Por qué debes hacer un viaje de relax a Finlandia (y no a toda prisa)

Publicado el Actualizado el

Finlandia es un país para verlo con calma. Seguramente en algún momento te plantees volver a pasar tus vacaciones allí, y no es para menos. Los atractivos que ofrece son muchísimos, ya sean culturales, de naturaleza o urbanos, e incluso puedes buscar momentos diferentes del año para disfrutar de toda la oferta para el visitante extranjero.

¿Puedes visitar Finlandia sin apenas descansar y con un calendario muy apurado? Técnicamente sí, claro, pero así no se disfruta tanto. Te daré aquí los consejos para que puedas disfrutar de tu viaje en condiciones y exprimir al máximo tus vacaciones.

viaje de relax a Finlandia
Así lucen las calles de Kemi en pleno ruska.

¿Pasar un día en la capital? No, gracias

Lo primero que debes saber es que Finlandia no es un país para ir por prisas. Eso de "hoy vamos a visitar la ciudad X de pe a pa y mañana la ciudad Y de cabo a rabo" no funciona muy bien, sobre todo si una de las ciudades es Helsinki.

En invierno, que además la ciudad está más parada en comparación con el verano, fui a Helsinki con un amigo que no conocía nada del país. Pues bien, nos pegamos una matada tremenda caminando, cosa que al menos está bien para hacer ejercicio, pero no llegamos a verlo todo en un solo día. Él quería ir a ver el campo de fútbol del HJK, el principal club del país, así que nos desviamos por Töölö. Desde luego, creo que mereció la pena. Tuvimos la ocasión (sí, yo me incluyo) de ver cosas chulas que muchos turistas se pierden.

Por supuesto, lo que es el centro -catedrales incluidas- lo pudimos ver y hasta visitamos Suomenlinna un poco al límite del tiempo que marca el sol. Sin embargo, nos dejamos muchas cosas por el camino. Ni Temppeliaukionkirkko, ni la capilla del silencio, ni el antiguo mercado cubierto, ni un solo museo...

LEER MÁS | La iglesia de Temppeliaukio, única en Helsinki

Si visitas Finlandia, no cabe la menor duda de que Helsinki debe ser descubierta. Sin embargo, un día no basta, por mucho que algunos pregonen que sí se puede. Lo he comprobado por mis propios medios.

También hay que saber qué sitios puedes visitar en un día. Porvoo, por ejemplo, sí que es perfecto para una excursión de un día. Todo está a dos pasos y se puede pasear por allí tranquilamente. Visitar tiendas, hacer una escapada por la naturaleza, descubrir algún museo... Todo, todo no lo vas a ver, pero una parte muy significativa de la ciudad, sí.

relax Finlandia
La nevada que nos acompañó hasta Rovaniemi.

La tranquilidad de ir con calma

Cuando con mi mismo amigo fuimos a Rovaniemi, nos lo tomamos con más calma. Estuvimos tres días enteros y la verdad que los disfrutamos muchísimo. Una mañana entera la dedicamos a Santa Claus Village, otra para ir a Ounasvaara de excursión senderista y, entre tanto, paseamos por la ciudad husmeando en cada rincón (incluido el museo Arktikum).

Creo que el hecho de estar más tiempo allí nos permitió saborear mejor el lugar. No lo vimos absolutamente todo, porque por ejemplo algún museo se quedó sin visitar, pero nos quedamos con una sensación de satisfacción total. Además, que haya 70 centímetros de nieve y esté nevando todo el tiempo contribuye a que la imagen que se te quede sea positiva (aunque no viéramos la aurora boreal).

Este ejemplo se puede extender a otras ciudades. Turku y Tampere son dos ciudades grandes que, por desgracia, solo pude visitar durante un día. Ahora me dan ganas de volver, porque se me quedaron varias cosas por el camino que no vi. Por eso, si tú vas, mejor que le dediques más tiempo. Si no puedes ver en un viaje todo lo que quieras, pues ya tienes excusa para regresar.

Tranquilidad Finlandia
¡Este lago me llama!

Varios días en contacto con la naturaleza

Otro motivo para no ir con prisas es estar en contacto con la naturaleza. Alquila una cabaña en medio de la nada y al lado de un lago y pégate cuatro, cinco días o incluso una semana. ¿Que es aburrido? Va a ser que no. Es un plan totalmente finlandés que te sumerge en la vida de gran parte de la población local, que cuando quiere desconectar se va a su mökki, como le llaman ellos.

¿Qué puedes hacer una semana entera metido en una caseta de madera? Con el simple hecho de tener un lago al lado, ya tienes muchísimos recursos para no aburrirse. Puedes pescar, salir unas cuantas veces con la barca y descubrir cada esquina, nadar... Obviamente, una cosa es el verano y otra es el invierno. En los meses más fríos, aún podrás pescar sobre el hielo, pero también podrás salir a esquiar o patinar. En cualquier caso, ¡que no falte una sauna!

El bosque también es una fuente de recursos inmensa. Recoger setas o bayas siempre es un plan agradecido, así como asar unas salchichas (makkara). Igualmente, pasear y gozar de la paz y el canto de los pájaros es lo mejor que puedes hacer para desconectar. Si lo prefieres, coge una bicicleta y recorre todos los caminos habidos y por haber.

Casa campo lago sauna
¿Ya estás preparado para una sauna?

Aprovecha todas las estaciones

El invierno, el verano, la primavera, el otoño. Cada estación tiene sus particularidades que en Finlandia son especialmente notables. En invierno, bueno, qué te voy a decir. Nieve, nieve y más nieve. En verano, en cambio, puedes disfrutar de una temperatura muy agradable. El ambiente también es muy acogedor, ya que las calles están llenas de vida y la naturaleza, en su punto álgido.

La primavera, aunque en principio no pueda parecer atractiva, tiene su punto. En Laponia se puede esquiar hasta prácticamente la llegada del verano y es un buen momento para ver la aurora boreal. De hecho, marzo y septiembre suelen considerarse los mejores meses por la menor presencia de nubes. De igual forma, la explosión que viven los bosques a finales de primavera también es digno de ver. Otoño es todo lo contrario, el declive, pero incluso eso se puede apreciar como un espectáculo. El ruska, o cuando los árboles se tiñen de distintos colores (amarillo, rojo, naranja), es una maravilla que en esta región se aprecia perfectamente.

LEER MÁS |Ruska, el espectáculo de colores de los bosques finlandeses

Como ya dije antes, si en un viaje no lo puedes ver todo, haz dos. O tres. O cuatro. O... Mira, ve buscando la próxima fecha y después ya decides cuándo volver. ¿Ya tienes pensada una fecha para pasar tus vacaciones en Finlandia?

Deja un comentario