Patinaje sobre hielo: una de las actividades de invierno más populares

Publicado el Actualizado el

Si te decides a venir a Finlandia en invierno, estoy convencido de que querrás practicar las típicas actividades de la temporada. Esquiar está en la lista de muchos, pero tampoco nos podemos olvidar de otro clásico: el patinaje sobre hielo.

Seguramente en tu ciudad hayas tenido la oportunidad en unas instalaciones en las que casi te cobran hasta por respirar. Pero claro, no es lo mismo hacerlo en un espacio cerrado que al aire libre.

patinar sobre hielo finlandia
¿Te vienes a deslizarte sobre esta pista de hielo?

En Finlandia es cosa de cada día eso de ir a patinar sobre hielo en invierno. Desde pequeños, los finlandeses se acostumbran a pasar esos días de frío entretenidos con esta clase de actividades al aire libre. No es ninguna sorpresa que aquí la mayoría de gente sepa manejarse con soltura en este deporte.

Cada pueblo tiene sus zonas habilitadas para esta práctica y se pueden usar sin coste alguno. Nada, cero euros. ¡Mi precio favorito! La pega es que para gente que ni tiene equipación ni conocimientos no siempre hay ayudas. Muchas veces, ni una simple barandilla a la que agarrarse para dar esos primeros pasos temblorosos sobre el hielo.

Dónde patinar sobre hielo en Finlandia

Empecemos descubriendo dónde patinar en Helsinki. Lo más sencillo para principiantes es ir a las instalaciones al aire libre que hay en Rautatientori, la plaza que hay al lado de la estación del tren. Allí se suele montar cada año el conocido como Jääpuisto. La gran ventaja es que tienes a tu disposición un servicio de alquiler de patines y facilidades por si nunca has practicado este deporte. Puedes coger una especie de tacataca que te ayudará a mantenerte en pie.

patinaje sobre hielo finlandia
Hasta parezco bueno posando en la foto, ¿no? Pues no.

Por supuesto, hay más sitios por Helsinki donde poder practicar. Me consta que en Käpylä hay unas pistas en Mäkelänkatu. Mi consejo es que mires en campos de fútbol o pesäpallo (el béisbol finlandés) para encontrar sitios donde patinar.

Por lo que he visto, se suelen aprovechar instalaciones deportivas al aire libre para hacer pistas de hielo. ¡Conviene que les eches un vistazo! Asimismo, aquellas poblaciones que disponen de un lago en sus cerca también pueden habilitar una zona para que la población pueda usarlas. Eso sí, cuidado: no vayas si no se indica claramente que no hay peligro. Aunque te parezca que sea seguro, puede que el grosor del hielo no sea suficiente para soportar tu peso. Incluso pasado un día a -20 grados, es posible que aún el espesor sea insuficiente para aguantar a un humano.

Consejos para patinar

Ahora ya sabes dónde patinar o por lo menos cómo encontrar pistas, creo que es buen momento para dar cuatro consejos sobre cómo patinar. Yo aún estoy aprendiendo, sí, pero he observado un par de comportamientos sobre el hielo que puede que te ayuden.

patinaje sobre hielo helsinki
¡Prepara tus patines y únete a nosotros!

Para empezar, la posición de los pies. Me he dado cuenta de que los tuercen directamente hacia el exterior, así que tenlo en mente cuando te pongas manos a la obra. Igualmente, conviene doblar las rodillas. Con estos primeros consejos ya al menos deberías poder estar derecho y quieto sin besar el suelo. Ahora, otra cosa es empezar a deslizarse...

Va a sonar muy fácil lo que voy a decir, pero no lo es. Hay que procurar deslizar todo lo posible cada pie. Es decir, dejar que el patín recorra la máxima distancia posible sin que pierda contacto con el suelo. Por lo que he observado de otra gente que patinaba sobre hielo, si podían continuar un metro sin levantar la extremidad en cuestión, ya iban bien.

Y otra cosa más sobre la expresión corporal. Me recomendaron que acompañara el movimiento de los pies con los brazos. Mueves el pie izquierdo, llevas los brazos hacia la izquierda. Suena fácil, pero no lo es tanto cuando estás batallando por mantener el equilibrio. El caso es que este movimiento me salió de forma natural en uno de esos momentos en los que parecía que le estaba pillando el tranquillo. También es cierto que a los segundos de que me elogiaran por eso me fui al suelo.

Ya por último, inclínate ligeramente hacia delante. A mí me ayudó a mantener el equilibrio. De hecho, esta es una de las cosas que observé que hacían mis compañeros megaexperimentados cuando fui con ellos a patinar.

Dicho todo esto, lo más probable es que te caigas varias veces antes de hacerlo bien. Para perfeccionar la técnica, lo mejor es practicar y besar el hielo unas cuantas veces. Ahora dinos: ¿tienes algún truco para aprender mejor? ¡Nos leemos!

Deja un comentario