Road trip a Laponia: dónde comer, qué ver en el camino…

Publicado el Actualizado el

Tener coche es fundamental en el norte de Finlandia para poder desplazarse con libertad ante un transporte público escaso. Es por eso que muchos finlandeses optan por coger su propio vehículo y aventurarse en un road trip a Laponia.

Puede parecer duro afrontar las 12 horas de trayecto, pero con las paradas para estirar las piernas, una comida buena y barata y una agradable compañía no te darás ni cuenta. Aquí te cuento un par de consejos sobre qué hacer para que el viaje pase volando.

restaurante Vaskikello
¿Acaso no te maravilla este coche clásico que encontramos en Vaskikello?

En nuestro caso fuimos en septiembre desde Villähde, situado cerca de Lahti, a 100 kilómetros de Helsinki. Nuestro destino era Luosto, a donde queríamos llegar antes de quedarnos sin luz natural. Para eso, y aquí la paradoja, tuvimos que salir a las 5:45 horas, cuando aún no había salido el sol. Y esto implica también irse a dormir pronto durante la noche anterior -y olvidarse de ver el partido de la selección.

La ruta que tomamos está claramente definida: debíamos incorporarnos a la ruta europea E75 hasta Torvinen y después desviarnos por la carretera secundaria 962, llamada Pyhä-Luostontie. No tenía mucho misterio el camino que debíamos tomar y con el GPS activado era extremadamente complicado perderse.

LEER MÁS | Alquila ya tu cabaña de ensueño en Laponia

Pasadas las nueve de la mañana ya estábamos en Viitasaari. ¡Habíamos recorrido cerca de 270 kilómetros y apenas había empezado el día! Lo malo es que el cielo estaba encapotado y no nos dejó gozar del lugar igual que si brillara el sol. Paramos en una estación de servicio -no nos complicamos la vida- al lado del lago que rodea el pueblo. El nivel ya sabíamos que no iba a ser gran cosa, pero para un chocolate caliente y un korvapuusti ya nos servía.

viaje carretera Finlandia
Así estaban los precios del carburante en Viitasaari. Mejor encontrar un sitio un poco más barato…

Continuamos el camino hacia el norte por la E75 hasta que una hora y media más tarde hallamos Vaskikello. ¿Vas-qué? Se trata de una curiosa parada de carretera que puede presumir de tener cientos de campanas de todo tipo, las principales de origen germano. De hecho, en su Facebook aseguran que tienen la colección más grande del mundo. ¿Cómo acabaron tantas allí? Aún estoy investigándolo. Si deseas tomar el almuerzo allí puedes hacerlo, lo que nosotros aún no nos animamos por lo temprano que era y por los elevados precios.

La ruta hacia Luosto proseguía y a la vez el paisaje iba mutando a medida que avanzaba el cuentakilómetros. Los colores del bosque en otoño, el ruska, se van notando con mayor fuerza a medida que nos acercamos al círculo polar ártico. Si al comienzo del viaje los árboles eran casi todos verdes, a la llegada a Laponia ya se apreciaba el tono amarillo de las hojas.

Dónde comer en un ‘road trip’ a Laponia

Cuando ya casi eran las dos de la tarde, las tripas empezaron a rugir, señal inequívoca de que el hambre arreciaba. Estábamos a la altura de Simo, una población al norte de Oulu. Un cartel atrajo nuestra atención: Helmin Lounaskahvila. No aparentaba ser una localidad turística, así que con un poco de suerte encontraríamos comida barata. No nos equivocamos: allí se puede comer perfectamente por menos de 10 euros por persona, un precio muy competitivo para lo que suele ser Finlandia. Había tanto un pequeño bufé como platos a la carta. Yo aproveché una oferta de una hamburguesa con un refresco incluido. Hay que decir que les salió de lujo, y encima tenía un tamaño generoso. El bizcocho con su capa de chocolate que luego ‘robé’ a uno de mis acompañantes también se notaba que era casero y mereció la pena para rematar el almuerzo.

road trip Laponia
¿Nos acompañas en nuestro viaje en carretera hacia Laponia?

Ya con el estómago lleno, cogimos el coche y después de hacernos un pequeño lío conseguimos reincorporamos a la E75 -por cierto, también conocida como la carretera nacional 4-, que en este tramo comparte denominación con la ruta europea E8. Nuestro siguiente destino, Rovaniemi.

En un periquete llegamos a la capital lapona, donde aprovechamos para cargar el maletero de comida. Tras el paso exprés por el centro comercial, llegamos a una de las paradas estrella. Justo en el lugar donde cruza el círculo polar ártico –Napapiirilocalizamos el popular Santa Claus Village, traducido al español como Pueblo de Papá Noel.

El día continuaba siendo gris, con nubes que a ratos descargaban. Por tanto, la visita al Pueblo de Papá Noel no fue tan lucida como habría deseado. Sin embargo, lo que encontramos dentro de su cuartel general lo compensaba con creces. ¡Por fin conocimos a Joulupukki! El trato, de 10, y además cayó un regalito adelantado.

A todo esto, ¿ya has visto el vlog sobre nuestro road trip a Laponia?

Los últimos kilómetros del viaje a Luosto

Al momento de regresar a nuestro vehículo -un híbrido- eran las 17 horas, con lo que ya casi cumplíamos las 12 horas sobre el asfalto. Aún quedaban otros 90 minutos para llegar a nuestra cabaña de Luosto. Era de esperar que en este último tramo fuéramos a encontrar algún reno por la carretera. Y así ocurrió. A apenas unos kilómetros de alcanzar nuestro destino final, se nos cruzó uno delante del coche. Por suerte, nuestro chófer frenó a tiempo y todos salimos ilesos, aunque con el susto en el cuerpo.

Finalmente el viaje en carretera a Laponia acabó sin ningún incidente y con una sola parada para repostar. Con el precio de la gasolina 95 a 1,619 euros el litro, gastamos 53,64 euros para dejar el tanque lleno. Al ser un híbrido nos ayudamos mucho de la electricidad, así que con un vehículo convencional puede que te veas obligado a visitar más a menudo estas gasolineras de autoservicio y sin empleados y dejarte unos 100 euros por el camino. De todas formas, es algo más económico que llevar tu automóvil en el tren.

LEER MÁS | Así adelantan la temporada de esquí las estaciones de Laponia

Ahora cuéntanos tus experiencias en el road trip a Laponia. ¿Tienes algún sitio más donde nos recomendarías que paremos a comer? Déjanos tus consejos aquí y demás comentarios abajo.

Deja un comentario