuando es el momento adecuado, se plantan y en un mapa marcamos dónde tienen sus árboles. Tenemos previsto mandarles cada año una foto para que vean cómo crecen.

La crisis provocada por la Covid-19 también te ha afectado duramente. ¿Cómo ha afectado a tu empresa?

    Hace cinco meses, empezamos con marketing a tope y captamos 38 reservas de golpe para todo el año. Sin embargo, luego vino lo que vino. Tuvimos que devolverlo todo. De todas esas familias, nos han quedado con intenciones de buscar nuevas fechas más o menos la mitad. Veo la luz, pero más que reservas, los clientes preguntan muchísimo. Esto que ha pasado hay que tenerlo como un bache. Hay gente que se ha roto una pierna y le va a costar caminar de nuevo y gente que sigue caminando. Se va a acordar del bache, va a aprender y la próxima vez puede que lo coja de otra manera.

¡Muchas gracias! Te dejo un último momento para dirigirte a nuestros lectores.

    Os agradezco de corazón que hayáis invertido este tiempo. Para mí es un honor que Michan me haga esta entrevista. Hablar de Finlandia y emprendimiento son dos cosas que componen mi corazón. Me encanta contar esta experiencia, así que estaremos aquí cuando lo necesitéis. Si tenéis preguntas o dudas, podéis contactarme a través de mis redes sociales con el nombre Ramón Crespí o preguntarle a Michan, que os ayudará a estar en contacto conmigo. Mil gracias y un abrazo a todos desde Finlandia. Kiitos!

En fin, creo que de esta entrevista hemos aprendido mucho sobre qué debemos tener en cuenta para emprender en Finlandia. Si tienes alguna pregunta extra, este es el lugar para formularla. Esperamos leerte en los comentarios.

Deja un comentario