relación entre finlandia yrusia

Finlandia y Rusia: una relación amigable y tensa

Finlandia es uno de los puntos calientes de la Unión Europea, al menos en lo que se refiere a la relación con Rusia. La situación política internacional con el país vecino del este no se puede decir que haya sido muy buena en los últimos años y, en este sentido, muchas veces las miradas se han centrado en Finlandia por el hecho de tener a los rusos al otro lado de la frontera.

Incluso en Finlandia no se puede decir que haya una relación del todo fluida con Rusia. No es mala, y de hecho económicamente conviene que haya paz. Sin embargo, hay muchos matices y aspectos históricos que explican por qué es tal la situación en la actualidad. Vamos a descubrirlos.

relación entre finlandia y rusia
Finlandia y Rusia mantienen unas relaciones cercanas. - Kremlin.ru (CC)

Antecedentes históricos

Lo primero que me gustaría hacer es dar cuatro apuntes a nivel histórico. Finlandia fue tierra de diversas tribus y demás historias hasta más o menos el siglo XIII, cuando los suecos empezaron a anexionar este territorio. Durante mucho tiempo, hubo ciertas disputas con los rusos para ver quiénes se quedaban con esta extensa área.

En 1809, finalmente el Imperio ruso conquista Finlandia. Fueron más de 100 años bajo su dominio, hasta 1917. Durante todo ese tiempo, fue un Gran Ducado que gozaba de cierta autonomía. De hecho, fue en este periodo cuando Finlandia acuñó su propia moneda, markka (el marco finlandés). Sin embargo, a la vez hubo un movimiento con pensadores, escritores y políticos involucrados que empezaron a inculcar una idea de que podíamos ser un país independiente, cosa que se consiguió en los momentos finales de la Primera Guerra Mundial.

Segunda Guerra Mundial

Por desgracia, la historia con Rusia no acaba aquí. Hubo unos años de tensión en el ambiente, especialmente a partir de los años 30 y que culminaron en 1939 con el inicio de la guerra de invierno. La URSS básicamente quería invadir Finlandia. Por suerte, no lo consiguió a pesar de tener una superioridad numérica abismal. Sí, Finlandia tuvo que hacer ciertas concesiones territoriales, pero resistió. Durante la guerra de continuación, desde 1941 hasta 1944, continuaron las batallas, que culminaron en un acuerdo que incluía más cesiones.

Esto, además, implicó que mucha gente tuviera que abandonar sus casas con la esperanza de volver alguna vez. Ocurrió sobre todo en la zona de Carelia que ahora es rusa.

mapa frontera finlandia rusia
Mapa de la frontera de Finlandia y Rusia antes de la Segunda Guerra Mundial. - Pixabay (WikiImages)

Desde entonces, entre Finlandia y Rusia ha reinado una calma tensa, con sus momentos de mayor o menor tranquilidad. Hubo un presidente, Urho Kekkonen, que trató de mantener una buena relación con los rusos. Estamos hablando de una persona que ocupó el cargo entre 1956 y 1981, un periodo marcado por la guerra fría. Paradójicamente, se podría decir que Finlandia la pasó de manera más cálida. Es más, según apunta el diario Ilta-Sanomat, Kekkonen se hizo amigo del entonces dirigente soviético Nikita Jrushchov en 1957. Y por lo visto no era ninguna actuación de cara al exterior.

Relaciones actuales

Incidentes

En la actualidad, de vez en cuando aún ocurre algún pequeño incidente en relación a aviones rusos. No estamos hablando de vuelos comerciales, más bien de militares. Un artículo de YLE, la radiotelevisión finlandesa, apuntaba a que esto ocurre entre una y seis veces al año y raro es aquel año en el que hay paz en el espacio aéreo finlandés.

A pesar de todo, sí que hay algún esfuerzo en mantener buenas relaciones con Rusia. No es raro que de vez en cuando Putin se deje caer por Finlandia y le reciban las autoridades del país. Es por eso que no fue casualidad que el presidente ruso se reuniera con su entonces homólogo estadounidense, Donald Trump, en Helsinki. Es occidente, cosa que le valía a Trump para celebrar la cumbre, pero a la vez es una zona de confianza para Putin.

tren finlandia rusia
Este es el tren de Finlandia a Rusia. - Wikipedia (Otto Karikoski; CC)

Economía

Hay que tener en cuenta que la economía de Finlandia también depende en parte de Rusia. Se dejó notar negativamente durante la última crisis del rublo, pues el turismo ruso bajó mucho. Antes de que el valor de su moneda cayera en picado, los rusos iban a Finlandia en el periodo postnavideño para hacer sus compras aprovechando las rebajas.

Aparte de esto, hay que apuntar que Rusia tiene un papel importante en las exportaciones finlandesas. Según datos que recopila The Observatory of Economic Complexity, las exportaciones a Rusia representan un 5,25% (2018; más de 4.000 millones de dólares). Creo que el ejemplo más popular es el del queso Oltermanni. Hubo un episodio curioso cuando no se pudo transportar estas unidades hasta Rusia y se acabaron vendiendo en Finlandia. La gente los bautizó como el queso de Putin. De todas formas, esto solo es un ejemplo que tuvo una repercusión considerable, pero lógicamente hay muchos más productos que se exportan y que no mencionaremos para no hacer este artículo infinito.

frontera entre finlandia y rusia
Estas señales indican que se entra en la frontera entre Finlandia y Rusia. - Wikipedia (Arto Häkkilä; CC)

Rivalidades

Como un apunte ya más amistoso, te diré que también se ha formado una rivalidad en lo deportivo. Lo más palpable es cuando las selecciones de hockey sobre hielo de Finlandia y Rusia se encuentran en los Mundiales. En este deporte destaca especialmente, porque ambas son unas potencias a las que siempre hay que temer. Entonces, una victoria ante ellos es doblemente celebrada. Quería también hacer este comentario para que se vea que la relación entre ambos países también se nota en la sociedad.

Ya por último, culturalmente Rusia ha dejado marca en Finlandia. Lo verás en la arquitectura de muchas ciudades. Asimismo, hay un tren, el Allegro, que une ambos países. Aun así, sí que se aprecia en la sociedad un resentimiento hacia Rusia. Por poner un ejemplo, el profesor asociado de la Universidad de Finlandia Oriental Jussi Laine estudió diferentes clases de artículos de opinión del periódico Helsingin Sanomat y vio que la mayor parte eran negativos respecto al vecino del este. Incluso notó algo curioso: hechos aparentemente positivos que se transformaban en negativos. También hay una cuestión de posición ideológica del medio, pero si nos ponemos a analizar cada detalle no acabamos.

En cualquier caso, lo que vemos ahora es una postura cercana entre ambos países por intereses económicos. A la vez, parte de la sociedad también se posiciona del lado de la rusofobia. Y es que tener una frontera de más de mil kilómetros con Rusia tampoco es sencillo. De momento, la calma sigue imperando en las relaciones y esperemos que así siga muchos años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: