Sanna Marin, la carismática primera ministra de Finlandia

Publicado el Actualizado el

¿Quién no conoce a Sanna Marin, la primera ministra de Finlandia? Es sin duda la política finlandesa de moda. Acapara titulares en medios internacionales y parece haberse ganado una buena reputación desde el minuto uno.

Marin ha vivido un ascenso meteórico en su carrera política. De la mano del partido Suomen Sosialidemokraattinen Puolue (SDP, Partido Socialdemócrata de Finlandia en español), ha pasado en apenas unos años de ocupar cargos municipales a estar en el punto de mira de todos como primera ministra.

Sanna Marin biografía
Sanna Marin, primera ministra de Finlandia. - Flickr (Laura Kotila/Gobierno finlandés; CC)

Biografía y currículum de Sanna Marin

La historia personal de Sanna Mirella Marin es realmente curiosa. Nació el 16 de noviembre de 1985 en Helsinki, aunque creció en Pirkkala, cerca de Tampere. Hay un hecho que le acompaña desde pequeña y es que ella tiene dos madres. Se crió con una pareja homosexual con total normalidad, cosa que ella ha tomado con naturalidad. Ella se define como hija de una familia arcoiris en su web. Realmente, su madre biológica estaba casada con un hombre, Lauri Marin, pero se separaron, cuentan medios como Länsi-Suomi. Su padre tuvo problemas con el alcohol, algo que por desgracia es relativamente habitual en mucha gente en Finlandia.

No se puede decir que Marin haya tenido una vida del todo sencilla. Su familia no tenía un poder adquisitivo alto y de hecho dependía de ayudas estatales. Cuando era joven, empezó a trabajar en una panadería de Tampere, según explica La Vanguardia. Su objetivo no era otro que el de pagar los gastos relacionados con sus estudios. Asimismo, en su currículum figuran empleos como repartidora de periódicos o cajera, que compaginó con sus estudios en la universidad. Como principal título educativo, figura un máster en Ciencias de la Administración.

Sanna Marin currículum
Marin proviene de una "familia arcoiris". - Flickr (Jukka-Pekka Flander/SDP; CC)

En la actualidad, es la pareja de Markus Räikkönen, un exfutbolista de su misma edad que jugó en Ykkönen, la segunda división finlandesa, según podemos comprobar en el portal Transfermarkt. Se casó con él en verano de 2020 y tienen una hija en común, Emma Amalia. Los tres viven en Kaleva, un barrio de Tampere.

En relación con el que actualmente es su esposo ha habido polémica, pues la empresa en la que trabaja recibió dinero del organismo público Business Finland, según el diario Foreigner.fi. El caso es que la noticia saltó tras conocerse que se había subvencionado a compañías vinculadas con celebridades o políticos.

Sanna Marin
¿Sabías que le plantó cara a Pedro Sánchez? - Flickr (Aapo Riihimäki/Gobierno finlandés; CC)

Carrera política

Su interés por la política empezó cuando se afilió a las juventudes de SDP, partido de centro-izquierdas, durante su época universitaria. La primera vez que se lanzó a unas elecciones fue en 2009, cuando quería entrar en el Consejo Municipal de Tampere (lo que vendría a ser el ayuntamiento). Al ser aún una novata, solo pudo conseguir un puesto como reserva.

En los siguientes comicios de 2013, consiguió hacerse con lo que nosotros llamaríamos la alcaldía de Tampere. Entonces aún era una veinteañera. Puede parecer prematuro, pero desde luego demostraba que tenía lo que hay que tener para hacer su labor. Mira este vídeo y sus intervenciones (subtituladas al inglés):

Llegada a primera ministra

Desde entonces, su ascenso fue fulgurante. En 2015 ya tenía un asiento en el Parlamento y en 2019 era ministra de Transportes. El caso es que el que para entonces era el primer ministro, Antti Rinne, se vio forzado a dimitir por su gestión en una huelga del servicio postal (Posti). El nombre de Sanna Marin, entre otros, sonó con fuerza como reemplazo y finalmente se puso al mando.

En este punto creo que debo recordar que su puesto no es el de presidenta del país, sino el de primera ministra, que sin duda es un cargo que no debemos menospreciar. En Finlandia, por su condición de república, tenemos por una parte al presidente (Sauli Niinistö) y, por otra parte, al primer ministro (o, en este caso, en femenino). Hay unas elecciones que solo son para elegir presidente y otras para el Parlamento. Para que te hagas a la idea, funciona al estilo de Alemania, donde hay un presidente que fuera del país conoce poca gente y después está la canciller, Angela Merkel, que es a quien sí reconocemos.

Prácticamente desde que se sentó como primera ministra, Sanna Marin ha llamado la atención por ser, según muchos titulares, la "primera ministra más joven del mundo". Como mínimo, podemos decir que el dato está desactualizado, por no decir algo inexacto, pero no entraré en detalles y lo dejaremos como una de las más jóvenes y punto.

Sanna Marin primera ministra
¿Te irías de cañas con ella? - Gobierno finlandés (Laura Kotila; CC)

También ha llamado la atención que Finlandia haya sido un país con relativamente pocos casos de coronavirus, por lo que volvió a fortalecer su imagen internacional. La noticia que se viralizó por el mundo era sobre lideresas que habían contenido la pandemia en sus respectivos países. Otra cosa es si realmente se tomaron medidas a tiempo y la velocidad con las que se fueron implementando, pero eso ya daría para escribir un nuevo post.

Sanna Marin también se ha hecho notar por su mano dura. Pregúntenselo al mismo presidente de España, Pedro Sánchez, con quien mantuvo una discusión por las ayudas europeas por la situación provocada por el coronavirus. De alguna forma, demostró que, a pesar de su rápido ascenso político, no dudó en plantarle cara a alguien con una experiencia política claramente mayor.

En fin, ahora es tu momento de opinar. Cuéntanos tu visión sobre Sanna Marin: qué te parece como mujer que está al frente de Finlandia. ¡Nos leemos!

Deja un comentario